Los análisis genéticos se usan muy poco en las pacientes con cáncer de mama, según un estudio

Los análisis genéticos se usan muy poco en las pacientes con cáncer de mama, según un estudio

MARTES, 13 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Casi la mitad de las pacientes a las que se acaba de diagnosticar un cáncer de mama y que deberían recibir un análisis genético no lo reciben, según un estudio reciente.

Los análisis genéticos pueden tener un papel importante en la decisión sobre cuál es el mejor curso de tratamiento, indicaron los investigadores de la Universidad de Michigan.

El estudio incluyó a un poco más de 1,700 mujeres con un cáncer de mama en etapa inicial que podrían beneficiarse de los análisis genéticos.

No solo muchas no realizaron los análisis genéticos, sino que a una cuarta parte de las pacientes no se les aconsejó sobre su riesgo potencial, descubrieron los investigadores. Además, menos de dos terceras partes de las que realizaron análisis genéticos vieron a un consejero antes de la cirugía, cuando los resultados de la prueba podrían tener el mayor impacto en el tratamiento.

Aproximadamente una tercera parte de las pacientes con cáncer de mama que tienen antecedentes familiares de la enfermedad o a las que se diagnostica a una edad joven tienen una predisposición genética al cáncer de mama. En estas pacientes, un análisis genético puede jugar un papel importante en la determinación del tratamiento, explicaron los autores del estudio.

Por ejemplo, una paciente podría decidir que le extirparan ambos senos si el análisis genético indica que tiene un riesgo alto de un segundo cáncer de mama.

"Integrar la consejería genética en la toma de decisiones sobre el tratamiento es difícil. Los oncólogos se centran de forma adecuada en los tratamientos para el cáncer que se ha diagnosticado, y las pacientes con frecuencia desean tomar decisiones con rapidez", dijo el autor del estudio, el Dr. Steven Katz, en un comunicado de prensa de la universidad.

"Abordar el riesgo de sufrir cánceres secundarios a partir de un riesgo hereditario podría verse como algo menos prioritario", añadió. Katz es profesor de medicina general y de gestión y políticas de la salud.

La autora principal del estudio, Sarah Hawley, profesora de medicina interna, dijo que encontrar nuevas maneras de integrar la consejería genética es importante. Eso podría incluir "incorporar distintos profesionales clínicos, incluyendo los consejeros genéticos, de forma más flexible y darles herramientas para ayudar a las pacientes a comprender las implicaciones de la prueba en su tratamiento", añadió en el comunicado de prensa.

El estudio aparece en la edición del 12 de marzo de la revista Journal of Clinical Oncology.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer de mama y la genética.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión