SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El uso de medicamentos recetados en alza

Una nueva encuesta encuentra que un 55 por ciento de los estadounidenses toman un medicamento recetado con regularidad, y que están tomando más que nunca.

Los que usan un medicamento recetado toman cuatro, en promedio, y muchos también toman otros medicamentos de venta libre y otros complementos dietéticos, muestra una encuesta realizada por Consumer Reports.

Pero muchas de esas pastillas podrían ser innecesarias, y quizá hagan más mal que bien, según un informe especial que aparece en la edición de septiembre de la revista Consumer Reports.

Entre los que toman fármacos recetados, un 53 por ciento los reciben de más de un proveedor de atención de la salud, lo que aumenta el riesgo de efectos farmacológicos adversos. Más de un tercio señala que ningún proveedor ha revisado sus medicamentos para ver si todos son necesarios.

Un 49 por ciento de los encuestados que toman con regularidad un medicamento recetado les preguntaron a los emisores de sus recetas si podían dejar de tomar un medicamento, y un 71 por ciento pudieron eliminar al menos uno. La encuesta incluyó a casi 2,000 adultos.

"Podemos ver que cuando los consumidores preguntan si pueden dejar de tomar al menos uno de sus medicamentos, en la mayoría de los casos los médicos se muestran de acuerdo", señaló en un comunicado de prensa Ellen Kunes, líder del Equipo de Desarrollo de Contenido de Salud y Alimentos de Consumer Reports.

Recetas

La cantidad de recetas surtidas por los adultos y los niños estadounidenses aumentó en un 85 por ciento entre 1997 y 2016, de 2.4 mil millones a 4.5 mil millones al año, según la firma de investigación sobre la salud Quintile IMS. En ese periodo, la población de EE. UU. aumentó en un 21 por ciento.

En 2014, casi 1.3 millones de personas buscaron tratamiento en la sala de emergencias por efectos farmacológicos adversos, y unas 124,000 personas murieron, según datos del gobierno de EE. UU. citados por Consumer Reports.

El artículo menciona 12 afecciones para las cuales las personas pueden intentar cambios en el estilo de vida antes de tomar medicamentos recetados: el TDAH, el dolor de espalda y de articulaciones, la demencia, la depresión leve, la acidez, el insomnio, la testosterona baja, la osteopenia (pérdida ósea), la vejiga hiperactiva, la prediabetes, la prehipertensión y la obesidad.

Más información

La Oficina de Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud de los EE. UU. tiene más información sobre el uso seguro de los medicamentos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad