ECG de relojes inteligentes ofrecen rápidamente datos cardíacos

ECG de relojes inteligentes ofrecen rápidamente datos cardíacos

¿Podría una aplicación de un reloj inteligente salvar la vida de un paciente con un ataque cardiaco? Es muy posible, según unos investigadores italianos.

Encontraron que las lecturas de electrocardiograma (ECG) de un reloj inteligente fueron casi igual de precisas que un ECG estándar entre los pacientes que sufrieron ataques cardiacos.

"No siempre hay un electrocardiograma [estándar] fácilmente disponible", señaló el autor del estudio, el Dr. Ciro Indolfi. "La capacidad de identificar de forma rápida y fácil a un ataque cardiaco que está ocurriendo gracias al uso de un sencillo reloj inteligente podría ser muy útil en ciertas situaciones para reducir las consecuencias negativas de un ataque cardiaco".

Indolfi es director de investigación cardiovascular de la Universidad de Magna Graecia en Catanzaro, Italia.

Un ECG es una representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón. Indolfi anotó que esas mediciones son esenciales para establecer si un paciente con dolor de pecho ha sufrido un ataque cardiaco. También puede identificar rápidamente las causas específicas.

Para ver si los electrocardiogramas de los relojes inteligentes de verdad funcionan, los investigadores evaluaron la fiabilidad de los ECG de 81 pacientes que buscaron atención por un ataque cardiaco probable en una clínica entre abril de 2019 y enero de 2020. Dos tercios eran hombres, y tenían una edad promedio de 61 años.

Todos recibieron un ECG estándar de "12 derivaciones", que usa 12 electrodos en distintos puntos del pecho y las extremidades para producir una medición.

Los pacientes también recibieron un ECG mediante un reloj inteligente Apple Watch Series 4. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó el ECG incluido en el reloj inteligente como una forma fiable de detectar la grave irregularidad del latido cardiaco conocida como fibrilación auricular.

En lugar de las 12 derivaciones de electrodos, el reloj inteligente está equipado con uno sensores diseñados para formar una sola derivación de electrodo. Como alternativa, los investigadores colocaron exitosamente el reloj en nueve puntos distintos en el cuerpo de cada paciente para generar múltiples mediciones. Entonces, las mediciones se subieron a un iPhone de Apple.

Con fines de comparación, 19 hombres y mujeres que no se sospechaba que estaban sufriendo un ataque cardiaco también recibieron ECG estándar y con relojes inteligentes.

Los ECG generados por el reloj tuvieron una precisión del 94 por ciento al identificar y distinguir de manera correcta entre los varios tipos de ataque cardiaco, según Indolfi. El reloj también anotó que forma correcta que no había ocurrido un ataque cardiaco en 9 de cada 10 pacientes sanos.

El reloj no genera un diagnóstico, sino que las mediciones del ECG deben ser interpretadas por un médico. Pero los hallazgos sugieren que "con el Apple Watch, es posible realizar un ECG de nueve derivaciones con una fiabilidad casi igual que la del ECG estándar", aseguró Indolfi.

Esto es importante, añadió, porque mientras antes se administren los tratamientos tras un ataque cardiaco, mejor es el resultado. Esto tiene una importancia particular, señaló Indolfi, entre los pacientes que experimentan una forma muy grave de ataque cardiaco conocido como IMEST (infarto de miocardio con elevación del segmento ST).

A esos pacientes les puede ir bien tras la inserción de un dilatador o un balón (angioplastia coronaria) para ampliar una arteria bloqueada, anotó Indolfi. Pero ese procedimiento solo "reduce la mortalidad si se realiza pronto", lo que significa administrar un ECG en un plazo de 10 minutos, y entonces el tratamiento en un plazo de dos horas.

El Dr. Gregg Fonarow, director del Centro de Cardiomiopatía Ahmanson-Universidad de California, en Los Ángeles, recibió a los hallazgos con un optimismo cauto.

"Este nuevo estudio de factibilidad muestra que se podría usar un reloj inteligente para obtener varias derivaciones en un ECG", dijo, y subrayó el "alto nivel [de] concordancia" entre las lecturas con el reloj inteligente y las estándar.

Fonarow añadió que se necesitará más trabajo de seguimiento para confirmar los hallazgos.

Pero se mostró de acuerdo en que los ECG de los relojes inteligentes podrían en última instancia resultar muy útiles para acelerar el diagnóstico y el tratamiento en las situaciones donde el tiempo es esencial, lo que incluye a los ataques cardiacos en lugares donde no hay ECG estándar disponibles.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 31 de agosto de la revista JAMA Cardiology.

Comparte tu opinión