¿Los audífonos reducen las probabilidades de demencia?

MARTES, 17 de enero de 2023 (HealthDay News) -- ¿Perder la audición al envejecer podría ser un precursor de la demencia?

Tal vez, sugiere una investigación reciente, que encontró que las personas mayores que tenían problemas para escuchar eran más propensas a desarrollar demencia más adelante. Pero junto con las malas noticias había algunas buenas: los audífonos, que ahora están disponibles sin receta por unos precios mucho más bajos, podrían reducir este riesgo.

¿Los audífonos reducen las probabilidades de demencia?

"Hay evidencias de que la pérdida auditiva provoca cambios estructurales en el cerebro", señaló el autor del estudio, Nicholas Reed, audiólogo del Centro Coclear para el Oído y la Salud Pública de Johns Hopkins Medicine, en Baltimore. "No recibe las entradas para mantener al cerebro robusto, así que se podría desarrollar una atrofia en ciertas áreas, lo que conduce a la demencia".

Además, las dificultades constantes para escuchar podrían hacer que el cerebro trabaje incluso más duramente, lo que provoca fatiga y sienta las bases para los problemas con el pensamiento y la memoria, apuntó.

¿Otro vínculo potencial? Las personas con pérdida de la audición podrían retirarse de los eventos sociales, y se sabe que mantenerse implicado en el mundo ayuda a evitar la demencia, añadió Reed.

Los hallazgos son importantes para millones: casi uno de cada tres estadounidenses de 65 a 74 años, y la mitad de los que son mayores, tienen una pérdida auditiva de suficiente gravedad como para que afecte a su calidad de vida, según el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de EE. UU. Pero la mayoría de estas personas no usan audífonos.

En este estudio de más de 2,400 adultos mayores, la mitad de los cuales tenían más de 80 años, hubo un vínculo claro entre la gravedad de la pérdida de la audición y la demencia. En específico, las personas con una pérdida auditiva entre moderada y grave tenían un riesgo un 61 por ciento más alto de desarrollar demencia que los que tenían una audición normal. Pero el uso de audífonos mitigaba este riesgo. Las personas con una pérdida de la audición entre moderada y grave que usaban audífonos para amplificar el sonido tenían un riesgo de demencia un 32 por ciento más bajo que sus pares que no usaban audífonos.

Aunque estudios anteriores han mostrado unos vínculos similares, el nuevo estudio incluyó a una muestra nacionalmente representativa de personas, incluso a personas muy ancianas y afroamericanas, lo que sugiere que los hallazgos son generalizables, apuntó Reed.

Pero se necesita más investigación para sacar cualquier conclusión firme, comentó. Reed y sus colegas realizan ahora un ensayo de tres años que debería responder a cualquier pregunta restante sobre la pérdida auditiva, su vínculo con la demencia y el rol potencial que los audífonos podrían tener.

Hay muchas cosas que las personas mayores pueden hacer ahora para evitar la demencia y mejorar su audición, aconsejó Reed.

"Mantenerse socialmente implicado y activo es de suma importancia. En cuanto a la audición, vamos a suponer que los audífonos son protectores", planteó. "Sabemos que mejoran la calidad de vida, así que vale la pena resolver la pérdida auditiva a medida que envejece".

Por suerte, desde hace poco solucionar la pérdida de la audición sale mucho más barato. Desde agosto de 2022, hay audífonos disponibles sin receta para las personas con una pérdida auditiva leve y moderada, que conforman la gran mayoría de la pérdida de la audición relacionada con la edad, observó.

"Este es el cambio más grande en el campo de la atención de la audición en décadas", anotó Reed.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 10 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

Algunas personas con una pérdida auditiva avanzada se pueden beneficiar de un implante coclear en lugar de audífonos, comentó el Dr. J. Thomas Roland Jr., presidente del departamento de otorrinolaringología—cirugía de cabeza y cuello de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Podemos rehabilitar la pérdida auditiva mediante un implante coclear, y esto podría evitar la demencia durante un par de años", aseguró Roland, que no participó en el nuevo estudio.

"Los audífonos amplifican el sonido, pero más allá de cierto punto de pérdida de la audición, el volumen no ayuda", explicó. Aquí entran los implantes cocleares. Estos dispositivos circunvalan a las partes dañadas del oído y estimulan directamente al nervio auditivo, apuntó Roland, que acaba de colocarle un implante coclear a una persona de 93 años.

Si tiene problemas para oír cuando hay ruido de fondo, o en el teléfono, hágase una prueba para ver si se beneficiaría de audífonos o un implante coclear, sugirió Roland.

"Una persona no oye bien, así que evita los eventos sociales, como ir a restaurantes, al cine, al teatro o a los eventos familiares", añadió.

No espere demasiado tiempo, ya que puede convertirse en un callejón sin salida, anotó.

Más información

Aprenda más sobre los audífonos en el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Nicholas Reed, audiologist, Cochlear Center for Hearing and Public Health, Johns Hopkins Medicine, Baltimore; J. Thomas Roland, Jr., MD, chair, department of otolaryngology—head and neck surgery, NYU Langone Health, New York City; Journal of the American Medical Association, Jan. 10, 2023

Comparte tu opinión