Los niños con TDAH tienen diferencias en la 'flexibilidad neuronal', muestra un estudio del cerebro

VIERNES, 29 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Los niños con TDAH quizá tengan menos flexibilidad en los circuitos cerebrales que permiten realizar "multitareas" sin dificultades, sugiere un estudio reciente.

La investigación ha mostrado que los niños con un trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) con frecuencia tienen más dificultades con lo que se conoce como flexibilidad cognitiva que sus pares sin el trastorno.

Los niños con TDAH tienen diferencias en la 'flexibilidad neuronal', muestra un estudio del cerebro

Esto se refiere a la capacidad de las personas de pasar su atención de una tarea a otra, y entonces devolverla a la tarea original, en la vida diaria. ¿Puede usted poner sopa en el fogón, ir a enviar un correo electrónico y hablar con sus hijos, sin olvidarse de la sopa?

Esta agilidad mental también es clave para la comunicación, señaló Weili Lin, investigador sénior del nuevo estudio. Las personas tienen distintas formas de hablar con un amigo, un hijo o un compañero de trabajo, y deben poder alternar entre estos estilos sin que se note.

En resumen, "la flexibilidad cognitiva es esencial para la vida diaria", enfatizó Lin, profesor de medicina neurológica de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill

Cuando los niños con TDAH carecen de esta flexibilidad, pueden tener problemas con las tareas escolares, las relaciones y la "función ejecutiva" general, que son capacidades como la planificación, la organización y completar las tareas.

En el nuevo estudio, el equipo de Lin estudió una pregunta relacionada: ¿Los niños con TDAH muestran evidencias objetivas de un nivel más bajo de flexibilidad neuronal? Es decir, ¿sus circuitos cerebrales tienen un nivel más bajo de la capacidad que permite un pensamiento flexible y las multitareas?

Para averiguarlo, los investigadores reclutaron a 180 niños y adolescentes diagnosticados con el TDAH, y a 180 sin el trastorno, y los sometió a una IRM funcional. Este tipo de imagen mide la actividad cerebral al mapear el flujo sanguíneo en todo el cerebro.

En cualquier momento dado, explicó Lin, las "redes" del cerebro trabajan en conjunto para permitir a las personas realizar las actividades cotidianas. Parte de este trabajo en equipo es estable a lo largo del tiempo, mientras que otras relaciones entre las redes cerebrales son más flexibles, y se activan dependiendo de la tarea en cuestión.

Según las IRMf, los niños con TDAH mostraron en general un nivel más bajo de esta flexibilidad neuronal que sus pares. Y estas diferencias, encontró el estudio, aparecieron en una amplia variedad de áreas del cerebro, entre ellas en las implicadas en la atención, la función ejecutiva, y el procesamiento de la información visual y sensorial.

Este hallazgo respalda a la creencia de que el TDAH implica una disfunción en múltiples redes del cerebro, según el Dr. Eric Hollander, director del Programa del Espectro del Autismo y Obsesivo Compulsivo del Sistema de Salud Montefiore, en la ciudad de Nueva York. Hollander no participó en el estudio.

No está claro si la inflexibilidad neuronal es el origen del TDAH. Pero Hollander comentó que es probable que lo sea, en lugar de ser un efecto de sufrir TDAH.

"Esta inflexibilidad neuronal ocurre en un momento temprano del desarrollo del cerebro, y difiere del patrón observado en [los niños con] un desarrollo típico", dijo.

Hollander también apuntó a otro hallazgo del estudio: cuando el equipo de Lin se enfocó en 46 participantes que tomaban medicamentos para el TDAH, esos jóvenes no mostraron ningún déficit claro en la agilidad neuronal

Hollander afirmó que este hallazgo es "interesante", dado que sugiere que los medicamentos para el TDAH podrían corregir la inflexibilidad neuronal.

El estudio, que se publicó en una edición reciente de la revista Molecular Psychiatry, fue financiado mediante subvenciones de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. y de fundaciones. No recibió financiación de la industria, dijo Lin.

Alrededor de un 10 por ciento de los niños y adolescentes de EE. UU. han recibido un diagnóstico de TDAH, según las cifras del gobierno. Este diagnóstico se basa en una evaluación clínica, en que un proveedor de atención de la salud reúne información sobre la conducta de un niño, provista por los padres, maestros y cuidadores.

Lin planteó la posibilidad de utilizar la inflexibilidad neuronal, detectada mediante una IRMf, como un "biomarcador" objetivo del TDAH.

"Tiene el potencial de ser utilizado para diagnosticar el TDAH, monitorizar su progresión y ver si el tratamiento funciona", aseguró.

Pero se necesita más investigación, enfatizó. Lin dijo que el próximo paso es un estudio a más largo plazo que dé seguimiento a los jóvenes con el tiempo, para evaluar si la flexibilidad neuronal es un buen marcador del TDAH y su progresión.

Pero Hollander dudó que monitorizar la flexibilidad neuronal sea práctico en la práctica cotidiana.

"No pienso que esto sea factible en la vida real, dado que la IRM funcional es costosa y difícil de conseguir", apuntó.

Tampoco está claro si las señales de inflexibilidad neuronal en las imágenes del cerebro apuntarían específicamente al TDAH. Hollander anotó que un pensamiento inflexible también puede aparecer en otras afecciones, como el autismo y el trastorno obsesivo compulsivo.

Más información

La Nemours Foundation ofrece más información sobre el TDAH.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Weili Lin, PhD, professor, neurological medicine, director, Biomedical Research Imaging Center, University of North Carolina at Chapel Hill; Eric Hollander, MD, director, Autism and Obsessive Compulsive Spectrum Program, Montefiore Health System, New York City; Molecular Psychiatry, July 22, 2022, online

Comparte tu opinión