Los abortos médicos y los quirúrgicos son muy seguros, según una revisión

JUEVES, 5 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Cuando la Corte Suprema de EE. UU. derogó la histórica sentencia de Roe contra Wade el pasado junio, muchos temían que las prohibiciones del aborto pondrían en peligro la salud de las mujeres embarazadas.

Varios meses más tarde, un grupo conservador conocido como Alliance Defending Freedom demandó a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para que revirtiera su aprobación de hace décadas de la pastilla para abortar mifepristona, afirmando que había unas preocupaciones persistentes sobre la seguridad del medicamento.

Los abortos médicos y los quirúrgicos son muy seguros, según una revisión

Pero un nuevo estudio de más de 39,000 mujeres canadienses muestra que tanto los abortos médicos (con pastillas) como los quirúrgicos en el primer trimestre son seguros y efectivos, aunque hubo ligeramente más complicaciones con el aborto médico, mostró el estudio.

El aborto médico implica a dos fármacos que pueden frenar un embarazo temprano: la mifepristona y el misoprostol. La mifepristona bloquea a la hormona progesterona, que es necesaria para el embarazo, y el misoprostol provoca calambres y sangrado para vaciar el útero.

"Los efectos adversos son poco frecuentes después del aborto temprano tanto procedimental [quirúrgico] como médico", aseguró la Dra. Christine Laine, vicepresidenta sénior del Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians). Laine también es editora jefa de la revista Annals of Internal Medicine, que publicó el estudio en su edición en línea del 3 de enero.

"Aunque ocurrieron ligeramente más eventos adversos tras el aborto médico, las complicaciones fueron infrecuentes en este ámbito, en que las personas embarazadas que desean interrumpir un embarazo pueden recibir el medicamento necesario de forma gratuita en una farmacia ambulatoria con la receta de un médico, e interrumpir el embarazo de forma segura", comentó Laine.

Ahora, más de la mitad de los abortos de EE. UU. se realizan con pastillas en lugar de cirugía, según información del Instituto Guttmacher, un grupo de investigación que respalda los derechos a abortar.

La FDA acaba de dar un importante paso para mejorar el acceso a la mifepristona. Las cadenas de farmacia, como CVS y Walgreens, pueden ahora despachar este medicamento si aceptan unas normas específicas. Hasta ahora, la mifepristona solo podía ser despachada por farmacias de pedido por correo, o médicos y clínicas certificados.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron las complicaciones entre las mujeres que se sometieron al aborto con medicamentos con mifepristona-misoprostol, una clínica de abortos, o un aborto en un hospital en Ontario, Canadá, de 2017 a 2020.

Ocurrieron complicaciones graves, entre ellas la necesidad de un procedimiento ginecológico, cuidados intensivos, un sangrado que requiriera una transfusión de sangre o una infección, en apenas 3.3 por cada 1,000 mujeres tras el medicamento y en 1.8 por cada 1,000 mujeres tras un procedimiento en una clínica dentro de un hospital, mostró el estudio.

El nuevo estudio se llevó a cabo en Canadá, pero ambos tipos de aborto pueden ser igual de seguros en Estados Unidos, aseguró Carol Hogue, profesora emérita de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory, en Atlanta.

"Los procedimientos de aborto son extremadamente seguros, con una tasa de mortalidad en Estados Unidos que es comparable a la de tratamientos comunes, como los procedimientos dentales", comentó Hogue, autora de un editorial que se publicó junto con el estudio.

Como comparación, las muertes relacionadas con los abortos fueron de 0.43 por cada 100,000 procedimientos de 2013 a 2019, mientras que la tasa de mortalidad materna en 2020 fue de 23.8 por cada 100,000 nacimientos vivos, apuntó.

"Si se deniegan todos los abortos, la mortalidad materna aumentaría en un 24 por ciento en general, y en un 39 por ciento entre las mujeres negras no hispanas, que tienen unas tasas más altas de embarazos accidentales, además de un riesgo más alto de muerte al continuar un embarazo", observó Hogue.

El número de mujeres embarazadas que mueren al dar a luz podría reducirse mediante la eliminación de las restricciones existentes sobre el aborto, anotó.

La única forma de bajar las tasas de aborto es eliminar los embarazos prevenibles accidentales o no deseados, dijo Hogue. "Si todas las parejas heterosexuales previenen la concepción mediante el uso de anticonceptivos reversibles de larga acción o anticonceptivos permanentes, se estima que se podrían prevenir un 80 por ciento de todos los embarazos sin planificar y los abortos entre estas parejas", explicó.

Lamentablemente, muchas parejas no pueden costear los mejores métodos o viven en desiertos de atención reproductiva. La Ley del Derecho a la Anticoncepción (Right to Contraception Act) busca ayudar a las personas a costear y acceder a la anticoncepción, añadió. Este proyecto de ley fracasó en el Senado, pero quizá lo resuciten en un futuro.

Más información

La Kaiser Family Foundation ofrece información actualizada sobre el acceso al aborto en Estados Unidos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Carol Hogue, PhD, MD, professor emeritus, epidemiology, Rollins School of Public Health, Emory University, Atlanta; Christine Laine, MD, MPH, editor-in-chief, Annals of Internal Medicine, and senior vice president, American College of Physicians, Philadelphia; Annals of Internal Medicine, Jan. 3, 2023, online


Comparte tu opinión