¿Qué es la viruela del mono? ¿Deben los estadounidenses preocuparse?

La viruela del mono se observó por primera vez en Reino Unido, Portugal, España y otros países europeos a principios de mayo. El viernes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. estaban monitorizando una posible infección en seis personas en Estados Unidos. Se sentaron al lado de un pasajero infectado en un vuelo de Nigeria a Reino Unido a principios de mayo.

Los funcionarios de los CDC también están investigando un caso confirmado de viruela del mono en un hombre de Massachusetts que había viajado hacía poco a Canadá, según CNN. Y el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York está investigando una posible infección en el Hospital de Bellevue de la ciudad.

¿Qué es la viruela del mono? ¿Deben los estadounidenses preocuparse?
| Foto: HEALTHDAY

A pesar de todas estas infecciones recientes en áreas donde el virus es poco común, y una nueva preocupación de que la enfermedad se pudiera propagar mediante el contacto sexual, los expertos en salud desaconsejan que haya una alarma. A diferencia de las enfermedades de surgimiento reciente, como la COVID-19, la viruela del mono se comprende bien y hay tratamientos efectivos disponibles.

"Nadie debe entrar en pánico", señaló Anne Rimoin, catedrática de enfermedades infecciosas y salud pública de la Universidad de California, en Los Ángeles. "La viruela del mono es un virus conocido que se está introduciendo en una población nueva".

La enfermedad comienza con fiebre, ganglios linfáticos inflamados y otros síntomas gripales, seguidos por un sarpullido característico en la cara que se propaga a otras áreas, incluyendo a los genitales, las manos y los pies.

La transmisión sexual es una posibilidad

Los síntomas son similares a los de la viruela, pero más leves, dijo Rimoin.

"Puede durar varias semanas, y las personas pueden sentirse bastante enfermas", comentó. Pero hay tratamientos efectivos disponibles.

La viruela del mono se propaga sobre todo de animales a humanos, y con menos frecuencia de una persona a otra, porque se necesita un contacto cercano con los fluidos corporales, añadió Hannah Newman, directora de epidemiología del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Cualquiera que experimente un sarpullido o una lesión inusuales y que tenga factores de riesgo [o que haya tenido encuentros sexuales con alguien que los tenga] debe buscar atención de inmediato", planteó.

Muchos de los casos más recientes han ocurrido entre hombres gais y bisexuales.

El lunes, Enrique Ruiz Escudero, consejero de sanidad de Madrid, capital de España, dijo que la ciudad ha registrado 30 casos confirmados de viruela del mono hasta ahora. Afirmó que las autoridades están investigando los vínculos potenciales entre un evento reciente del Orgullo Gay en las Islas Canarias, al que asistieron 80,000 personas, y los casos en un sauna de Madrid.

Según Newman, "parece que podría haber un componente de transmisión sexual en el brote actual, que no hemos visto en brotes anteriores". Los hombres gais o bisexuales quizá estén en un riesgo particular en el brote actual, anotó.

Pero "siento que es un virus que comprendemos, tenemos vacunas contra el virus, tenemos tratamientos contra el virus, y se propaga de forma muy distinta que el SARS-CoV-2 (el virus que provoca la COVID-19)", declaró el domingo a ABC News el Dr. Ashish Jha, coordinador de la respuesta a la COVID-19 de la Casa Blanca.

"No es tan contagiosa como la COVID. Siento confianza en que podremos controlarlo", aseguró Jha. "Pero lo monitorizaremos de cerca y usaremos las herramientas que tenemos para asegurar que podamos continuar previniendo una mayor propagación y cuidando a las personas que se infecten".

Nuevas preguntas

Los factores de riesgo de los brotes anteriores incluían el contacto con animales vivos o muertos, y el consumo de carne de caza de animales salvajes, apuntó Newman.

Una vez el virus pasa de un animal a un humano, la transmisión de humano a humano puede ocurrir mediante el contacto directo con las gotitas respiratorias, los fluidos corporales o las lesiones en la piel.

En África, entre un 1 y un 15 por ciento de las personas con viruela del mono fallecen del virus. "La enfermedad grave y [la muerte] son más frecuentes entre los niños, los adultos jóvenes y los individuos inmunocomprometidos", aseguró Newman.

El virus se descubrió por primera vez en 1958, cuando ocurrieron dos brotes de una enfermedad parecida a la viruela en monos. El primero caso humano conocido ocurrió en 1970 en la República Democrática del Congo, y desde entonces se ha reportado en humanos en otros países de África Central y Occidental, según los CDC.

Aunque no ocurre naturalmente en Estados Unidos, esta no es la primera vez que se ha visto viruela del mono en este país. Un brote de 2003 se vinculó con perros de la pradera importados como mascotas.

Quedan muchas preguntas sobre el nuevo brote.

"Debemos monitorizarlo y comprender cómo se comporta y cómo se ha introducido en la nueva población", planteó Rimoin.

Este brote parece vincularse con la cepa de la viruela del mono de África Occidental, que Rimoin señaló que es menos transmisible y tiende a provocar unos síntomas más leves que la cepa de África Central.

"Una vez estos detalles estén disponibles, sabremos mucho más", aseguró.

Este brote no resulta sorprendente del todo, añadió. En los últimos años, también han surgido casos de viruela, que se había erradicado.

"No es sorprendente que veamos que ocurren otros virus de la viruela por el mundo como resultado", dijo Rimoin.

Ya hay vacunas

Por suerte, la vacuna contra la viruela puede proteger a las personas de la viruela del mono.

De hecho, el gobierno de EE. UU. ya realizó un pedido de 119 millones de dólares de la vacuna, con la opción de adquirir más. Las autoridades de salud británicas están ofreciendo vacunas contra la viruela a algunos trabajadores de la atención de la salud, y a otros que podrían haberse expuesto a la viruela del mono.

La buena noticia es que los brotes de viruela del mono son poco comunes y en general duran poco, aseguró Newman.

Por ejemplo, el brote de 2003 en EE. UU. se contuvo con rapidez mediante pruebas extensas, el despliegue de la vacuna y los tratamientos contra la viruela, y la orientación para los pacientes, los proveedores de atención de la salud, los veterinarios y otros responsables de animales.

"Las 47 personas se recuperaron, y ninguno de los 47 casos propagó la enfermedad a otra persona", comentó.

Antes, solo se habían visto casos de viruela del mono entre personas con vínculos con el África Central y Occidental, según Associated Press. Pero en la semana anterior, Estados Unidos y varios países más han reportado infecciones, sobre todo en hombres jóvenes que no habían viajado antes a África.

Francia, Alemania, Bélgica y Australia confirmaron los primeros casos el viernes, reportó AP.

"Esto me sorprende. Cada día, despierto y hay más países infectados", comentó el virólogo Oyewale Tomori, miembro de varios consejos asesores de la Organización Mundial de la Salud.

"No es el tipo de propagación que hemos visto en África Occidental, así que quizá en Occidente esté sucediendo algo nuevo", dijo a AP.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la viruela del mono.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Hannah Newman, MPH, director, infection prevention, Lenox Hill Hospital, New York City; Anne Rimoin, PhD, MPH, professor, epidemiology, and director, Center for Global and Immigrant Health, University of California, Los Angeles; Associated Press, May 20, 2022; CNN, May 20, 2022

Comparte tu opinión