¿Pueden unos antihipertensivos de uso común aumentar el riesgo de cáncer de piel?

LUNES, 12 de abril de 2021 (HealthDay News) -- La mayoría de las personas están familiarizadas con los consejos comunes sobre la protección solar, desde utilizar y volver a aplicarse el protector solar, hasta ponerse un sombrero.

Pero un estudio canadiense reciente ha encontrado que, para las personas que toman ciertos antihipertensivos, esos consejos se vuelven todavía más cruciales, ya que estos medicamentos pueden aumentar la sensibilidad a los nocivos rayos ultravioleta (UV) del sol.

¿Pueden unos antihipertensivos de uso común aumentar el riesgo de cáncer de piel?

Los investigadores revisaron los datos de casi 303,000 adultos de más de 65 años de Ontario a quienes se les recetaron medicamentos para la hipertensión. Entonces, el estudio comparó sus antecedentes de cáncer de piel con los de más de 605,000 adultos que no tomaban antihipertensivos.

Los hallazgos mostraron que ciertos tipos de antihipertensivos, conocidos como diuréticos tiazídicos, se asociaban con unas tasas más altas de cáncer de piel queratinocítico, que incluye al carcinoma basocelular, el carcinoma de células escamosas, el carcinoma de queratinocitos avanzado y el melanoma.

"Nuestro hallazgo no pretende descartar los diuréticos tiazídicos para los pacientes", subrayó el Dr. Aaron Drucker, autor del estudio e investigador clínico del departamento de dermatología de la Facultad de Medicina Alpert de la Universidad de Brown, en Providence, Rhode Island.

"En general, es más bien una posible señal para alguien de que podría tener un riesgo más alto de cáncer de piel, si ha sufrido uno en el pasado o tiene una piel muy clara y grandes daños causados por el sol, que podría predisponerlo aún más a un cáncer de piel. Entonces sí que se podría tener en consideración una alternativa para una persona así", dijo Drucker.

Otros cuatro tipos de antihipertensivos, los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), los betabloqueadores, los bloqueadores del receptor de angiotensina II (BRA), y los bloqueadores de los canales de calcio (BCC), no se asociaron con un riesgo de cáncer de piel.

"Ninguno de los otros medicamentos antihipertensivos muestra la misma señal, así que, en cierto modo, tenemos cuatro controles negativos", afirmó Drucker.

Estudios anteriores habían mostrado un riesgo más alto de cáncer de piel entre las personas que tomaban el medicamento, también conocido como hidroclorotiazida. Este es el medicamento tiazídico más común, que dio lugar a las advertencias contra el uso prolongado de Health Canada, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. y la Agencia Europea de Medicamentos, señalaron los autores del estudio.

Este nuevo estudio siguió a las personas a lo largo del tiempo para determinar si el riesgo se dio no solo porque la persona tomaba estos medicamentos, sino también si la dosis acumulada o la duración podrían afectar al riesgo de cáncer de piel. Los hallazgos mostraron que una mayor exposición acumulada (tomar los medicamentos durante un periodo más largo) se asociaba con unas tasas más altas de cáncer de piel.

"Si toma estos medicamentos durante solo unos años, no tiene un impacto importante en su riesgo de cáncer. Pero una persona que ha tomado, por ejemplo, 25 miligramos de hidroclorotiazida durante 10 años, en nuestro estudio, esa persona tendría un riesgo un 40 por ciento más alto de carcinoma de queratinocitos", dijo Drucker. Si se mantuviera esa misma dosis durante 20 años, el riesgo relativo aumentado, en comparación con otra persona que no ha tomado hidroclorotiazida, es un 75 por ciento más alto, añadió.

"Por lo tanto, existe un gran efecto de cuánto ha tomado y durante cuánto tiempo, que creo que es importante transmitir", explicó Drucker.

La exposición a la radiación ultravioleta es el factor de riesgo ambiental más importante del cáncer de piel. La fototoxicidad inducida por los medicamentos puede causar un daño celular en la piel, lo que aumenta el potencial carcinógeno del sol, señalaron los autores del estudio en el informe, que se publicó el 12 de abril en la revista CMAJ.

El Dr. John Strasswimmer es un dermatólogo certificado por la junta, de Florida, y vocero de la Skin Cancer Foundation. No participó en el estudio, pero comentó los hallazgos.

"El cáncer de piel es un tipo importante de cáncer que está aumentando en Estados Unidos", señaló. "Y, lamentablemente, aunque estamos mejorando cada vez más en su tratamiento, debido a la gran cantidad de tumores, todavía mueren demasiadas personas por cáncer de piel. Incluso para aquellas personas que no mueren, se convierte en un gran problema [de salud]. Realmente perjudica a su calidad de vida".

Strasswimmer dijo que espera que este estudio anime a las personas que toman este medicamento de uso común a practicar una correcta protección solar. No hay un bronceado seguro excepto, quizá, un bronceado con aerosol, añadió. Cualquier exposición que provoque el bronceado también puede provocar cambios precancerosos y cancerosos en la piel.

Recomienda permanecer en la sombra siempre que sea posible. Cubrirse la cabeza. Utilizar ropa UV de buena calidad. Y cubrir las otras partes del cuerpo con un protector solar de buena calidad. No olvidar volver a aplicarlo, porque se puede descomponer, afirmó Strasswimmer. Las personas deberían familiarizarse también con el aspecto del cáncer de piel.

"El cáncer de piel es una enfermedad sumamente importante de la que hay que cuidarse", advirtió. "Sin embargo, no es la única". Señaló que las enfermedades cardiacas y la hipertensión son asesinos silenciosos que provocan muchas muertes en Estados Unidos. "Así que lo último que nos gustaría ver es que las personas estén considerando dejar de tomar sus medicamentos", concluyó Strasswimmer.

"En esta situación, en que las personas podrían tener un riesgo muy alto de desarrollar cáncer de piel o quizás han tenido un riesgo alto de cáncer de piel, no hay duda de que esto podría dar lugar a una conversación con su médico de atención primaria para averiguar si se podría realizar un cambio que fuera equivalente", sugirió.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre el cáncer de piel.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Aaron Drucker, MD, board-certified dermatologist and clinical investigator, department of dermatology, Brown University Alpert Medical School, Providence, R.I.; John Strasswimmer, MD, PhD, board-certified dermatologist, Delray Beach, Fla., spokesperson, Skin Cancer Foundation, and clinical professor, medicine/research professor of science, Florida Atlantic University, Boca Raton, Fla.; CMAJ (Canadian Medical Association Journal), April 12, 2021

Comparte tu opinión