SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Los pobres y las minorías no reciben suficientes tratamientos para la adicción a los opioides

MIÉRCOLES, 8 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Cuando se trata de los tratamientos para la adicción a los opioides, el dinero y la raza son importantes, señalan unos investigadores.

Los estadounidenses blancos y los ricos son mucho más propensos a recibir medicamentos para su adicción que las minorías y los pobres, encontró el nuevo estudio.

Las diferencias raciales y financieras tan solo se han ampliado a medida que la crisis de opioides de Estados Unidos ha empeorado, aunque las tasas de adicción a los opioides son similares entre los blancos y los negros, según la Dra. Pooja Lagisetty, profesora asistente de medicina interna en la Universidad de Michigan, y sus colaboradores.

El nuevo análisis de datos de 2012 a 2015 encontró que por cada cita en que un paciente negro recibió una receta de buprenorfina, un medicamento para la adicción a los opioides, hubo hasta 35 citas de este tipo para los pacientes blancos.

Hubo un aumento importante en el número general de recetas de buprenorfina emitidas en las visitas a clínicas ambulatorias en la última década, pero una reducción en el porcentaje de esas visitas en que los pacientes eran negros, encontraron los investigadores.

El porcentaje de esas visitas que se pagaron en efectivo o con un seguro privado aumento con mucha mayor rapidez que el porcentaje que pagó Medicaid, que cubre a las personas con unos ingresos bajos, y Medicare, que cubre a las personas con discapacidades y a los adultos de a partir de 65 años, mostraron los hallazgos.

Entre 2012 y 2015, los pacientes pagaron en efectivo en casi un 40 por ciento de las visitas ambulatorias en que se emitieron recetas de buprenorfina, mientras que un seguro privado cubrió el costo de un 34 por ciento de esas visitas, un aumento significativo respecto a poco menos de un 20 por ciento una década antes.

Medicare y Medicaid, que ofrecen cobertura médica a un 30 por ciento de todos los estadounidenses, conformaron apenas un 19 por ciento de esas visitas, según los investigadores.

Una sola receta de buprenorfina puede costar varios cientos de dólares a los pacientes que pagan en efectivo, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la universidad.

Más de 2.3 millones de estadounidenses tienen un trastorno por consumo de opioides, pero menos de la mitad están recibiendo los medicamentos aprobados para tratar el trastorno. Los fármacos son el único tratamiento que cuenta con años de evidencias que muestran que puede ayudar a los pacientes a recuperarse de una adicción a los opioides.

A principios de los 2000, apenas un 0.04 por ciento de todas las visitas ambulatorias en Estados Unidos incluían una receta de buprenorfina. Esto había aumentado a un 0.36 por ciento a mediados de los 2010, es decir, unos 13.4 millones de visitas.

El estudio se publicó el 8 de mayo en la revista JAMA Psychiatry.

Las diferencias en las tasas de recetas de buprenorfina en las visitas a las clínicas sugieren desigualdades en el acceso, anotó Lagisetty.

"No deberíamos ver diferencias tan grandes, dado que las personas de color tienen unas tasas similares de trastorno por uso de opioides", señaló.

"A medida que el número de estadounidenses con un trastorno por uso de opioides aumenta, debemos incrementar el acceso al tratamiento de las poblaciones negras y con unos ingresos bajos, y pensar en cómo llegamos a todos los que podrían beneficiarse de este tratamiento", añadió Lagisetty.

"Las clínicas de buprenorfina que solo aceptan efectivo se han multiplicado en años recientes, lo que podría estar ampliando el acceso de los que tienen los medios para pagar en ciertas regiones. Pero los altos costos podrían ser prohibitivos para los que no pueden permitirse pagar. Además, sabemos que a los pacientes les va mejor cuando reciben el medicamento a largo plazo. Pagar cientos de dólares al mes puede ser una importante barrera contra permanecer implicado en la atención", advirtió Lagisetty.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre los medicamentos para tratar la adición a los opioides.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad