¿Puede el CBD ayudar a frenar la COVID? Tal vez, pero se necesitan más estudios

LUNES, 24 de enero de 2022 (HealthDay News) -- El cannabidiol, un compuesto derivado de la marihuana, parece mostrar potencial para bloquear la replicación del virus de la COVID y prevenir su propagación, muestran estudios de laboratorio y con animales.

El CBD inhibió la capacidad del coronavirus para propagarse en muestras de células pulmonares humanas, y también suprimió la infección con la COVID-19 en los pulmones y en los conductos nasales de ratones de laboratorio. Aunque la investigación con animales no siempre da resultado en los humanos, el éxito del CBD quizá no se limite al laboratorio.

¿Puede el CBD ayudar a frenar la COVID? Tal vez, pero se necesitan más estudios

Las personas que toman Epidiolex, una forma de CBD aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. que se utiliza para tratar la epilepsia, tuvieron unas tasas significativamente más bajas de pruebas positivas de COVID-19 que las personas a quienes no se había recetado el fármaco, informan los investigadores.

Pero todavía no se apresure a ir a su dispensario local: los investigadores obtuvieron estos resultados al usar un polvo de CBD altamente purificado.

El tipo de aceite de CBD que se puede comprar en la tienda local de cannabis no contiene una concentración suficientemente alta del compuesto para hacer alguna diferencia, explicó la investigadora principal, Marsha Rich Rosner, profesora de investigación en cáncer de la Universidad de Chicago.

"Tuvimos una visión de personas que tomaban CBD y que decían que ya no necesitaban vacunarse ni usar una máscara. No es así", enfatizó Rosner. "No estamos diciendo, nunca, que se deba sustituir la vacuna ni ninguna otra medida de precaución por el CBD".

Más bien, Rosner y sus colaboradores hacen un llamamiento para que haya ensayos clínicos con humanos para determinar la dosis de CBD purificado que podría ayudar a combatir a una nueva infección con la COVID-19.

"En realidad sugerimos que se realice un ensayo similar al que se realizaría con las vacunas, ya sea como un ensayo sobre la prevención o como tratamiento en etapa inicial tras una prueba", aclaró Rosner.

El Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad en la Salud Johns Hopkins, en Baltimore, se mostró de acuerdo en que el tratamiento es promisorio, pero que amerita más investigación.

"Se trata de un estudio temprano que necesita confirmación adicional, pero sí provee un camino hacia nuevas formas para ayudar a luchar contra la COVID-19", aseguró Adalja. Mientras más herramientas tengamos, mejor nos irá. Pero se necesitan más estudios sobre los mecanismos de administración del CBD, las concentraciones de CBD, e idealmente la administración de CBD en un ensayo aleatorio prospectivo para explorar más a fondo este hallazgo y su aplicabilidad clínica".

Rosner afirmó que el descubrimiento de su grupo sobre el potencial del CBD como arma contra la COVID fue "una completa serendipia". Rosner es bióloga del cáncer, y conocía al CBD debido a sus efectos antiinflamatorios.

Como la mayor parte del daño que produce una infección con la COVID-19 proviene de la reacción exagerada del sistema inmunitario humano al virus, Rosner y sus colaboradores pensaron que el CBD podría ayudar a prevenir que la inflamación dañara a los pulmones y otros órganos del cuerpo.

En vez de esto, las pruebas de laboratorio mostraron que el CBD inhibe de forma directa a la capacidad del virus de replicarse, lo que frena su propagación en las células humanas. Los ratones tratados con CBD durante una semana pudieron suprimir la infección con la COVID-19 en sus pulmones y conductos nasales.

"Solo queríamos saber si el CBD afectaría al sistema inmunitario", apuntó Rosner en un comunicado de prensa de la Universidad de Chicago. "Ninguna persona en sus cabales habría pensado nunca que bloqueaba la replicación viral, pero eso es lo que hizo".

Para ver si el CBD tiene algún potencial en el mundo real, el equipo de la investigación analizó los datos de 1,212 pacientes con epilepsia a quienes se recetó Epidiolex.

Las personas que tomaban Epidiolex tuvieron una reducción de un 35 a un 52 por ciento en las probabilidades de sufrir una infección con la COVID-19, en comparación con un número equivalente de personas de un grupo de control a quienes no se había recetado el fármaco, según los datos, que provienen de la Colaboración Nacional de Cohorte de la COVID, que cuenta con financiación federal.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 20 de enero de la revista Science Advances.

Los investigadores creen que el CBD lucha contra la COVID-19 al hacer que las células liberen interferón, un compuesto bioquímico que sabotea la capacidad de los virus de replicarse en las células, comentó Rosner.

"Mostramos que el CBD aumenta la cantidad de este factor [el interferón], y si se bloquea la acción de este factor, en realidad se contrarresta el efecto del CBD, y el virus puede replicarse de nuevo", aclaró Rosner.

El CBD no afecta la capacidad del coronavirus de entrar en las células. Más bien, bloquea la replicación del virus una vez ya ha entrado a las células, informaron los investigadores.

Pero es probable que las personas necesiten unos niveles altos de CBD en sangre para que esto funcione, dijo Rosner. Aquí entran en juego la pureza, la dosis y el tipo de CBD.

"La forma en que el CBD se formula en realidad determina qué cantidad puede llegar a la sangre", observó Rosner. "Si se introduce como un aceite, no es muy hidrosoluble, y con frecuencia se dirigirá al hígado donde se metaboliza y descompone. Hay que asegurar que haya suficiente en la sangre para que sea activo".

Tampoco se debe pensar que se puede fumar marihuana y obtener suficiente CBD como para protegerse de esta forma. Al fumar, no se absorbe suficiente CBD, y también se ingiere demasiado THC, el compuesto psicoactivo de la marihuana, advirtió Rosner.

"Evaluamos el THC. No funciona. Además, cuando añadimos THC al CBD, evitó que el CBD bloqueara la replicación del virus", concluyó Rosner.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre los tratamientos para la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Marsha Rich Rosner, PhD, professor, cancer research, University of Chicago; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Science Advances, Jan. 20, 2022

Comparte tu opinión