Aumentan las muertes por alcohol en las zonas rurales de EE. UU.

Aumentan las muertes por alcohol en las zonas rurales de EE. UU.
| Foto: HEALTHDAY

En la parte rural de EE. UU., el consumo de alcohol se ha vuelto particularmente letal para muchas personas, muestra un nuevo informe del gobierno.

Las muertes relacionadas con el uso del alcohol en esas regiones aumentaron en un 43 por ciento entre 2006 y 2018, reportaron las autoridades de salud.

En ese periodo, la tasa de muertes pasó de 11 por cada 100,000 personas a 15 por cada 100,000. Además, la tasa de muertes entre las mujeres se multiplicó por más de dos, según los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"De verdad quiero resaltar esta disparidad de salud, el hecho de que haya un aumento en las áreas rurales en los últimos años", señaló la investigadora principal, Merianne Spencer, de la división de análisis y epidemiología del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC.

"Con algo de suerte, podemos llevarlo al próximo nivel, y otros investigadores pueden indagar en esta pregunta, porque lo observamos en todo el país", añadió Spencer.

En el informe, los investigadores incluyeron las muertes por las afecciones médicas relacionadas con el alcohol, por ejemplo la cirrosis hepática, pero no las causas relacionadas con el alcohol de forma indirecta, por ejemplo los accidentes en vehículos motores ni los suicidios, explicó Spencer.

"Estos aumentos en las muertes relacionadas con el alcohol podrían estar conectados con el fenómeno descrito hace bastante poco de una reducción en la esperanza de vida en Estados Unidos en los últimos años, sobre todo entre los individuos blancos con un logro educativo bajo", dijo el Dr. J.C. Garbutt, profesor adjunto de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel, Hill.

"Creo que las 'muertes por desesperación' son un factor contribuyente. El significado de esto es complejo, pero se ha pensado que conecta con una variedad de alteraciones sociales y laborales", añadió.

En general, los datos indican una necesidad de educar a las personas sobre las consecuencias del alcohol para la salud, sobre todo del consumo empedernido, planteó Garbutt, que no participó en el estudio.

Usando los datos de Mortalidad del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, el equipo de Spencer encontró que:

  • Las muertes por el alcohol entre las personas de a partir de 25 años aumentaron más entre los hombres y las mujeres rurales, en comparación con las áreas urbanas.
  • En 2000, las muertes por el alcohol entre los hombres eran más altas entre los que vivían en ciudades, con 21 por cada 100,000. En 2018, la mayoría de las muertes relacionadas con el alcohol fueron en los pueblos, con 27 por cada 100,000, y en las áreas rurales, con 25 por cada 100,000.
  • Entre las mujeres, la tasa de muertes inducidas por el alcohol en las áreas rurales en 2000 estaba entre las más bajas, con 4 por cada 100,000. En 2018, esas tasas se habían multiplicado por más de dos, llegando a casi 10 por cada 100,000.

Los hallazgos se publicaron el 1 de octubre en el informe del NCHS, Rates of Alcohol-Induced Deaths Among Adults Aged 25 Years and Over in Urban and Rural Areas: United States, 2000-2018 (Tasas de muertes inducidas por el alcohol entre los adultos de a partir de 25 años en áreas urbanas y rurales: Estados Unidos, 2000-2018).

Robyn Oster, asociada de investigación en derecho y políticas de la salud de Partnership to End Addiction, apuntó que varios factores podrían contribuir a las muertes relacionadas con el alcohol en las áreas rurales.

"Las áreas rurales carecen de una capacidad suficiente de tratamiento, ya que tienen pocos proveedores y centros de tratamiento, sobre todo para el tratamiento de la adicción, para ayudar a los que tienen un trastorno por el uso de alcohol", lamentó.

El estigma también podría ser un problema en las áreas rurales, donde las relaciones son estrechas y quizá haya menos privacidad. "Esto puede prevenir que las personas busquen el tratamiento y el respaldo necesarios. Una alta tasa de desempleo y otras malas condiciones económicas también podrían tener un rol", indicó Oster, que no participó en el estudio.

Las muertes relacionadas con el alcohol van de la mano con los aumentos en las muertes por sobredosis de medicamentos y drogas y los suicidios. "Muchas personas tienen trastornos comórbidos de salud mental y de uso de sustancias, y el alcohol también puede contribuir a las sobredosis de medicamentos y drogas y a los suicidios", advirtió.

Algunas de las muertes podrían estar relacionadas con el deterioro de la economía, dijo Oster. "Algunos estudios han vinculado a las condiciones económicas, como la pérdida del trabajo o el desempleo, con las muertes por el alcohol", anotó.

Para frenar estas muertes, debe haber un mayor acceso a un tratamiento asequible de calidad, que incluya a fármacos como la naltrexona, además de la terapia conductual. Los grupos de respaldo mutuo también ofrecen un apoyo útil, dijo Oster.

Además, las leyes que reducen la concentración de tiendas minoristas de alcohol, aumentan los impuestos sobre el alcohol, reducen el mercadeo del alcohol y fomentan el cumplimiento de las leyes que prohíben las ventas a los menores de edad también pueden ayudar a reducir el abuso del alcohol, apuntó.

"Resolver los determinantes sociales subyacentes, el acceso al tratamiento, el estigma y otras barreras puede ayudar a frenar no solo a las muertes relacionadas con el alcohol, sino también en otros trastornos de la salud mental y de uso de sustancias", añadió Oster.

Comparte tu opinión