¿Los cigarrillos de hierbas son de verdad más saludables?

JUEVES, 5 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Los cigarrillos de hierbas: tienen cierto aire de "elegancia", y suenan como una alternativa más saludable al tabaco, ¿pero en realidad fumarlos es más seguro?

En realidad no, señalan unos expertos.

¿Los cigarrillos de hierbas son de verdad más saludables?

"Incluso los cigarrillos de hierbas sin tabaco desprenden alquitrán, materia particulada y monóxido de carbono, y son peligrosos para la salud", según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS).

La ACS describe los peligros de algunas de estas alternativas herbales, desde los cigarrillos de clavo conocidos como kreteks hasta los cigarrillos con sabores llamados bidis y unas pipas de agua llamadas narguiles.

"Los narguiles no son una alternativa segura a fumar cigarrillos", advirtió la Dra. Ellen Rome, de la Clínica Cleveland en Ohio, en una publicación sobre los peligros de compartir estas pipas que calientan el tabaco con carbón y lo filtran con agua fresca.

"Una sesión típica de una hora implica inhalar un volumen de 100 a 200 veces más alto que el humo que se inhala de un solo cigarrillo", anotó Rome.

¿Qué son los cigarrillos de hierbas?

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE. UU. define a los cigarrillos de hierbas como cigarrillos que contienen una mezcla de flores, hierbas y otros ingredientes naturales. ¿Qué no contienen los cigarrillos de hierbas? Ni tabaco ni nicotina.

A pesar de estos ingredientes naturales, de cualquier forma emiten muchos de los mismos compuestos nocivos que los cigarrillos contienen, como el alquitrán y el monóxido de carbono, según el NCI.

Aunque ciertos cigarrillos de hierbas son bien conocidos, otros lo son menos.

Un estudio recién publicado en la revista Omega, de la Sociedad Americana de Química (American Chemical Society), describe una variedad de hierbas que se enrollan y fuman, entre ellas algunas que es probable que se conozcan mejor por su uso en infusiones, la cocina o los productos de belleza. Entre ellas se encuentran la damiana, el verbasco, el tusilago, el ginseng, la artemisa, la menta, la lavanda, el tomillo y el clavo. Uno de los autores del estudio fue Mohamed Farag, profesor asociado de la Universidad de El Cairo, en Egipto.

En el estudio, los autores anotaron que "en los países occidentales, los cigarrillos de hierbas usan materiales como la avellana y los pétalos de rosa, que no se consideran terapéuticos ni se mezclan con tabaco. Pero un cigarrillo de hierbas en una región de Asia es un cigarrillo que contiene una combinación de tabaco y hierbas asiáticas que se usan históricamente con fines terapéuticos".

Tipos de cigarrillos de hierbas

¿Exactamente cuántos tipos de cigarrillos de hierbas hay disponibles para fumar? Varios.

Los bidis son tabaco enrollado en las hojas de una planta nativa de Asia llamada tendu o temburni, o en una hoja de tabaco sin procesar, según la ACS.

Tienen menos tabaco pero más nicotina, alrededor de tres veces más que los cigarrillos tradicionales, de acuerdo con la ACS. Los bidis también podrían tener sabores a frutas o chocolate, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.. Son pequeños, finos y no tienen filtro.

Por otra parte, los kreteks de Indonesia contienen tabaco, clavo molido, aceite de clavo y otros aditivos, señala la ACS. Son un "cigarrillo de entrenamiento" que los jóvenes favorecen. Los compuestos cancerígenos y la nicotina que contienen hacen que sean nocivos y adictivos, según el NCI.

Los narguiles no son cigarrillos, sino pipas que se comenzaron a usar hace siglos en India y Persia, según los CDC. Usan carbón para calentar el tabaco con sabores. Algunos usan "shisha" de hierbas en lugar de tabaco, pero estos conllevan sus propios riesgos.

¿Los cigarrillos de hierbas son seguros?

Los bidis son al menos igual de peligrosos para la salud humana que los cigarrillos que se venden en Estados Unidos, según la ACS, que apunta a su concentración más alta de compuestos peligrosos.

Entre los riesgos de fumar bidis con regularidad se incluyen el ataque cardiaco, enfermedades pulmonares como el enfisema y la bronquitis crónica, y cánceres orales, de pulmón y de estómago, advierten la ACS y los CDC.

El riesgo de ataque cardiaco y enfermedad cardiaca coronaria es tres veces más alto entre los que fuman bidis, comentaron los CDC, que citaron estudios llevados a cabo en India, porque se ha realizado poca investigación sobre sus efectos a largo plazo en EE. UU.

Un estudio que se publicó en la revista The Lancet Global Health encontró que "los bidis son al menos igual de dañinos que los cigarrillos para la salud cardiorrespiratoria" y la mortalidad. Una de las autoras del estudio fue la Dr. MyLinh Duong, de la Universidad de McMaster y de Hamilton Health Sciences, en Ontario, Canadá.

Los kreteks también se vinculan con los problemas de los pulmones, entre ellos un riesgo 20 veces más alto de una función pulmonar anómala, por ejemplo bloqueos en las vías respiratorias, según la ACS. También se vinculan con unos niveles más bajos de oxígeno, e inflamación y fluidos en los pulmones.

Una revisión reciente, que se publicó en la revista Nicotine & Tobacco Research, encontró que fumar kreteks con regularidad conllevaba un riesgo más alto de enfermedades orales, cardiovasculares y respiratorias. Una de las autoras fue Desy Nuryunarsih, de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Los narguiles conllevan sus propios riesgos, a pesar de su sistema de administración distinto. El proceso de fumar un narguile suministra unos niveles altos de compuestos peligrosos, como el monóxido de carbono y metales, según los CDC.

El estudio publicado en la revista Omega anotó el impacto potencial en la salud a largo plazo de fumar ciertas hierbas, lo que incluía un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular (ACV) y diabetes tipo 2.

"En general, quemar ingredientes derivados de las hierbas podría afectar al cuerpo humano de muchas formas, y provocar graves enfermedades", escribieron los autores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Comparte tu opinión