SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

No hay evidencias de que los edulcorantes sin calorías ayuden a perder peso, según un estudio

MIÉRCOLES, 2 de enero de 2019 (HealthDay News) -- No esté tan seguro de que cambiar del azúcar a un edulcorante sin calorías le ayudará a estar más sano y a perder peso.

Tras años de investigación, solo hay unas evidencias muy flojas de que los edulcorantes sin calorías pudieran ser beneficiosos, según investigadores alemanes que observaron los datos de más de 56 estudios con adultos o niños.

Los investigadores observaron una variedad de resultados de salud que incluían el peso, el azúcar en la sangre, la salud oral, el cáncer, la enfermedad cardiaca, la enfermedad renal, el estado de ánimo y la conducta.

"No parecía haber diferencias en la mayoría de resultados de la salud entre los grupos expuestos y los no expuestos a los edulcorantes sin calorías", concluyó el equipo dirigido por Joerg Meerpohl, de la Universidad de Friburgo.

La cantidad de edulcorantes que no eran azúcar que se utilizaba tampoco pareció importar, añadió el equipo.

En los niños, no se encontraron diferencias en el aumento de peso entre los que usaron los edulcorantes que no eran azúcar o el azúcar, mostró la investigación.

Tampoco hubo evidencias de ningún efecto de los edulcorantes que no eran azúcar en los adultos o niños con sobrepeso u obesos que intentaban activamente perder peso.

En los pocos estudios que sí mostraron un leve beneficio en la salud con el uso de edulcorantes sin calorías, los tamaños de las poblaciones fueron pequeños o la duración del ensayo fue demasiado corta como para sacar alguna conclusión firme, anotaron los autores del estudio.

Los hallazgos no sorprendieron a una nutricionista de Estados Unidos.

"Independientemente de cómo se mercadeen, [los edulcorantes que no son azúcar] siguen siendo sustancias químicas o un azúcar modificado de su forma natural con el propósito funcional de dar sabor", señaló Sharon Zarabi, dietista registrada.

"El sabor no tiene un beneficio para la salud. El sabor simplemente mejora un alimento o bebida y aumenta el consumo", advirtió Zarabi, directora del programa bariátrico del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

Pero un grupo que representa a los fabricantes de edulcorantes sin azúcar debatió los hallazgos.

"A pesar de que los autores afirmen lo contrario, las evidencias científicas de la más alta calidad muestran que el consumo de edulcorantes con pocas o sin calorías resulta en reducciones en el peso corporal, no conduce al aumento de peso y tampoco provoca antojos", aseguró en una declaración el Consejo de Control de Calorías (Calorie Control Council).

El consejo apuntó a dos grandes revisiones anteriores, publicadas en las revistas International Journal of Obesity y American Journal of Clinical Nutrition, que afirman que llegaron a la conclusión opuesta que el nuevo análisis alemán.

El equipo de Meerpohl tampoco descartó que los edulcorantes que no son azúcar puedan de cualquier forma mostrar algún beneficio en ensayos futuros. Creen que se necesitan estudios mejores y de más duración para determinar de forma definitiva que todos esos productos son una alternativa segura y efectiva al azúcar.

Pero Zarabi dijo que en su práctica no ha observado que los edulcorantes sin calorías ayuden, e incluso ha visto un daño potencial.

"Trabajo con una amplia variedad de pacientes con afecciones de la salud. Tengo pacientes que sufren de anorexia que beben Coca Cola de Dieta todo el día y no pueden aumentar ni una libra, y diabéticos obesos que beben la misma bebida con unos niveles de azúcar en la sangre fuera de control y dificultad para perder peso", indicó.

"Los refrescos de dieta (hechos con edulcorantes alternativos) no son específicamente responsables de sus resultados de salud, sino más bien las demás fuentes de calorías y azúcar", dijo Zarabi. "Hay que observar toda la dieta y el estilo de vida para sacar evidencias suficientes sobre los azúcares, nutritivos o no, y el efecto en la enfermedad".

El informe fue financiado por la Organización Mundial de la Salud, y aparece en la edición en línea del 2 de enero de la revista BMJ.

Más información

Para más información sobre los edulcorantes artificiales, visite la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad