Los trabajadores de la atención de la salud tienen problemas de sueño durante la pandemia

Los trabajadores de la atención de la salud tienen problemas de sueño durante la pandemia

MARTES, 14 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Muchos trabajadores de la atención de la salud que están en primera línea de la pandemia del coronavirus tienen problemas para dormir, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores también encontraron que los que tienen insomnio son más propensos a presentar depresión, ansiedad y trauma basado en el estrés.

El estudio incluyó a casi 1,600 trabajadores de la atención de la salud que completaron un cuestionario en línea entre el 29 de enero y el 3 de febrero durante el pico del brote de la COVID-19 en China.

Un tercio (un 36 por ciento) reportaron síntomas de insomnio. Las tasas generales de depresión fueron mucho más altas entre los que tenían insomnio (del 87 por ciento) que entre los que no tenían insomnio (un 31 por ciento), y sobre todo las de depresión moderada (un 23 frente a un 3 por ciento) y grave (un 17 frente a un 2 por ciento).

Los porcentajes y las diferencias entre los que tenían insomnio y los que no fueron similares respecto a la ansiedad y el trauma basado en el estrés, según el estudio, que se publicó en la edición del 14 de abril de la revista Frontiers in Psychiatry.

El factor más importante asociado con el insomnio entre los trabajadores de la atención de la salud fue una fuerte incertidumbre sobre el control efectivo de la enfermedad entre el personal médico. La incertidumbre fuerte fue 3.3 veces más alta entre los que tenían insomnio que entre los que no lo tenían, mostraron los hallazgos.

Unos niveles educativos más bajos también se asociaron con el insomnio. Los trabajadores de la atención de la salud con una educación equivalente a la escuela secundaria o inferior tenían 2.7 veces más probabilidades de sufrir insomnio que los que tenían un doctorado, según el informe.

Los trabajadores con un nivel educativo más bajo podrían ser más propensos a sentir miedo, sugirieron el coautor del estudio, Bin Zhang, profesor de la Universidad Médica del Sur en Guangzhou, China, y sus colaboradores.

"Típicamente, el insomnio relacionado con el estrés es pasajero y solo persiste durante unos días", señaló Zhang en un comunicado de prensa de la revista. "Pero si el brote de la COVID-19 continúa, el insomnio podría de forma gradual convertirse en insomnio crónico en el ámbito clínico".

Los investigadores anotaron que los trabajadores de la atención de la salud en el estudio tenían unos niveles altos de estrés en general porque estaban en contacto cercano con pacientes infectados que podían transmitirles la enfermedad, les preocupaba infectar a sus propias familias y amigos, y tenían que usar un equipo protector personal extensivo durante más de 12 horas a la vez.

"Bajo esas circunstancias, el personal médico se agota física y mentalmente, y por tanto experimenta un mayor riesgo de insomnio debido a un estrés alto", escribieron los autores del estudio.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre el insomnio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión