SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Quién se distrae más al volante?

Los mensajes de texto, hablar por el celular, comer, beber... esas distracciones constituyen un peligro al conducir, y es más probable que aparezcan en los hombres jóvenes, muestra una investigación reciente.

Las personas más propensas a las distracciones mientras conducen con frecuencia también tienden a pensar que "no es importante", y que es socialmente aceptable, encontró el estudio noruego.

Esos conductores con frecuencia también sentían que tenían poco control respecto a las distracciones.

Por otra parte, las mujeres mayores y las personas que pensaban que sí podían controlar las conductas de distracción, fueron las más capaces de mantener la concentración donde debían: en la carretera.

"Encontré que los hombres jóvenes estaban entre los más propensos a reportar distracciones", afirmó el autor líder del estudio, Ole Johansson, del Instituto de Economía del Transporte de Noruega. "Entre las otras personas con tendencia a la distracción se encontraban las que conducen con frecuencia, y las que tienen personalidades neuróticas y extrovertidas".

Según los autores del estudio, la Organización Mundial de la Salud estima que cada año se pierden más de un millón de vidas en las carreteras debido a las distracciones al conducir. Y solo hay que quitar los ojos de la carretera dos segundos para que el riesgo de accidente aumente de forma significativa, anotaron los investigadores.

La distracción más común

Pero la encuesta noruega de estudiantes de secundaria y adultos arrojó buenas noticias: las tasas generales de distracciones durante la conducción fueron bajas, y "sintonizar la radio" fue la fuente más común de distracción.

El estudio aparece en la edición del 17 de noviembre de la revista Frontiers in Psychology.

Una forma de reducir las distracciones al conducir podría implicar que los conductores creen sus propios planes de prevención, planteó Johansson. Por ejemplo, simplemente ofrecer a las personas información sobre las distracciones al conducir hace que la gente sea consciente del problema.

Las intervenciones de ese tipo "se podrían enfocar en los grupos de alto riesgo, como los hombres jóvenes con unas malas actitudes respecto a las distracciones al conducir y unas creencias bajas de que pueden controlar sus distracciones", señaló Johansson en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre las distracciones al conducir.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad