¿Podría un tipo de estatina aumentar el riesgo de demencia?

MARTES, 15 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Ciertos tipos de medicamentos que reducen el colesterol podrían acelerar la demencia en algunos adultos mayores cuya memoria comienza a fallar, sugiere un pequeño estudio preliminar.

Los investigadores encontraron que, de 300 adultos mayores con un deterioro cognitivo y de memoria leve, los que utilizaban estatinas "lipofílicas" tenían más probabilidades de desarrollar demencia durante los siguientes ocho años.

¿Podría un tipo de estatina aumentar el riesgo de demencia?

Las estatinas lipofílicas incluyen medicamentos de uso común como la simvastatina (Zocor), la atorvastatina (Lipitor), y la lovastatina (Altoprev).

Se consideran lipofílicas debido a que les atrae la grasa y pueden llegar hasta muchos tejidos corporales, incluido el cerebro. Esto contrasta con las estatinas hidrofílicas, como la rosuvastatina (Crestor), y la pravastatina (Pravachol), que actúan sobre todo en el hígado.

En este estudio, no hubo un vínculo entre estas estatinas y un mayor riesgo de demencia.

Los hallazgos no prueban que las estatinas lipofílicas aumenten directamente el riesgo de demencia, advirtieron los expertos. Pero se suman a un conjunto de pruebas contradictorias sobre las estatinas y la función cerebral.

"Esto añade otra pieza a un rompecabezas complicado", dijo Dan Berlau, profesor de farmacia de la Universidad Regis en Denver, que no participó en la nueva investigación, pero que estudia la memoria y los trastornos del cerebro.

Afirmó que el colesterol alto en la mediana edad está relacionado con un mayor riesgo de demencia en el futuro. En cuanto a si tomar estatinas podría reducir este riesgo, dijo Berlau, la mayoría de los estudios han llegado a dos conclusiones: los medicamentos no muestran ningún efecto, o muestran un efecto protector.

Si las estatinas son protectoras, una de las razones puede ser sus beneficios cardiovasculares. Reducen el colesterol "malo", y ayudan a prevenir que las placas de grasa obstruyan las arterias que irrigan al cerebro.

Pero otros tipos de medicamentos para el colesterol no se han relacionado con un riesgo más bajo de demencia, señaló Berlau, lo que sugiere algo especial sobre las estatinas. La investigación en los animales ha sugerido que los medicamentos podrían disminuir la formación de "placas" relacionadas con el Alzheimer o contrarrestar la inflamación del cerebro, por ejemplo.

Sin embargo, también existen evidencias que vinculan a las estatinas con problemas cognitivos (de pensamiento y memoria) a corto plazo, señaló Berlau. Algunos usuarios de estatinas han desarrollado problemas cognitivos durante la utilización de los medicamentos, problemas que desaparecen cuando se suspende el medicamento. (Las etiquetas de las estatinas ahora llevan una advertencia al respecto).

Se ha planteado la teoría de que, en algunas personas, las estatinas lipofílicas podrían reducir los niveles de colesterol en el cerebro por debajo del umbral necesario para la cognición normal.

Según Berlau, es difícil saber cómo cuadrar esto con estudios de grandes poblaciones que muestran un riesgo menor de demencia entre los usuarios de las estatinas, la mayoría de los cuales tomaban medicamentos lipofílicos.

Este último estudio indagó con mayor profundidad, dijo la líder del proyecto, Prasanna Padmanabham, del programa de investigación para estudiantes de farmacología molecular y médica de la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA).

Los investigadores separaron a los adultos mayores en grupos en base a tres factores: su estado cognitivo inicial, sus niveles de colesterol iniciales, y el tipo de estatina que estaban utilizando.

De los 303 participantes con un deterioro cognitivo leve, 200 tenían unos niveles de colesterol total normales o casi normales. Resultó que las estatinas lipofílicas se vincularon con un mayor riesgo de demencia solo entre esas personas.

En este grupo, el 24 por ciento de los usuarios de estatinas lipofílicas desarrollaron demencia durante los siguientes ocho años, frente al 10 por ciento de las personas que no utilizaron ninguna estatina y el 11 por ciento de los usuarios de estatinas hidrofílicas.

Además, los escáneres cerebrales revelaron ciertos cambios vinculados a la demencia entre los usuarios de estatinas lipofílicas, pero no entre las personas que tomaban estatinas hidrofílicas, dijeron los investigadores.

Padmanabham presentó los hallazgos en la reunión anual de la Sociedad de Medicina Nuclear e Imágenes Moleculares, que se realizó en línea del 11 al 15 de junio, y los hallazgos se publicaron recientemente en un suplemento de la revista Journal of Nuclear Medicine.

Nadie debería deshacerse de sus estatinas basándose en estos hallazgos, advirtió el Dr. Dan Silverman, investigador sénior y profesor de farmacología molecular y médica de la UCLA.

En primer lugar, dijo, el riesgo elevado de demencia se observó solo en un grupo exclusivo de personas.

Y en general, la decisión de utilizar estatinas y la elección del medicamento dependen de varios factores, añadió Silverman.

Estos factores incluyen el riesgo individual de enfermedad cardiovascular de cada persona y si existen afecciones médicas coexistentes, como la enfermedad renal.

Dicho esto, si las personas con deterioro cognitivo leve y niveles de colesterol bastante bajos toman estatinas lipofílicas, quizás deban hablar con su médico sobre un cambio, dijo Silverman.

Las estatinas hidrofílicas ayudan a mantener bajo control el colesterol en la sangre sin pasar al cerebro.

No está claro por qué las estatinas lipofílicas conllevaron un mayor riesgo de demencia solo entre los participantes del estudio con el colesterol más bajo. Pero es posible, afirmó Silverman que, en las personas con un colesterol más alto, los beneficios de los medicamentos superen cualquier efecto potencialmente nocivo en el cerebro.

Berlau se hizo eco del mensaje de que los pacientes no deberían abandonar las estatinas. "Disponemos de muchas evidencias que relacionan a las estatinas con un efecto protector contra la demencia", señaló.

Y en base a los beneficios cardiovasculares bien establecidos, Berlau dijo que "las seguiría recomendando".

Más información

La Bright Focus Foundation ofrece más información sobre las estatinas y la demencia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Prasanna Padmanabham, student research program, molecular and medical pharmacology, University of California, Los Angeles; Dan Silverman, MD, PhD, professor, department of molecular and medical pharmacology, University of California, Los Angeles; Dan Berlau, PhD, professor, School of Pharmacy, Regis University, Denver; presentation, Society of Nuclear Medicine and Molecular Imaging annual meeting, June 11 to 15, 2021, online

Comparte tu opinión