¿Piensa ir a Europa este verano? Vacúnese contra el sarampión

¿Piensa ir a Europa este verano? Vacúnese contra el sarampión

LUNES, 17 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Europa se enfrenta a sus mayores brotes de sarampión desde los años 90, y las autoridades de salud de EE. UU. instan a los viajeros a estar al día con sus vacunas.

En 2018, los países europeos reportaron más de 83,500 casos de sarampión, incluyendo 74 muertes, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una mayoría de los casos fueron en Ucrania, pero Serbia, Francia, Italia, Grecia y la Federación de Rusia y Georgia también se han visto muy afectados.

Y tan solo en los dos primeros meses de este año, señaló la OMS, se han reportado más de 34,300 casos de sarampión a lo largo de Europa.

"Claramente no está menguando", advirtió la Dra. Kristina Angelo, de la rama de salud de los viajeros de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Ante esto, los CDC instan a los viajeros a que se aseguren de que ellos y sus hijos estén al día con la vacuna contra el sarampión antes de ir a Europa.

Hace mucho que la agencia anima a los viajeros internacionales a tener todas las vacunas necesarias antes de salir de viaje.

Pero, anotó Angelo, las personas con frecuencia piensan que Europa es un "destino de bajo riesgo" respecto a las enfermedades infecciosas, y quizá no piensen en planificar una visita de salud antes del viaje.

Entonces, los CDC están "reforzando" sus recomendaciones para los viajeros con destino a Europa, apuntó.

Usualmente, los niños reciben la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR) entre los 12 y los 15 meses de edad, y reciben una segunda dosis entre los 4 y los 6 años.

Pero si van a viajar, el consejo es distinto, explicaron los CDC.

En ese caso, los bebés de 6 a 11 meses deben recibir una sola dosis de la SPR. Por otro lado, los niños de a partir de 12 meses deben recibir dos dosis, con 28 días de separación, si todavía no han recibido las dosis estándar de la SPR.

En cuanto a los adultos, deben asegurarse de que tiene evidencias de inmunidad contra el sarampión antes de viajar, recomiendan los CDC. Eso puede incluir una documentación escrita de una vacunación adecuada, una prueba sanguínea que muestre inmunidad, o su edad: se da por sentado que las personas nacidas antes de 1957 son inmunes, porque es probable que se expusieran al sarampión de forma natural durante los brotes.

Quizá no tenga que buscar su expediente médico por todo el ático. Con frecuencia los estados mantienen registros de las vacunaciones, anotó Angelo, y usted o su proveedor de atención de la salud quizá puedan acceder a la información por esa vía.

Si no hay evidencias de inmunidad supuesta, los CDC recomiendan ponerse la SPR.

La agencia describe sus consejos en la edición de julio de la revista Pediatrics.

El Dr. Paul Offit, un experto en vacunas que no participó en el informe, se mostró de acuerdo en que el mensaje es oportuno.

"La mayoría de las personas no piensan que un viaje a Europa Occidental sea uno en que podrían exponerse a una enfermedad infecciosa potencialmente letal", comentó Offit, director del Centro de Educación sobre las Vacunas del Hospital Pediátrico de Filadelfia.

"Pero el sarampión es común en varios destinos turísticos populares, como Italia y Francia", dijo. "Los viajeros deben asegurarse de estar al día con su vacuna contra el sarampión antes de bajar del avión".

¿Por qué esos países están siendo afectados por brotes? Por unas tasas bajas de vacunación, señalan los CDC. En algunas poblaciones o comunidades europeas, las tasas de vacunación son inferiores a un 70 por ciento. Esto se debe a una mezcla de factores, que abarcan desde las preocupaciones de los padres sobre la seguridad de las vacunas, y las creencias culturales o religiosas, hasta la inestabilidad regional en ciertos países, según el informe.

En Estados Unidos, dijo Angelo, la mayoría de los casos de sarampión se relacionan con los viajes internacionales. Los viajeros sin vacunar no solo pueden enfermar, sino que también pueden volver con la infección, potencialmente propagándola a otros que no se han vacunado.

El sarampión se consideraba eliminado de Estados Unidos en 2000. Pero hasta la fecha, este año los CDC han recibido reportes de 1,044 casos de sarampión en todo el país, el número más alto desde 1992. Esos casos se han confirmado en 28 estados.

Según Angelo, todo esto subraya la importancia de mantener a los niños al día con la SPR, no solo los que vayan a viajar.

El sarampión es un virus altamente contagioso, que se propaga a través del aire cuando una persona infectada tose o estornuda. Los síntomas incluyen una fiebre alta, tos y escurrimiento nasal; la erupción característica aparece de tres a cinco días tras los primeros síntomas, según los CDC.

Aunque la mayoría de las personas se recuperan, algunas desarrollan complicaciones graves, como la neumonía e inflamación en el cerebro. Hasta un 5 por ciento de los niños con sarampión sufren de neumonía, añaden los CDC, y entre uno y tres de cada 1,000 niños con sarampión fallece.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen un resumen sobre el sarampión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión