Los científicos crean el primer modelo de laboratorio de un 'preembrión' humano con fines de investigación

MIÉRCOLES, 17 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- La investigación sobre los abortos espontáneos, la infertilidad y los defectos congénitos está a punto de lograr avances revolucionarios, gracias a la creación en el laboratorio de embriones humanos en etapas tempranas, llevada a cabo por dos equipos internacionales de científicos distintos.

Ambos equipos pudieron usar células humanas para crear blastocistos artificiales, una etapa temprana de la concepción que ocurre pocos días después de la fertilización de un óvulo pero antes de la implantación y el desarrollo de un embrión en el útero.

Los científicos crean el primer modelo de laboratorio de un 'preembrión' humano con fines de investigación

Hasta ahora, la investigación sobre los blastocistos humanos dependía de las donaciones de los procedimientos de la fertilización in vitro (FIV), que son escasas y difíciles de obtener.

Pero los procedimientos creados por los dos equipos se pueden usar para producir cientos de blastocistos de forma eficiente para su uso en la investigación de laboratorio, aseguró el martes durante una conferencia de prensa José Polo, investigador sénior de uno de los equipos y profesor de biología de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia.

"Ahora, nos permitirán estudiar a escala los pasos muy iniciales del desarrollo humano, sin tener que usar blastocistos donados de la FIV", aclaró Polo. "Esto abrirá una gran ventana a esas semanas iniciales del desarrollo humano".

Las investigaciones futuras podría usar estos blastocistos artificiales, que los equipos han llamado blastoides, para examinar en el laboratorio por qué ocurren abortos espontáneos y defectos congénitos, además de los efectos de fármacos, toxinas y virus en los embriones que ocurren en los primeros tres a 10 días tras la concepción, señaló Polo.

"Se pueden evaluar las hipótesis sin usar embriones humanos reales", explicó Jun Wu, investigador sénior del otro equipo internacional, y profesor asistente de biología molecular del centro Médico del Suroeste de la Universidad de Texas, en Dallas.

Dos tercios de los gemelos idénticos se desarrollan durante la etapa de blastocistos, y "los defectos [a nivel] de blastocisto humano son una causa de los abortos espontáneos", anotó Teresa Rayon, becaria postdoctoral en entrenamiento en dinámica del desarrollo del Instituto Francis Crick, un centro de investigación biomédica en Inglaterra.

Los investigadores se apresuraron a anotar que estos blastoides presentan diferencias clave respecto a los blastocistos humanos, y no podrían originar un embrión viable ni usarse para crear una vida humana.

"Son estructuras organizadas parecidas a un embrión, modeladas en el embrión humano, pero en mi opinión, no los considero equivalente a un blastocisto humano proveniente de una fertilización in vitro", comentó Amander Clark, miembro del equipo de Polo y catedrática de biología molecular, celular y del desarrollo de la Universidad de California, en Los Ángeles.

El equipo de Polo creó sus blastoides al reprogramar células cutáneas humanas y cambiar su identidad celular para formar un conjunto de células mixtas parecidas a las que se encuentran en un embrión humano temprano.

Reunieron las células en un andamio de "gelatina" tridimensional, y encontraron que las células comenzaron a interactuar y organizarse en un estructura redonda similar a un blastocisto humano. Llaman a su descubrimiento blastoides inducidos, o iBlastoides.

El equipo de Wu lo hizo de otra forma, al usar células madre derivadas de adultos para generar estructuras parecidas a los blastocitos.

Ambos informes se publicaron el 17 de marzo en la revista Nature.

Los dos estudios "proveen un avance emocionante", aseguró Peter Rugg-Gunn, líder del grupo de investigación genética del Instituto Babraham, en Reino Unido.

"El trabajo subraya la notable capacidad de las células de organizarse a sí mismas y formar estructuras complejas", señaló Rugg-Gunn. "Algo impresionante es que, incluso en estos primeros experimentos, se forman subestructuras definidas que parecen imitar a los eventos fundamentales del desarrollo temprano, abriendo así este proceso para la observación experimental y el estudio. La investigación provee un importante nuevo modelo celular para estudiar el desarrollo humano temprano, lo que podría conducir a una mejor comprensión de la infertilidad y la pérdida temprana del embarazo".

Más información

La Universidad de California, en San Francisco, ofrece más información sobre el proceso de la concepción.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jose Polo, PhD, professor, biology, Monash University, Melbourne, Australia; Jun Wu, PhD, assistant professor, molecular biology, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Amander Clark, PhD, chair, molecular, cell and developmental biology, University of California, Los Angeles; Nature, March 17, 2021

Comparte tu opinión