Más pacientes recurren a la marihuana medicinal para el dolor de la artritis

Más pacientes recurren a la marihuana medicinal para el dolor de la artritis

JUEVES, 28 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Muchas personas están usando la marihuana medicinal para tratar su artritis y otros dolores, con frecuencia sin consultar al médico, informa un nuevo estudio.

Hasta 1 de cada 5 pacientes que consultan a un cirujano ortopédico por el dolor musculoesquelético crónico usan un producto de cannabis para tratarlo, encontraron unos investigadores canadienses.

"Encontramos que un 20 por ciento reportaron un uso anterior o actual del cannabis con la intención de gestionar el dolor", señaló el autor del estudio, el Dr. Timothy Leroux, cirujano ortopédico de la Universidad de Toronto. "No solo los usuarios recreativos, sino los pacientes que dijeron que usaban cannabis porque querían mejorar el dolor de la afección ".

También hay mucho interés en la marihuana medicinal entre los que sufren de artritis que todavía no la han probado, encontraron Leroux y su equipo.

Dos tercios de los no usuarios están interesados en probar un producto de cannabis para tratar su dolor muscular y de las articulaciones, reportaron los investigadores.

"Muchos pacientes sienten que carecen del conocimiento y se están manteniendo al margen hasta que reunamos más datos científicos", dijo Leroux.

En este estudio, él y sus colaboradores encuestaron a más de 600 pacientes que visitaron a una clínica ortopédica en Toronto.

Las personas que usaban cannabis en general elogiaron mucho a los productos. Nueve de cada 10 dijeron que era efectivo para gestionar su dolor, y 4 de cada 10 dijeron que redujo su dependencia de otros analgésicos. Casi 6 de cada 10 dijeron que los productos de cannabis eran más efectivos que otros fármacos.

"Esto es alentador dada la epidemia en curso de opioides, mientras buscamos alternativas seguras a los opioides para el control del dolor", aseguró el Dr. Yili Huang, director del Centro de Gestión del Dolor del Hospital Northwell Phelps en Sleepy Hollow, Nueva York.

"El cannabis podría ayudar a reducir, o en algunos casos reemplazar del todo, la cantidad de opioides necesarios para controlar el dolor", planteó Huang, que no participó en el estudio. "Esto podría deberse a que el cannabis actúa en muchas vías distintas del dolor en nuestro cuerpo, e incluso puede interactuar con las distintas vías químicas en que actúan los opioides".

En el estudio, los pacientes con dolor que usaban cannabis medicinal fueron más propensos a reportar un mayor nivel de dolor y una mayor cantidad de áreas con dolor en el cuerpo. También fueron más propensos a tener antecedentes de visitas a clínicas del dolor, un mayor tiempo con una afección dolorosa y una tasa más alta de uso de analgésicos, encontraron los investigadores. También fue más probable que usaran o hubieran usado la marihuana con fines recreativos.

Pero aunque las personas buscan alivio del dolor, no necesariamente quieren drogarse.

El cannabinoide de uso más común fue el cannabidiol, o CBD, un compuesto de la marihuana que no provoca sensación de estar drogado, comentaron los investigadores.

Solo alrededor de una cuarta parte de las personas usaban un producto con THC, que sí droga. Algo perturbador fue que las demás personas "no tenían ni idea de qué tomaban", apuntó Leroux.

La forma más común en que las personas tomaban un productos de cannabis fue al ingerir aceite, y un 60 por ciento dijeron que usaban un aceite derivado de la marihuana, apuntaron los investigadores.

"Encontramos una tendencia general hacia más productos comestibles y productos no alucinógenos", dijo Leroux.

Pero el estudio reveló ciertas tendencias preocupantes. Apenas una cuarta parte de los usuarios de marihuana dijeron que habían hablado primero con un médico.

"La mayoría de las personas no tomaban cannabis por la recomendación de un médico ni buscaron la orientación de un médico para tomar cannabis", dijo Leroux. "Lo usaban de la forma que usarían un fármaco, pero sin la supervisión de un médico".

Esto es un problema porque los productos de cannabis pueden tener efectos secundarios y podrían interactuar con otros medicamentos, advirtió.

Si bien los pacientes podrían beneficiarse del consejo de un médico, Leroux dijo que, lamentablemente, muchos médicos evitan las conversaciones sobre la marihuana medicinal.

"Por ahora, sugeriría que se tenga precaución, y si elige usar un producto, que hable con alguien que esté más familiarizado con esos productos", añadió.

Leroux presentó estos hallazgos en una exhibición virtual de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons). Ese tipo de investigación en general se considera preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Arthritis Foundation ofrece más información sobre el CBD para el dolor de la artritis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión