Los usuarios de marihuana son menos propensos a los problemas de los senos nasales

LUNES, 1 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- ¿Fumar marihuana podría de alguna manera ayudar a mantener los problemas de los senos nasales a raya?

Es posible, sugiere un nuevo estudio, que encontró que las personas que usan marihuana quizá experimenten menos casos de congestión, estornudos y dolor en los senos nasales que sus pares que no fuman, aunque los motivos siguen sin estar claros.

Los usuarios de marihuana son menos propensos a los problemas de los senos nasales

El estudio, de casi 2,300 adultos de EE. UU., encontró que aunque los fumadores de cigarrillos con frecuencia sufrían de estos síntomas, lo mismo no sucedía con los usuarios regulares de marihuana.

Los hallazgos, enfatizaron los expertos, no implican que las personas puedan deshacerse del escurrimiento nasal fumando marihuana. No está claro si la droga en realidad protege.

Quizá incluso sea un caso de causalidad inversa, señaló el investigador, el Dr. Kevin Hur, un otorrinolaringólogo (un especialista en el oído, la nariz y la garganta) de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California.

Es decir, quizá las personas que sufren síntomas nasales o de los senos nasales eviten la marihuana, explicó Hur.

Al mismo tiempo, él y su equipo especularon que es posible que haya beneficios de ciertos compuestos en la planta de la marihuana, que se conocen en conjunto como cannabinoides.

Otras investigaciones han encontrado que los cannabinoides tienen efectos antinflamatorios, y que podrían reducir la hinchazón en las membranas mucosas, lo que, en teoría, podría ayudar a evitar los síntomas crónicos de la nariz y los senos nasales.

Hur planteó que la única forma de averiguarlo es con más investigación. Unos estudios a más largo plazo pueden ayudar a determinar la pregunta del huevo o la gallina, anotó.

Los hallazgos, que se publicaron en la revista JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, se basan en 2,269 adultos de EE. UU. que participaron en un estudio de salud del gobierno.

La mayoría (un 75 por ciento) dijeron que nunca habían usado marihuana, mientras que un 9 por ciento la usaban con regularidad y un 16 por ciento ocasionalmente. (La encuesta, que se realizó en 2013-2014, no le preguntó a las personas si fumaban la droga o la consumían de otras formas, anotó Hur).

De los que usaban marihuana con regularidad, un 45 por ciento dijeron que habían tenido síntomas como una congestión nasal, estornudos o dolor de los senos nasales frecuentes, o una reducción del sentido del olfato, en el año anterior. Esto es en comparación con casi un 65 por ciento de las personas que nunca habían usado marihuana.

El equipo de Hur observó otros factores, entre ellos si las personas fumaban cigarrillos. Y resultó que los fumadores tenían el doble de probabilidades que los no fumadores de reportar síntomas nasales o de los senos nasales.

Al contrario, las personas que usaban marihuana con regularidad tenían un 78 por ciento menos de probabilidades de reportar estos problemas, frente a los no usuarios, tras tomar en cuenta factores como la edad, la raza, el nivel educativo y el nivel de ingresos.

Pero hay muchas variables que el estudio no pudo evaluar, según un otorrinolaringólogo que no participó en la investigación.

La exposición a los desencadenantes es clave para los síntomas nasales y de los senos nasales, señaló el Dr. Alfred Iloreta, de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Explicó que la rinitis crónica puede tener una variedad de desencadenantes, entre ellos la contaminación atmosférica o ciertos compuestos u otros irritantes, como el polvo y el moho, en el trabajo o en casa. Muchas otras personas tienen síntomas estacionales, mejor conocidos como fiebre del heno, que se exacerban cuando se exponen al polen de los árboles, las gramíneas o la maleza.

Las personas que usan marihuana de forma regular quizá sean distintas de las no usuarias en al menos algunas de estas exposiciones, planteó Iloreta.

"No quiero que las personas interpreten que este estudio dice que uno puede curarse fumando marihuana", enfatizó.

Iloreta anotó que fumar la droga sería un problema particular, debido a las minúsculas partículas inhaladas en el humo, que podrían al final afectar al "sistema de mantenimiento" natural de la nariz.

Además, dijo Iloreta, en alguien con asma, que es frecuente que coexista con los síntomas nasales, fumar cualquier cosa podría empeorar la afección pulmonar.

"Este estudio sí plantea la pregunta de si los cannabinoides tienen algún efecto antinflamatorio", dijo Iloreta.

Si resulta cierto, podría conducir a nuevos medicamentos basados en los cannabinoides para los síntomas nasales y de los senos nasales crónicos, apuntaron ambos médicos.

Pero, hasta entonces, recomendaron que las personas con unos síntomas frecuentes hablen con el médico sobre las opciones de tratamiento establecidas, por ejemplo los aerosoles nasales medicados.

También hay remedios no farmacológicos, según Iloreta. Resulta muy útil si las personas pueden averiguar y evitar los desencadenantes de sus síntomas. También está la irrigación nasal, es decir, lavar los agujeros de la nariz con una solución de sal y agua, para limpiar los irritantes y estimular el sistema de mantenimiento natural de la nariz.

"La irrigación natural, con dispositivos como un neti, puede funcionar muy bien", añadió Iloreta.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre los síntomas nasales o de los senos nasales crónicos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kevin Hur, MD, otolaryngologist, Keck School of Medicine, University of Southern California, Los Angeles; Alfred M.C. Iloreta, Jr., MD, assistant professor, otolaryngology, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, July 28, 2022, online

Comparte tu opinión