Los teléfonos inteligentes son refugios de alérgenos

JUEVES, 10 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Ese teléfono inteligente que tiene en la mano podría estar desencadenando sus alergias, sugiere un nuevo estudio llevado a cabo por una estudiante de escuela secundaria de 18 años.

Un proyecto de ciencias de Hana Ruran, de Hopkinton, Massachusetts, encontró que los teléfonos celulares con frecuencia están llenos de alérgenos de gatos y perros, bacterias y hongos.

Los teléfonos inteligentes son refugios de alérgenos

"Siempre tengo un teléfono encima. Siempre lo tengo en la mano. Nunca lo dejo, para nada", comentó Ruran, la autora, que es estudiante de último año de la Escuela Secundaria de Hopkinton. "Y tengo muchas alergias. Me interesó hacer algo sobre un tema que me afecta".

La conclusión es que es una buena idea limpiar la superficie del teléfono, sobre todo si tiene alergias.

La investigación se presentó el jueves en la reunión anual del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology, ACAAI), en Louisville, Kentucky.

"El estudio demuestra una exposición a los alérgenos y moléculas inhaladas que desencadenan reacciones inmunitarias innatas de una fuente en que la mayoría de las personas no han pensado", comentó en un comunicado de prensa del ACAAI el coautor, Peter Thorne, mentor de Ruran.

"Si tiene alergias o asma, quizá deba pensar en limpiar el teléfono inteligente con una mayor frecuencia, para minimizar la exposición a estos alérgenos y desencadenantes del asma", planteó Thorne, profesor de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Iowa, en Iowa City.

En el estudio, los investigadores crearon modelos de teléfonos que simulaban el tamaño y la superficie de un teléfono real, y trabajaron con 15 voluntarios. Cada participante usó toallitas electrostáticas, y las pasaron por los modelos. Los voluntarios lo repitieron varias veces al día, durante una semana.

El laboratorio de Thorne evaluó las toallitas para ver qué habían capturado.

Los investigadores encontraron unos niveles elevados y variables de lo que se conoce como β-D glucanos (BDG). Son un marcador del moho, y pueden afectar a las vías respiratorias. Ruran y Thorne también encontraron unos niveles variables de endotoxina, un tipo de bacteria.

"Eran distintos en los distintos teléfonos, pero tenían una prevalencia muy alta", aclaró Ruran.

Los teléfonos de los dueños de mascotas contenían muchos alérgenos de gato y perro, pero los teléfonos de las personas que no reportaron mascotas en el hogar también tuvieron resultados positivos de alérgenos de mascotas, señaló Ruran.

También evaluó los productos para determinar qué podría limpiar los alérgenos, las bacterias y hongos de los teléfonos.

Ruran encontró que ciertos compuestos que no son de fácil acceso funcionaban mejor, dependiendo de si la persona limpiaba el teléfono de un alérgeno, un hongo o una bacteria. Entre ellos se encontró una combinación de clorhexidina/cetilpiridinio para reducir los BDG y la endotoxina. Para reducir los alérgenos de gatos y perros, lo que mejor funcionó fue una combinación de benzoato de bencilo y ácido tánico.

Las toallitas de alcohol isopropílico también funcionaban, pero no igual de bien, dijo Ruran. Limpiar con una toallita seca no funcionó.

Alrededor de un 85 por ciento de las familias de EE. UU . tienen teléfonos inteligentes, según el Censo de EE. UU. de 2018. Las personas miran el teléfono unas 14 mil millones de veces cada día, anotaron los autores del estudio.

La Dra. Payel Gupta, un alergóloga y directora médica de LifeMD, en la ciudad de Nueva York, advirtió que los alérgenos están en todos lados. Pero se preguntó si las fundas de los teléfonos tenían distintas texturas, algunas de las cuales podrían conservar las partículas con una mayor facilidad.

"Lo importante es recordar que los alérgenos pueden adherirse a nuestro cabello. Pueden adherirse a nuestra ropa. Pueden adherirse a nuestro calzado. Y, por supuesto, entonces tiene sentido que puedan adherirse a nuestro teléfono, a las fundas del teléfono, y a cosas por el estilo", apuntó Gupta, que no participó en el estudio.

Pero los alergólogos no desean que los pacientes se preocupen en exceso al respecto, dijo Gupta.

En ciertos momentos del año, para las personas con alergias estacionales puede ser útil quitarse los zapatos antes de entrar en casa, apuntó Gupta. Pueden cambiarse de ropa y lavarse las manos.

Gupta apuntó a este estudio y dijo que también podría ser útil lavar las fundas de los teléfonos, y averiguar cuál podría ser una forma segura de limpiar la pantalla del teléfono sin dañarla.

"Si sufre de alergias de verdad graves, tal vez deba ducharse desde que llega casa, pero sobre todo antes de irse a la cama, para poder lavarse el pelo por si tiene alérgenos", planteó Gupta.

Si es alérgico a los ácaros del polvo, que en realidad es una alergia a las heces de los ácaros, debe quitar el polvo con un paño húmedo en lugar de un paño seco, aconsejó Gupta. Lave la ropa de cama cada semana en agua caliente para deshacerse de los restos de ácaros.

Sugirió a las personas que usan un teléfono inteligente de forma regular sin limpiarlo que no se toquen los ojos de inmediato tras tocar el teléfono.

"Sobre todo si tiene una alergia que afecta a los ojos", enfatizó Gupta.

Por otra parte, Ruran, dijo que es un poco más consciente de los posibles contaminantes que se pegan a su teléfono.

"De verdad me encanta la ciencia, y estoy interesada en el ambiente y cómo quizá podríamos mejorar el ambiente al desarrollar algo novedoso que pudiera ayudar a reducir las exposiciones", comentó Ruran. "Hace que piense un poco más sobre mi teléfono".

Pero "no sé si limpio mi teléfono como debería", admitió.

Los hallazgos presentados en reuniones médicas deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de EE. UU. ofrece más información sobre los alérgenos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Payel Gupta, MD, FACAAI, medical director, LifeMD, New York City; Hana Ruran, high school senior, Massachusetts; American College of Allergy, Asthma and Immunology annual scientific meeting, Nov. 10 to 14, 2022, Louisville, Ky.

Comparte tu opinión