Millones podrían haber perdido Medicaid en abril, a medida que las normas de la pandemia se aflojan

MIÉRCOLES, 4 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Millones de estadounidenses están a punto de perder la cobertura de Medicaid que obtuvieron (y que mantuvieron sin dificultades) durante toda la pandemia.

El proyecto de ley de gastos de fin de año que el Congreso aprobó "desactivará" el requisito de inscripción continua en Medicaid que los estados debían cumplir para obtener fondos federales adicionales para la pandemia, explicó Jennifer Tolbert, directora de reforma de salud estatal de la Kaiser Family Foundation (KFF).

Millones podrían haber perdido Medicaid en abril, a medida que las normas de la pandemia se aflojan

"En esencia, si los estados aceptaban los fondos federales mejorados, tenían prohibido sacar a nadie de Medicaid, a partir de marzo de 2020", aclaró Tolbert.

Como resultado, la inscripción en Medicaid se disparó en unos 20 millones de personas durante la pandemia, cuando personas que de otra forma habrían perdido la elegibilidad siguieron inscritas, estimó la KFF. Ahora, hay casi 84 millones de personas con cobertura de Medicaid.

Pero a partir del 1 de abril, los estados pueden comenzar a sacar de sus listas de Medicaid a las personas que ya no califiquen, según el proyecto de ley de gastos que se aprobó en diciembre.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. ha estimado que unos 15 millones de personas están en n riesgo de perder su cobertura de Medicaid, apuntó Tolbert.

Muchas de estas personas deberían haber perdido la cobertura debido a cambios en sus vidas, si no fuera por las protecciones de la época de la pandemia, dijo Tolbert.

"Quizá consiguieron un trabajo que implicaba unos ingresos más altos, o habían tenido un cambio en las circunstancias familiares", señaló Tolbert.

Pero el HHS ha estimado que casi 7 millones de los 15 millones en riesgo podrían perder la cobertura debido a errores burocráticos o dificultades procedimentales, aunque todavía califiquen para Medicaid, indicó Tolbert.

Por ejemplo, quizá el programa de Medicaid de su estado no pueda encontrarlos para obtener la información necesaria para mantener su inscripción, comentó Eric Roberts, profesor asistente de políticas y gestión de la salud de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh.

Asegúrese de que su información de Medicaid esté al día

"Las personas quizá hayan cambiado de dirección. Podrían haber cambiado el número de su teléfono celular", comentó Roberts. "Cosas como no recibir correo en la última dirección registrada en sus formularios de solicitud de Medicaid, o no saber cómo proveer la documentación actualizada sobre sus ingresos, todo lo que podría presentar dificultades para completar la recertificación".

Algunos estados están más ansiosos por comenzar a deshacerse de inscritos en Medicaid que otros.

"Es probable que los estados rojos sean menos tolerantes que los estados azules, al menos esa es la expectativa", dijo Roberts.

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) de EE. UU. "han recomendado que los estados se tomen un año entero para completar este proceso de desactivación y realizar las nuevas determinaciones de todo el implicado en el programa de Medicaid", observó Tolbert. "Los CMS requieren que antes de que a alguien se le quite la cobertura, el estado tiene que realizar una nueva determinación completa de elegibilidad para ese individuo".

Pero algunos estados, como Ohio, ya han afirmado que planifican acelerar su reorganización de las listas de inscritos de Medicaid, anotó Roberts.

"Son los estados que estaban menos de acuerdo con la expansión de Medicaid en primer lugar, o que quizá estén experimentando presiones fiscales: con el inicio de la recesión económica, los ingresos estatales están comenzando a ralentizarse", dijo Roberts. "Quizá haya algunas presiones fiscales para que esos estados aceleren la reorganización".

Los estados que respaldan más a Medicaid quizá faciliten el proceso de los miembros del programa, ya sea mediante el uso de otros programas, como el de cupones de alimentos, para evaluar el estatus financiero de una persona, o al proveer unos formularios de inscripción fáciles de entregar, observó Roberts.

Pero nadie debe contar con este tipo de ayuda. Ser proactivo podría prevenir problemas innecesarios. Comience por comunicarse con su estado, para asegurarse de que sepan cómo comunicarse con usted.

"Asegúrese de que la agencia de Medicaid haya actualizado la información de contacto", aconsejó Tolbert. "Si el individuo se ha mudado, si su teléfono ha cambiado o si tiene un correo electrónico nuevo, y sobre todo si ha cambiado de residencia, debe proveer esa información a la agencia de Medicaid de su estado antes de en realidad recibir una notificación sobre un proceso de renovación".

Una vez esté seguro de que su estado puede comunicarse con usted, esté atento a la notificación de renovación, recomendó Roberts.

Obamacare podría ofrecer alternativas a algunos

"La mayoría de los estados están intentando ponerse en contacto con las personas inscritas en Medicaid, para avisarles que su elegibilidad está sujeta a una nueva determinación", señaló Roberts. "Lea esas cartas. Responda a esas cartas".

Actúe con rapidez. El aviso incluirá las fechas límite para responder, además de una solicitud de cualquier información financiera y familiar actualizada que el estado necesite para completar su renovación, dijeron Roberts y Tolbert.

Si no está seguro de su elegibilidad, podría acudir a HealthCare.gov o al mercado de seguro de su estado, y revisar sus números financieros, planteó Tolbert. Parte del proceso del mercado implica evaluar la elegibilidad para Medicaid.

Otro beneficio de acudir a un mercado de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA, u "Obamacare") es que es probable que califique para una ayuda financiera para pagar un seguro privado, en particular si no calificó para Medicaid por poco, dijo Tolbert.

"Algunas personas podrían pensar que la cobertura en el mercado no será asequible para ellas", comentó Tolbert. "Pero pienso que es importante anotar que la Ley del Plan de Rescate Estadounidense (American Rescue Plan Act) implementó unos subsidios mejorados inicialmente en 2021, y que esos subsidios mejorados se extendieron por unos años más mediante la Ley de Reducción de la Inflación (Inflation Reduction Act)".

"Y esto significa que las personas con ingresos inferiores al 150 por ciento del nivel de pobreza federal deberían tener acceso a un plan por cero dólares en el mercado", continuó Tolbert.

Las personas deben hablar con su empresa, para ver si su trabajo ofrece un seguro, apuntaron los expertos.

Roberts dijo que le preocupan en particular los adultos mayores y las personas discapacitadas, a quienes Medicaid provee cobertura para los servicios a largo plazo en hogares de ancianos o a domicilio.

"Estos individuos en realidad deben cumplir unos criterios de elegibilidad más estrictos para Medicaid", subrayó Roberts. "Deben de probar que tienen unos ingresos bajos y pocos bienes, y las renovaciones de elegibilidad pueden ser de verdad complejas para estas poblaciones, simplemente por el nivel de verificación de los ingresos y los bienes por el que tienen que pasar".

Lamentablemente, se trata de personas con una edad avanzada o discapacidades que podrían interferir con su capacidad de completar los complejos formularios del gobierno.

"Esos individuos se enfrentan a la doble dificultad de tener unos requisitos de renovación más complejos, y de problemas de sus circunstancias vitales y salud que podrían dificultar que en realidad busquen la renovación", añadió Roberts.

Más información

Los Centros para los Servicios de Medicare y Medicaid de EE. UU. ofrecen más información sobre la renovación de la cobertura.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Jennifer Tolbert, MPH, director, state health reform, Kaiser Family Foundation; Eric Roberts, PhD, assistant professor, health policy and management, University of Pittsburgh School of Public Health

Comparte tu opinión