¿Podría el vapeo ayudar a los fumadores a dejarlo, incluso cuando no lo intentan?

MIÉRCOLES, 29 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Algunos fumadores que adoptan el vapeo podrían dejar los cigarrillos del todo, incluso sin tener esta intención, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores lo consideran como una señal esperanzadora de que el uso diario de los cigarrillos electrónicos pueda tener un rol para ayudar a las personas a dejar de fumar.

¿Podría el vapeo ayudar a los fumadores a dejarlo, incluso cuando no lo intentan?

"Nuestro estudio se enfocó en los fumadores que no estaban planificando dejar de fumar en ningún momento, un grupo de fumadores que en general son tan adictos a la nicotina que es difícil para ellos pensar en pasar incluso un día sin fumar un cigarrillo, y encontramos que tenían ocho veces más probabilidades de dejar de fumar cuando adoptaban el vapeo a diario", señaló el investigador principal, Karin Kasza.

Los fumadores entregados con frecuencia han fumado de forma empedernida durante mucho tiempo y, como resultado, tienen el riesgo más alto de un cáncer de pulmón y de otros problemas de salud provocados por fumar, comentó Kasza, científico de investigación del departamento de conductas de salud del Centro Oncológico Integral Roswell Park en Buffalo, Nueva York.

"El vapeo podría ofrecer a este grupo de fumadores la esperanza de romper este círculo y de al final convertirse en exfumadores de cigarrillos", afirmó Kasza.

No está claro por qué los fumadores del estudio cambiaron a los cigarrillos electrónicos, o si algunos volvieron a los cigarrillos tradicionales. Pero los investigadores especularon que algunos fumadores empedernidos que prueban el vapeo observan que pueden pasar un día sin un cigarrillo, porque el vapeo satisface su hábito de nicotina.

"Este es el primer y más importante paso para cambiar la forma en que estos fumadores piensan sobre su hábito, y que quizá sea posible que conviertan este primer día libre de cigarrillos en el inicio de toda una vida libre de cigarrillos", planteó Kasza.

Los cigarrillos electrónicos se introdujeron en Estados Unidos en 2006, apuntaron los investigadores en las notas de respaldo. Los estudios han mostrado que las personas usan cigarrillos electrónicos por muchos motivos, que incluyen un intento por dejar de fumar cigarrillos, además de usarlos para seguir fumando en los lugares que no permiten que se fumen cigarrillos, comentó Kasza. Los resultados de estudios en el mundo real sobre los cigarrillos electrónicos como medio para dejar de fumar han sido contradictorios.

En este estudio, Kasza y sus colaboradores recolectaron los datos de 1,600 personas que participaron en el Estudio de evaluación poblacional del tabaco y la salud de 2014 a 2019. Estos participantes no tenían ninguna intención de dejar de fumar cuando el estudio comenzó, y todavía no habían comenzado a vapear. La mayoría eran varones, blancos, de mediana edad y muchos eran pobres y tenían un nivel educativo bajo.

En total, un 6 por ciento dejaron de fumar cigarrillos de tabaco. Y las tasas fueron dramáticamente más altas entre los que comenzaron a vapear: un 28 por ciento de los que vapeaban a diario dejaron de fumar cigarrillos tradicionales, apuntaron los investigadores.

Los cigarrillos electrónicos podrían ser una forma para que los fumadores comiencen a renunciar a la nicotina del todo, dijo Kasza.

Los fumadores deben hablar con sus médicos, que pueden ayudarlos a crear un plan para dejar de fumar que les funcione, planteó. Unos medicamentos aprobados por la FDA, como los parches y los chicles de nicotina, y algunos medicamentos recetados pueden mejorar las probabilidades de éxito, añadió.

"Usualmente, dejar de fumar cigarrillos por completo conlleva más de un intento. En nuestra propia experiencia con las decenas de miles de personas que ayudamos a dejar de fumar cada año, algunos fumadores nos dicen que lo han intentado todo, y que nada funcionaba hasta que probaron el vapeo", apuntó Kasza.

Para el Dr. Len Horovitz, pulmonólogo del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, el estudio resultó esperanzador.

"El estudio me animó un poco, porque pensé que quizá estuvieran cambiando un hábito por otro, pero se están eliminando muchos compuestos nocivos", dijo. "Lo que no quiere decir que los cigarrillos electrónicos carezcan de propelentes nocivos y cosas que sería no mejor darle a un paciente".

Horovitz se mostró de acuerdo en que, para algunos pacientes, el vapeo podría ser una vía para abandonar el hábito de nicotina.

"Los cigarrillos electrónicos son una buena transición respecto a fumar cigarrillos. Entonces, del vapeo, sugeriría el parche como una forma de reducir el nivel de nicotina con el tiempo, y de lograr que la persona deje con éxito la nicotina y cualquier otra cosa que el vapeo contenga", añadió. "Sin duda lo mejor es respirar solo aire".

El informe se publicó en la edición en línea del 28 de diciembre de la revista JAMA Network Open.

Más información

Para más información sobre los cigarrillos electrónicos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Karin Kasza, PhD, research scientist, department of health behavior, Roswell Park Comprehensive Cancer Center, Buffalo, N.Y.; Len Horovitz, MD, pulmonologist, Lenox Hill Hospital, New York City; JAMA Network Open, Dec. 28, 2021, online

Comparte tu opinión