Los CDC respaldan los refuerzos para niños con un riesgo alto de 5 a 11 años, y menos tiempo entre dosis

MARTES, 4 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. respaldaron el martes la aprobación para el uso de emergencia de la vacuna de refuerzo de Pfizer para los niños de 5 a 11 años con un riesgo alto, además de reducir el periodo entre una segunda dosis y una dosis de refuerzo de seis a cinco meses.

Ambas aprobaciones provienen de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., mientras que, el miércoles, el Comité Asesor de Prácticas de Vacunación (ACIP) de los CDC sopesará una tercera aprobación que autoriza las dosis de refuerzo para los niños de 12 a 15 años.

Los CDC respaldan los refuerzos para niños con un riesgo alto de 5 a 11 años, y menos tiempo entre dosis

"Como hemos hecho durante toda la pandemia, seguiremos actualizando nuestras recomendaciones para garantizar la mejor protección posible para los estadounidenses", señaló la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, en una declaración de la agencia. "Tras las autorizaciones de la FDA, las recomendaciones de hoy garantizan que las personas puedan obtener un refuerzo de la protección frente a la ómicron y los casos en aumento por todo el país, y garantizan que los niños más vulnerables puedan obtener una dosis adicional para optimizar la protección contra la COVID-19. Si usted o sus hijos son elegibles para una tercera dosis o un refuerzo, por favor póngaselos lo antes posible".

"Además, la FDA tomó medidas esta semana para autorizar los refuerzos para los niños de 12 a 15 años, y espero con ansias a la reunión del ACIP el miércoles para sopesar este tema", añadió Walensky.

Si el comité aprueba la autorización, a continuación se prevé que Walensky ofrezca un rápido respaldo.

Aunque se cree que los niños pueden tolerar mejor una infección con la COVID-19, en casos raros pueden enfermar de gravedad y morir. Además, la variante ómicron de la COVID, que es altamente contagiosa, está infectando ahora a un número récord de estadounidenses, presionando a unos hospitales que ya están atendiendo a los pacientes infectados con la variante delta, reportó el New York Times.

Y los niños no van a librarse de la oleada de ómicron: las hospitalizaciones por la COVID-19 se están disparando entre los jóvenes de todo Estados Unidos, justo mientras los estudiantes vuelven a la escuela.

Al menos nueve estados han reportado números récord de hospitalizaciones pediátricas relacionadas con la COVID: Connecticut, Georgia, Illinois, Kentucky, Massachusetts, Maine, Missouri, Ohio y Pensilvania, además de Washington, D.C., informó el lunes NBC News.

Y en otra preocupante noticia, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) reportó el lunes un asombroso aumento en los casos pediátricos de COVID.

"Los casos de COVID-19 entre los niños de EE. UU. han alcanzado el mayor conteo jamás reportado desde inicios de la pandemia", señalaba el informe. "En la semana que acabó el 30 de diciembre, se reportaron más de 325,000 casos infantiles de COVID-19. Esa cifra es un aumento del 64 por ciento respecto a los 199,000 casos adicionales que se reportaron en la semana que terminó el 23 de diciembre, y casi el doble que el conteo de casos de las dos semanas anteriores".

Aunque la enfermedad grave por la COVID sigue siendo rara en los niños, el gran número de casos nuevos preocupa a los médicos.

"Parece que las personas han intentado restarle importancia al significado de la enfermedad en los niños", comentó el Dr. Mark Kline, médico jefe del Hospital Pediátrico de Nueva Orleáns. "Hemos pasado dos años desmontando los mitos sobre la COVID y los niños, de que es 'inofensiva' para los niños. No lo es".

Kline no es el único médico de enfermedades infecciosas pediátricas a quien le preocupa el aumento en las hospitalizaciones por la COVID entre los niños.

"Nunca he visto una infección que arrope a todo un país en cuestión de una o dos semanas", comentó a NBC News el Dr. David Kimberlin, codirector de la división de enfermedades infecciosas pediátricas de la Universidad de Alabama, en Birmingham. "La tasa de casos en mi parte de Alabama es como un cohete. Refleja la cantidad de virus que hay en la comunidad. Con esto, veremos un aumento en los números de hospitalización".

El Dr. Chethan Sathya, cirujano pediátrico del Centro Médico Pediátrico Cohen en Nueva York, parte de Northwell Health, dijo que "literalmente todos los niños" que él y su equipo operaron o trataron de otra forma en el fin de semana pasada eran COVID positivos. Incluso si su enfermedad no era específica del coronavirus, de cualquier forma presionaron a los recursos.

Los refuerzos de Pfizer ya se habían autorizado para las personas de a partir de 16 años. Las dos otras vacunas contra la COVID, de Moderna y Johnson & Johnson, están autorizadas para los adultos de a partir de 18 años.

Alrededor de un 70 por ciento de los estadounidenses de a partir de 12 años ya están vacunados del todo, según los CDC, pero alrededor de 1.8 millones de adolescentes del grupo demográfico de 12 a 15 años de edad ya han tenido un resultado positivo en una prueba del virus.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID y los niños.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, Jan. 4, 2022; New York Times

Comparte tu opinión