¿Podría el TDAH aumentar las probabilidades de otras afecciones psiquiátricas más graves?


MARTES, 2 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Como si el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) no fuera suficientemente duro para un niño, una investigación reciente sugiere que la afección podría también aumentar las probabilidades de un trastorno psicótico en un momento posterior de la vida.

¿Podría el TDAH aumentar las probabilidades de otras afecciones psiquiátricas más graves?

Pero no debe cundir el pánico entre los padres.

"Diría que este hallazgo no debe alarmar a los padres y a las personas con TDAH, porque el riesgo absoluto de trastornos psicóticos sigue siendo bajo", aclaró una profesora de psiquiatría, la Dra. Gabrielle Shapiro, presidenta del Consejo de Niños, Adolescentes y Sus Familias de la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association).

El Dr. Victor Fornari, vicepresidente de psiquiatría infantil y adolescente del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York, se hizo eco de esa idea. "Lo que está claro es que la inmensa mayoría de los jóvenes con TDAH no desarrollarán psicosis más adelante", enfatizó.

El nuevo análisis observó a 12 estudios anteriores que incluyeron a un total de más de 1.8 millones de participantes, de los cuales poco más de 124,000 habían sido diagnosticados con un TDAH antes de los 18 años. Alrededor de un 1 a un 12.5 por ciento de esos pacientes luego desarrollaron un trastorno psicótico.

Pero no más de un 4 por ciento de los que no tenían TDAH tuvieron el mismo destino, y algunos estudios citaron en esencia un riesgo de cero. En conjunto, esto se traducía a un riesgo de trastorno psicótico cinco veces más alto entre los que tenían antecedentes de TDAH, sin importar su sexo.

¿Qué tan preocupante debe ser esto? Tanto Shapiro como Fornari, que no participaron en la revisión, sugirieron que los hallazgos se deben mantener en contexto. Dijeron que un tema mucho más urgente es asegurar que los niños con TDAH reciban la atención que necesitan en primer lugar.

"Los padres deben saber que deben buscar un tratamiento temprano para sus hijos con TDAH", dijo Fornari, "porque a los niños que los tratan les va mucho mejor que a los que no. Y tratarlos es la mejor forma de prevenir el desarrollo de unos problemas más graves".

Y Shapiro añadió que esto significa "asegurarse de hacer todo lo que podamos para eliminar el estigma de salud mental, de forma que los padres no duden en buscar atención para sus hijos con TDAH".

La nueva revisión, dirigida por el Dr. Mikaïl Nourredine, del Hospital de Servicio y la Universidad de Farmacotoxicología de la Universidad de Lyon, en Francia, se publicó en una edición reciente en línea de la revista JAMA Psychiatry.

Al observar una conexión potencial entre el TDAH y el riesgo de trastorno psicótico, Nourredine y sus colaboradores incluyeron una amplia variedad de diagnósticos, entre ellos la esquizofrenia y el trastorno delirante. Los trastornos del estado de ánimo que pueden originar síntomas psicóticos (como la depresión o el trastorno bipolar) no se incluyeron.

Al final, tanto Shapiro como Fornari anotaron que lo que el equipo de investigación encontró fue una asociación entre el TDAH y un riesgo elevado de enfermedad mental en el futuro, en lugar de una prueba definitiva de una causalidad directa.

Aun así, los investigadores franceses ofrecieron varias teorías que podrían explicar el vínculo. Por ejemplo, sugirieron que tanto el TDAH como los trastornos psicóticos podrían tener su origen en unas predisposiciones genéticas similares. También podrían compartir algunos de los mismos desencadenantes ambientales, o aparecer a través de unas vías de desarrollo similares.

Según Shapiro, "el mensaje de este estudio es que, como científicos, debemos seguir buscando correlaciones para prevenir la enfermedad mental a largo plazo entre nuestros pacientes con TDAH, porque la propensión de un niño con TDAH a recibir algún otro tipo de diagnóstico psiquiátrico en el futuro es sin duda real. Sabemos, por ejemplo, que los niños con TDAH que no reciben tratamiento tienen más casos de depresión, ansiedad y abuso de sustancias".

Fornari señaló que esto significa que "sin duda, se deben monitorizar otros síntomas de salud mental en los niños que reciben tratamiento para el TDAH. Este tipo de seguimiento ya debería formar parte del plan de tratamiento".

Los mejores planes de tratamiento, afirmó Shapiro, "ven a la persona completa. Porque esa es la forma de intentar prevenir diagnósticos comórbidos en el futuro. Y la buena noticia es que veo que los niños con TDAH que reciben un tratamiento adecuado tienen una incidencia más baja de trastornos adicionales en el futuro".

Más información

Aprenda más sobre el TDAH en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Gabrielle Shapiro, MD, chair, Council on Children, Adolescents and Their Families, American Psychiatric Association, and clinical professor, psychiatry, Icahn School of Medicine, Mount Sinai Hospital, New York City; Victor Fornari, MD, MS, vice chair, child and adolescent psychiatry, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.; JAMA Psychiatry, Feb. 24, 2021, online

Comparte tu opinión