Los cierres de las escuelas podrían estar ensanchando las cinturas de los niños

Los cierres de las escuelas podrían estar ensanchando las cinturas de los niños

MIÉRCOLES, 8 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Un efecto secundario de la pandemia del coronavirus podría ser duradero: los cierres de las escuelas en EE. UU. podrían empeorar la crisis de obesidad infantil, advierten los expertos.

Investigaciones anteriores han encontrado que los niños tienden a aumentar de peso cuando están fuera de la escuela en verano, sobre todo los niños hispanos y negros y los que ya tienen sobrepeso.

"El peso que aumentan los niños que están fuera de la escuela durante la pandemia de COVID-19 podría tener unas consecuencias a largo plazo", señaló Andrew Rundle, que estudia las formas de prevenir la obesidad infantil. Rundle es profesor asociado de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

"La investigación muestra que el peso que se aumenta en los meses de verano se mantiene a lo largo del año escolar, y se acumula verano tras verano", dijo Rundle en un comunicado de prensa de la universidad. "Cuando un niño experimenta obesidad, incluso a una edad temprana, está en un mayor riesgo de un peso malsano, hasta la mediana edad".

Rundle y sus colaboradores predijeron que los cierres escolares relacionados con la COVID-19 duplicarán el tiempo que muchos niños de Estados Unidos pasan fuera de la escuela este año. Y esto, a su vez, agravará los factores de riesgo del aumento no deseado de peso, advirtieron.

Las órdenes de distanciamiento social y confinamiento en casa limitan las oportunidades de hacer ejercicio, sobre todo para los niños urbanos que viven en apartamentos pequeños. Como resultado, es probable que aumenten la inactividad, el tiempo de pantallas y el consumo de refrigerios, escribieron Rundle y sus colaboradores en su estudio, que se publicó en una edición reciente de la revista Obesity.

También anotaron que las familias que acumulan fuentes de comida duraderas tienden a enfocarse en comidas reconfortantes ultraprocesadas y ricas en calorías.

Los autores describieron formas de prevenir el aumento de peso en los niños durante la pandemia de coronavirus.

  • Para reducir la inseguridad alimentaria, que se asocia con un peso malsano en los niños, algunos distritos escolares están ofreciendo a los estudiantes comida para llevar en las escuelas o en autobuses que hacen las rutas regulares en que recogen a los niños.
  • Los mercados de productores con frecuencia proveen productos especializados y étnicos y la comida preparada que buscan las comunidades de inmigrantes. Las ciudades y estados deben considerarlos como parte de los servicios de comida esenciales, pero también crear planes de distanciamiento social para esos mercados, recomendaron Rundle y sus colaboradores.
  • A medida que las escuelas cambian a la enseñanza remota, deberían hacer que la educación física sea una prioridad, con planes de clases en casa de actividad física y/o la transmisión de clases de ejercicio, añadieron los autores.

Más información

La Oficina de Prevención de la Enfermedad y Promoción de la Salud de EE. UU. ofrece consejos sobre cómo mantener a los niños en un peso saludable.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión