Los hombres negros son el doble de propensos que los blancos al cáncer de próstata, según un estudio de VA

MIÉRCOLES, 19 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Incluso en un entorno en el que las personas blancas y negras tienen el mismo acceso a la atención médica, a los estadounidenses negros les va peor que a los blancos en términos del cáncer de próstata, muestra una investigación reciente.

Una revisión de casi 8 millones de hombres atendidos en los hospitales de Asuntos de los Veteranos (VA) de EE. UU. encontró que los veteranos negros tenían casi el doble de incidencia de cáncer de próstata localizado y avanzado que los hombres blancos.

Los hombres negros son el doble de propensos que los blancos al cáncer de próstata, según un estudio de VA

Pero hubo un atisbo de buenas noticias: cuando recibieron el mismo tratamiento, los hombres negros y los blancos tuvieron resultados muy parecidos.

"Es importante destacar que los hombres afroamericanos que recibieron un tratamiento primario definitivo experimentaron un riesgo más bajo [de propagación del cáncer]", dijo la Dra. Isla Garraway, coautora del estudio y profesora asociada del departamento de urología de la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA, en Los Ángeles.

Pero debido a que no fueron diagnosticados de forma temprana, un número más alto de hombres negros tenían un cáncer metastásico, es decir, un cáncer que se había diseminado, encontraron los investigadores.

"Las desigualdades significativas observadas en la incidencia del cáncer de próstata dieron como resultado una disparidad en la metástasis del cáncer de próstata de los veteranos afroamericanos, en comparación con los veteranos blancos, a pesar de su respuesta casi idéntica al tratamiento", afirmó Garraway.

Como muchos han reconocido, el acceso equitativo a la atención tiene el potencial de reducir las desigualdades en resultados importantes entre los grupos raciales, señaló Garraway. Está bien documentado que, a menudo, las personas negras en Estados Unidos tienen un acceso reducido a la atención de la salud y pueden recibir una atención de peor calidad, en comparación con los estadounidenses blancos. Debido a que el sistema de VA brinda una igualdad de acceso a la atención, los investigadores asumieron que los hombres negros se beneficiarían de la igualdad de condiciones.

"Recibir el tratamiento a través del sistema de VA reduce algunas de las disparidades de los resultados que se han informado en las poblaciones que no son de VA", dijo Garraway. "Sin embargo, la mayor incidencia general del cáncer de próstata sigue siendo una barrera importante para eliminar las desigualdades raciales".

Los hombres negros tienen un riesgo más alto de cáncer de próstata que los blancos, y a menudo a los hombres negros les va peor y se les diagnostica más tarde con un cáncer más avanzado, señalaron los investigadores.

Aun así, su análisis mostró que incluso en el sistema de VA, que está abierto a todos los veteranos, las desigualdades entre los hombres negros y los blancos persistieron.

Garraway no está segura de por qué esas disparidades continuaron en un sistema con igualdad de acceso y tratamiento.

"Hay muchos factores que influyen en el desarrollo del cáncer de próstata y la respuesta al tratamiento, lo que incluye a la biología del tumor, el acceso a la atención y la calidad de la atención", dijo, y añadió que "se necesita una evaluación sistemática de estos factores", para eliminar estas desigualdades raciales en el futuro.

Los investigadores encontraron que cuando los hombres negros y los blancos se sometían a las pruebas de detección del cáncer de próstata, los hombres negros tenían un riesgo un 29 por ciento más alto de sufrir cáncer. También eran más jóvenes en el momento del diagnóstico.

Pero cuando se enfocaron en más de 92,000 hombres, los investigadores observaron que los hombres negros que eran diagnosticados de forma temprana y tratados de forma definitiva tenían los mismos resultados que los hombres blancos.

El informe se publicó en la edición en línea del 18 de enero de la revista JAMA Network Open

"Algo provoca que los hombres negros reciban un tratamiento menos agresivo en comparación con los blancos", apuntó el Dr. Anthony D'Amico, experto en cáncer y profesor de radiación oncológica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Si tienen otras enfermedades crónicas que hacen que sea un problema someterse a un tratamiento agresivo contra el cáncer, tendrían explicación algunas de las desigualdades que encontraron los investigadores, dijo.

Es posible que algunos pacientes también opten por no recibir tratamiento debido a algunos de los efectos secundarios, afirmó D'Amico, que no formó parte del estudio.

La raza también podría desempeñar un papel, señaló. "Espero que no", dijo, y añadió que algunos médicos quizá eviten tratar a los hombres negros de forma agresiva.

D'Amico afirmó que cualquier hombre que sea diagnosticado de cáncer de próstata debería hablar con su médico sobre el mejor tratamiento, independientemente de su raza. "Tienen que decir 'doctor, cuál es el mejor tratamiento posible de este cáncer para poder tener la máxima tasa de curación posible, y después explíqueme los efectos secundarios'", planteó.

También recomienda que los hombres realicen las pruebas de detección del APE para encontrar el cáncer de temprano, cuando es más curable. El análisis del APE (antígeno prostático específico) en sangre mide una proteína producida por la glándula prostática.

"Las pruebas de detección salvan vidas, no hay duda de ello", afirmó D'Amico. "Pienso que la prueba de detección del APE es imprescindible para todos los hombres, en particular para las poblaciones de alto riesgo, sobre todo los hombres afroamericanos y los hispanos".

"A las poblaciones de alto riesgo, así como a cualquiera que tenga un padre o un hermano con la enfermedad, les digo que deberían obtener un APE inicial a los 35 años y después uno cada año a partir de los 40", concluyó D'Amico.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre el tratamiento del cáncer de próstata.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Isla Garraway, MD, PhD, associate professor, Department of Urology, David Geffen School of Medicine at UCLA, Los Angeles; Anthony D'Amico, MD, PhD, professor, radiation oncology, Harvard Medical School, Boston; JAMA Network Open, Jan. 18, 2022, online

Comparte tu opinión