No hay señales de que una COVID leve en el embarazo pueda dañar al cerebro infantil

MIÉRCOLES, 12 de abril de 2023 (HealthDay News) -- Molly E. contrajo la COVID el febrero pasado, cuando estaba en la semana 36 del embarazo.

"Mis síntomas fueron leves, y tras hablar con mi obstetra, me sentí tranquila cuando me dijo que, si acaso, mi bebé quizá tendría algunos anticuerpos", comentó la residente de Nueva Jersey, que no quiso que se utilizara su apellido. Su hija nació el 23 de marzo y, hasta ahora, es una bebé normal y sana.

No hay señales de que una COVID leve en el embarazo pueda dañar al cerebro infantil

Ahora, una nueva investigación ofrece incluso más tranquilidad a mamás como Molly, que tuvieron una COVID-19 leve o asintomática durante el embarazo. Esos niños pequeños están mostrando unas habilidades de aprendizaje, lenguaje y desarrollo motor normales entre los 5 y los 11 meses de edad.

"LA COVID-19 leve y asintomática durante el embarazo no tiene un efecto en el neurodesarrollo temprano", aseguró la autora del estudio, la Dra. Dani Dumitriu, profesora asistente de pediatría y psiquiatría del Colegio Vagelos de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. "Esto es tranquilizador para las muchas mujeres embarazadas que continúan contrayendo la COVID, a pesar de nuestros mayores esfuerzos por evitarlo".

Según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., la COVID leve es cuando un paciente tiene fiebre, tos, dolor de garganta, malestar, dolor de cabeza, dolor muscular, náuseas, vómitos, diarrea, pérdida del gusto o del olfato, pero no tiene falta de aliento, respiración laboriosa ni imágenes torácicas anómalas.

A pesar de los hallazgos positivos, todavía no se ha determinado cómo la infección grave con la COVID durante el embarazo afecta a los recién nacidos. "Se necesitan más datos para responder a esto", apuntó Dumitriu.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron a 407 bebés de 5 a 11 meses de edad de manera remota, al adaptar una herramienta de evaluación del desarrollo que en general se administra presencialmente. Cada familia recibió el mismo set de juguetes y alimentos para los bebés, para que los investigadores pudieran comparar las habilidades motoras finas y gruesas de los bebés. Los investigadores también evaluaron las habilidades cognitivas y de lenguaje, todo sin saber cuáles bebés habían estado expuestos a la COVID.

El estudio se realizó entre marzo de 2021 y junio de 2022, cuando la pandemia estaba en su punto álgido. Casi un tercio de los bebés del estudio nacieron de madres que tuvieron COVID durante el embarazo.

Los bebés cuyas madres tuvieron una COVID-19 leve o asintomática en cualquier momento del embarazo se desarrollaban de forma similar que aquellos cuyas madres nunca habían tenido COVID, mostró el estudio.

"Hasta la fecha, la literatura sugiere que los bebés expuestos a la COVID-19 en el útero tienen un mayor riesgo de nacer de forma prematura, pero ninguna otra consecuencia adversa significativa", apuntó Dumitriu.

"Nosotros y otros grupos hemos mostrado que el estrés durante el embarazo conlleva mucho riesgo para el bebé", comentó. "Las mujeres embarazadas, aunque deben seguir intentando evitar contraer la COVID-19 [sobre todo mediante las vacunas], deben sentirse tranquilas sobre estos datos y el enfoque en el bienestar holístico".

El estudio se publicó en la edición del 10 de abril de la revista JAMA Network Open.

Los expertos se mostraron de acuerdo en que los hallazgos son mayormente tranquilizadores.

Estudios anteriores sobre el impacto de la infección con la COVID en los resultados del neurodesarrollo infantil mostraron resultados contradictorios, y se basaron en observaciones reportadas por los padres sobre el desarrollo de sus hijos recién nacidos, señaló la Dra. Rachel Schell, miembro de medicina materna y fetal del Centro Médico de la Universidad del Suroeste de Texas, en Dallas.

"Los resultados de este estudio son alentadores, y se pueden utilizar para orientar y tranquilizar a las pacientes con una infección asintomática o con síntomas leves con el SARS-CoV-2 durante el embarazo", planteó Schell.

Aun así, las pacientes embarazadas tiene un riesgo más alto de desarrollar una COVID grave, en comparación con la población que no está embarazada, anotó, y "una infección grave con el SARS-CoV-2 durante el embarazo se asocia con un aumento en los resultados adversos maternos y neonatales".

De hecho, una investigación que se publicó apenas la semana pasada en la revista Pediatrics mostró que la COVID grave durante el embarazo podría dañar al cerebro fetal.

¿Qué aconseja Schell a las mujeres embarazadas? Vacúnese para prevenir la infección grave con la COVID durante el embarazo, y sus consecuencias potencialmente nocivas.

La Dra. Joanne Stone es profesora y presidenta de sistema del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Salud Reproductiva Raquel y Jaime Gilinski de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Es muy tranquilizador, pero los investigadores solo estudiaron a pacientes con una infección leve o asintomática con la COVID-19, de forma que estos hallazgos no se pueden generalizar a una enfermedad más grave", enfatizó Stone.

Otro factor desconocido es qué sucede a estos niños pequeños después de los 11 meses, añadió.

Stone aconseja a las pacientes embarazadas que usen máscaras en los lugares con unas tasas altas de casos de COVID, y a que se laven las manos de forma regular para evitar la enfermedad.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre cómo la COVID-19 afecta al embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Molly E., Jersey City, N.J.; Dani Dumitriu, MD, PhD, assistant professor, pediatrics and psychiatry, Columbia University Vagelos College of Physicians and Surgeons, New York City; Rachel Schell, MD, maternal-fetal medicine fellow, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Joanne Stone, MD, professor, system chair, Raquel and Jaime Gilinski Department of Obstetrics, Gynecology and Reproductive Science, Icahn School of Medicine at Mount Sinai; JAMA Network Open, April 10, 2023



firestein_2023_oi_230239_1680552550.96594.pdf

Comparte tu opinión