¿Podría faltarte vitamina D?

¿Podría faltarte vitamina D?
| Foto: GETTY IMAGES

Quizá crea que las deficiencias vitamínicas son poco comunes en Estados Unidos, pero muchas personas no tienen suficiente vitamina D, y se trata de una grave amenaza para la salud.

La falta de vitamina D no solo afecta a la densidad ósea, sino que también se ha vinculado con afecciones como la enfermedad cardiaca, el deterioro mental, algunos tipos de cáncer, las enfermedades autoinmunes, las enfermedades infecciosas y la diabetes tipo 2.

El problema es doble: no saber cuánta vitamina D en realidad necesita, y cómo obtenerla. Aunque la cantidad diaria recomendada es de 600 a 800 unidades internacionales (UI), llegar a un nivel saludable y mantenerlo una vez tenga un déficit podría precisar más.

El cuerpo puede producir vitamina D a través de la exposición al sol, pero hay muchas variables, desde la hora del día y la estación hasta la ubicación y el color de la piel. Las personas con la piel pálida producen vitamina D con mayor rapidez que las que tienen piel oscura.

Aunque hay una preocupación sobre el riesgo de cáncer de piel, bajo las condiciones adecuadas, exponer los brazos y las piernas (y el torso cuando sea posible) durante apenas unos cuantos minutos de dos a tres veces por semana permite a la piel producir suficiente vitamina D.

Muy pocos alimentos contienen vitamina D de forma natural. Muchos otros están fortificados con la vitamina, pero usualmente con apenas 100 UI por porción, lo que hace que sea poco probable que obtenga el mínimo diario a partir de la dieta. Un método combinado podría ser una estrategia efectiva: una exposición prudente al sol, alimentos fortificados y un complemento.

Hable con su médico para recibir la sencilla prueba de sangre que mide su nivel de vitamina D, y sobre la mejor forma de alcanzar (y permanecer en) el rango deseado, si es necesario.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre la importancia de la vitamina D.

Comparte tu opinión