Complementos dietéticos peligrosos

Complementos dietéticos peligrosos
| Foto: ISTOCK

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ha advertido repetidas veces a los fabricantes que muchos complementos dietéticos contienen unos peligrosos estimulantes experimentales. Pero según el nuevo informe, un 75 por ciento de los complementos evaluados siguen conteniendo los compuestos.

"Los consumidores recurren a los complementos para tener una forma segura y natural de aumentar la energía, mejorar el ejercicio o perder peso", señaló el autor del estudio, el Dr. Pieter Cohen, profesor asociado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. "Pero lo que la mayoría de los consumidores no saben es que los complementos se pueden vender bajo la afirmación de que proveen energía, ayudan a perder peso o casi cualquier otra cosa, siempre y cuando el complemento no afirme que cura o trata una enfermedad".

Los hallazgos de su equipo se centraron en cuatro estimulantes no aprobados: DMAA, DMBA, BMPEA y oxilofrina.

Los cuatro se han convertido en reemplazos del estimulante efedra, que la FDA prohibió en los complementos en 2004 tras informes de que aumenta el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y muerte.

Entre 2013 y 2016, la FDA encontró que 12 marcas distintas de complementos contenían uno o más de los cuatro estimulantes no aprobados. Pero a pesar del aviso público de la agencia, tres cuartas partes de los complementos seguían conteniendo al menos un estimulante prohibido en 2017. Y la mitad contenían dos o más.

Los hallazgos plantean nuevas preocupaciones sobre la seguridad de los complementos, y llegan poco después de otro preocupante análisis publicado tan solo la semana pasada por la Rama de Alimentos y Medicamentos del Departamento de Salud Pública de California.

Esa investigación reveló que la FDA emitió más de 700 advertencias a lo largo de la década pasada sobre ingredientes potencialmente peligrosos encontrados en los complementos que se promueven como ayudas sexuales, para perder peso y para aumentar la masa muscular.

Pero como la FDA clasifica los complementos dietéticos como alimentos, en lugar de fármacos, los fabricantes de complementos no tienen que probar que un complemento sea seguro o efectivo antes de venderlo al público.

Pero si la FDA al final determina que un complemento que ya está en el mercado es potencialmente peligroso, puede retirar el producto o emitir un "aviso público" sobre los ingredientes problemáticos.

Siguen presentes

En una carta publicada en la edición en línea del 22 de octubre de la revista JAMA Internal Medicine, Cohen y sus colaboradores apuntaron a un estudio anterior que sugiere que las retiradas de la FDA son, por una parte, altamente inefectivas.

La investigación más reciente se enfocó en la efectividad de las advertencias de los avisos públicos, y encontró unos resultados iguales de malos.

"La FDA parece imaginarse que si simplemente pide a una firma que elimine un estimulante experimental del mercado, el estimulante será eliminado", dijo Cohen. "Está claro que esto es una ilusión vana de la FDA".

Cohen anotó que él y sus colaboradores realizaron dos análisis de 12 complementos a los cuales ya se habían emitido avisos por los ingredientes no aprobados.

El equipo también anotó que aunque no se encontró DMBA en ninguno de los 12 complementos en 2014, se encontró en un tercio de los complementos en 2017, dos años después de que la FDA emitiera un aviso público en que planteaba su preocupación sobre el ingrediente.

"Hasta que la ley se reforme y la FDA haga cumplir la ley de forma agresiva, es probable que esos ingredientes potencialmente peligrosos sigan en los complementos", lamentó Cohen.

El Dr. Mitchell Katz es presidente y director ejecutivo de NYC Health and Hospitals en la ciudad de Nueva York, y autor de un editorial publicado junto con el estudio. Sugirió que la conclusión es que la FDA está limitada respecto a lo que puede hacer.

En resumidas cuentas, anotó Katz, "las personas deben saber que los complementos que toman no han sido evaluados y que podrían contener sustancias que no se mencionan en la etiqueta".

Más información

Para más información sobre las regulaciones de los complementos, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.

Comparte tu opinión