Los gatos cuentan ahora con una pastilla aprobada por la FDA para tratar su diabetes

VIERNES, 9 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Los dueños de gatos con diabetes tienen ahora una nueva opción para el cuidado de la afección en sus mascotas que por lo demás estén sanas.

El jueves, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó la primera pastilla para mejorar el control de la diabetes en algunos gatos.

Los gatos cuentan ahora con una pastilla aprobada por la FDA para tratar su diabetes

El medicamento, llamado Bexacat (pastillas de bexagliflozina), no es insulina, y no es para los gatos que tienen un tipo de diabetes que requiere de tratamiento con insulina. Es lo que se conoce como un inhibidor del cotransportador de sodio y glucosa tipo 2 (SGLT2).

El ingrediente activo de esta pastilla evita que los riñones del gato reabsorban la glucosa hacia la sangre. Este exceso de glucosa sale del cuerpo a través de la orina, lo que reduce los niveles de azúcar en la sangre.

Como parte de la aprobación, la FDA requiere que las etiquetas de Bexacat incluyan un recuadro de advertencia sobre la importancia de la selección de los pacientes. Solo ciertos gatos deben tomar el fármaco, lo que se determina mediante una cuidadosa evaluación.

Los pacientes potenciales deben recibir una evaluación de la enfermedad renal, hepática y pancreática, además de la cetoacidosis, que es un nivel elevado de un tipo de ácidos conocidos como cetonas en la sangre.

El Bexacat no se debe usar en gatos que están siendo tratados con insulina o en los que hayan sido tratados con insulina antes.

El medicamento no se debe iniciar en gatos que no coman bien, o que estén deshidratados o letárgicos en el momento del diagnóstico.

Los gatos que tomen este medicamento deben recibir una monitorización regular mediante exámenes y pruebas de la sangre, además de vigilarlos por si les falta apetito, tienen letargo, se deshidratan y pierden peso.

Los gatos tratados con Bexacat podrían tener un riesgo más alto de reacciones adversas graves, entre ellas la cetoacidosis diabética, advirtió la FDA. Pueden resultar letales, y se deben tratar como emergencias.

En un comunicado de prensa sobre la aprobación, la FDA explicó que, como en los humanos, las células del cuerpo de un gato necesitan azúcar, en forma de glucosa, como energía. Los gatos con diabetes no pueden producir o responder de forma adecuada a la insulina. La insulina ayuda a las células a usar la glucosa para un funcionamiento normal.

Sin ningún tratamiento, los gatos diabéticos tienen unos niveles altos de glucosa en la sangre y en la orina. Podrían experimentar síntomas como una mayor sed y micción, pérdida de peso y un aumento en el apetito.

En general, los gatos con diabetes son tratados mediante dieta y terapia con insulina, lo que incluye inyecciones diarias administradas cada 12 horas.

Bexacat es una pastilla con sabor que se administra con o sin comida a los gatos que pesen al menos 6.6 libras (3 kilos).

La FDA citó dos estudios de campo que duraron seis meses, y un estudio de campo extendido en su aprobación. Los estudios encontraron que el medicamento tenía una efectividad superior a un 80 por ciento para mejorar el control del azúcar en la sangre en los gatos con diabetes.

Los veterinarios y los clientes deben reportar cualquier evento adverso a la FDA.

Más información

El Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell ofrece más información sobre la diabetes en los gatos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. Food and Drug Administration, news release, Dec. 8, 2022

Comparte tu opinión