Los médicos y sus familias son menos propensos a seguir las directrices médicas que los demás

MARTES, 20 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Los médicos son famosos por criticar a los pacientes que no toman los fármacos según las indicaciones.

Pero los médicos y sus familias son menos propensos que todos los demás a cumplir las directrices sobre los medicamentos, encontró un nuevo estudio a gran escala.

Los médicos y sus familias son menos propensos a seguir las directrices médicas que los demás

Las personas tienden a cumplir las directrices sobre los medicamentos alrededor de un 54 por ciento de las veces, mientras que los médicos y sus familias están alrededor de 4 puntos de porcentaje por detrás de esto, según los hallazgos, que se publicaron en una edición reciente de la revista American Economic Review.

"Hay mucha preocupación de que las personas no comprendan las directrices, de que sean demasiado complejas, de que la gente no confíe en sus médicos", comentó la coinvestigadora, Amy Finkelstein, profesora del Departamento de Economía del MIT. "Si fuera así, se debería ver el mayor cumplimiento cuando se observa a los pacientes que son médicos o a sus parientes cercanos".

"Nos sorprendió encontrar que ocurre lo contrario, que los médicos y sus parientes cercanos son menos propensos a cumplir sus propias directrices sobre los medicamentos", observó en un comunicado de prensa del MIT.

En el estudio, los investigadores examinaron 63 directrices sobre los medicamentos recetados, y qué tan bien las cumplían los pacientes suecos. La investigación incluyó a casi 5.9 millones de personas, entre ellas unas 150,000 que eran médicos o sus parientes cercanos.

Los investigadores combinaron los datos sobre la atención de la salud con información sobre las compras de medicamentos recetados, para ver si las decisiones de las personas sobre los fármacos concordaban con sus circunstancias médicas.

Seis de las directrices eran sobre los antibióticos, 20 sobre el uso de medicamentos de las personas mayores, 20 sobre los medicamentos para diagnósticos particulares, y 17 sobre el uso de medicamentos recetados durante el embarazo.

De las 63 directrices, los médicos y sus familias seguían el estándar con una menor frecuencia en 41 casos.

Los médicos no cumplen las directrices porque piensan que tienen "una información superior sobre las directrices" de los medicamentos recetados, y usan su experiencia para orientar su propio uso, comentaron los investigadores.

El equipo de la investigación apuntó a las directrices sobre el uso de antibióticos, un área en que los médicos tenían el cumplimiento más bajo en comparación con los no profesionales. Los médicos y sus familias tenían un cumplimiento más de 5 puntos de porcentaje más bajo que todos los demás.

La mayoría de las directrices recomiendan que los pacientes reciban primero unos antibióticos de "espectro estrecho" más dirigidos, en lugar de los antibióticos de "espectro amplio", una estrategia diseñada para reducir el riesgo de resistencia a los antibióticos.

"Desde una perspectiva de la salud pública, lo que se debe hacer es eliminar [la infección] con un antibiótico de espectro estrecho", aclaró Finkelstein. "Pero, obviamente, cualquier paciente dado querría acabar con la infección lo antes posible".

"Uno se puede imaginar que el motivo de que los médicos sean menos propensos a seguir las directrices que otros pacientes es porque... saben que hay una brecha entre lo que es bueno para ellos como pacientes y lo que es bueno para la sociedad", continuó.

También era probable que los médicos fueran flexibles con las directrices sobre medicamentos en que los datos sobre los efectos secundarios eran un poco más flojos.

Respecto a estos fármacos, los médicos y sus familias tenían una tasa de cumplimiento más de 2 puntos de porcentaje por debajo de las demás personas. Pero en cuanto a los fármacos para los cuales hay unas evidencias un poco más firmes sobre los efectos secundarios, solo hay una diferencia de alrededor de 1 punto de porcentaje.

"Los resultados implican que es probable que lo que sucede es que los expertos tienen una comprensión más matizada de la línea de acción correcta para ellos mismos, y cómo esto podría ser distinto que lo que las directrices sugieren", apuntó Maria Polyakova, profesora asistente de políticas de salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en California.

Investigaciones adicionales deberían explorar si una adherencia más baja entre los expertos de las directrices sobre los medicamentos se asocia con unos mejores resultados de salud, plantearon los investigadores. En otras palabras, esto determinaría con qué frecuencia los médicos tienen la razón.

"Un área importante para más investigación es identificar si y cuándo el no cumplimiento es mejor para el paciente", concluyeron los investigadores.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ofrece más información sobre la importancia de tomar los medicamentos según las indicaciones.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: MIT, news release, Dec. 16, 2022

Comparte tu opinión