Lo que los expertos saben sobre la 'variante preocupante' ómicron

LUNES, 29 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- La esperanza de que la pandemia estuviera reduciéndose sufrió un gran revés el fin de semana de Acción de Gracias, con la noticia de que una variante que se detectó inicialmente en la parte sur de África porta múltiples variaciones que podrían hacerla resistente a las vacunas aprobadas.

En una reunión de emergencia convocada para el viernes por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la agencia dio a la variante, que primero se conoció como B.1.1.529, el nombre de la decimoquinta letra del alfabeto griego, ómicron.

Lo que los expertos saben sobre la 'variante preocupante' ómicron

La agencia también designó a la ómicron como "variante preocupante". Esta es la categoría más seria que la agencia usa cuando monitoriza a las nuevas variantes del SARS-CoV-2, el virus que provoca a la COVID-19.

La reacción global ha sido rápida, mientras la detección de casos de ómicron en África, además de casos aislados en otros países, hace que los mercados se tambaleen y los países prohíban los vuelos desde las naciones del sur de África.

Hasta ahora, Estados Unidos, la Unión Europea, Israel, Gran Bretaña y Canadá, y otros países, han prohibido los vuelos desde la región, con la esperanza de al menos retrasar la llegada de la variante.

Pero quizá ya sea demasiado tarde. Se han registrado casos en Reino Unido y la Unión Europea, y el domingo se reportaron dos casos de infección con la Ómicron en América del Norte. Según una declaración publicada el domingo por Ottawa Public Health en Ontario, Canadá, "dos individuos de Ottawa tuvieron resultados positivos de la variante Ómicron de la COVID-19, y habían viajado hacía poco desde Nigeria".

El sábado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. publicaron una declaración en que enfatizaban que, hasta ahora, "no se ha identificado ningún caso de esta variante en EE. UU., hasta la fecha". La agencia añadió que "los CDC están monitorizando de forma continua a las variantes, y el sistema de vigilancia de variantes de EE. UU. ha detectado de manera fiable las variantes en este país. Prevemos que la Ómicron se identifique rápidamente, si surge en EE. UU.".

Según una declaración de la Casa Blanca, el Presidente Joe Biden se reunió el domingo con el Dr. Anthony Fauci y miembros del Equipo de Respuesta a la COVID para que le informaran sobre la variante ómicron.

"El Dr. Fauci informó al Presidente que aunque tardará unas dos semanas más en tener una información más definitiva sobre la transmisibilidad, gravedad y otras características de la variante, sigue creyendo que es probable que las vacunas existentes provean un grado de protección contra los casos graves de COVID", según la declaración.

'Incertidumbre sobre el significado'

Mientras tanto, hay pocas cosas claras sobre qué tan importante es la amenaza que la ómicron podría plantear para las personas, estén o no vacunadas. Pero el gran número de mutaciones en la proteína de pico del virus, una parte esencial de la anatomía que el virus utiliza para infectar a las células, sorprendió a los científicos.

"Esta variante nos sorprendió, pero todavía hay incertidumbre sobre el significado completo", aseguró en una reunión de prensa el jueves el Dr. Tulio de Olivera, director del Centro de Respuesta e Innovación Epidémicas de Sudáfrica. Su equipo dijo que encontró más de 30 mutaciones en la proteína de pico, que se encuentra en la superficie del coronavirus.

Esto es potencialmente preocupante, dado que la conformación de la proteína de pico es el principal objetivo de los anticuerpos que el sistema inmunitario produce para reconocer y atacar al coronavirus. Si la proteína se diferencia demasiado de las versiones anteriores, hay probabilidades de que la ómicron pueda evadir a los anticuerpos producidos por las infecciones anteriores o por las vacunas, anotaron los expertos.

Pero la investigación sobre la nueva variante está en la infancia, enfatizaron los científicos. La ómicron se detectó por primera vez en Botsuana, donde un equipo del Laboratorio de Referencia del VHI de Harvard de Botsuana, en Gaborone, secuenció su código genético en muestras de coronavirus que resultaron positivas de la variante, reportó The New York Times. En ese momento, las muestras compartían unas 50 mutaciones que no se habían visto antes.

Según el Times, el jueves de Olivera dijo que "cerca de doscientas a trescientas" secuencias genéticas de casos del sur de África en que está implicada la ómicron se suministrarían a los investigadores en los próximos días. En Botsuana se han detectado al menos seis casos, y se han detectado casos aislados en viajeros en Reino Unido, Bélgica y Hong Kong, según los informes en los medios de comunicación.

Aun así, un experto en virología y enfermedades infecciosas instó a las personas a que no esperen lo peor de inmediato con la ómicron. ¿Podría la variante provocar una enfermedad más grave? ¿Podría evadir a las vacunas actuales? Todo esto se desconoce, según Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore.

"Es demasiado pronto para saber qué nivel de peligro constituye la B.1.1.529, ya que no hay suficiente información, en particular información clínica, sobre los casos que se han identificado", enfatizó Adalja. Dijo que hay una señal temprana de esperanza. "Parece que la mayoría de los pacientes hospitalizados en Sudáfrica estaban sin vacunar, lo que plantea que la vacuna protege contra lo que importa". Apenas alrededor de una cuarta parte de la población de Sudáfrica está vacunada.

Síntomas inusuales

Según reportó el sábado The Telegraph, un periódico británico, una de las médicas sudafricanas que dieron inicialmente la alarma sobre la ómicron dijo que al principio la confundieron los síntomas inusuales, pero leves, de algunos pacientes con COVID-19 que llegaban a su práctica en Pretoria.

Muchos pacientes llegaron sintiéndose agotados, dijo al periódico la Dra. Angelique Coetzee, pero ninguno presentaba la pérdida de olfato y gusto que es típica de la infección con el SARS-CoV-2. Muchos eran por lo demás hombres jóvenes sanos, dijo, y más o menos la mitad no se habían vacunado.

"Tuvimos un caso muy interesante, una niña de unos seis años, con una temperatura y un pulso muy acelerado, y me preguntaba si debíamos admitirla [al hospital]. Pero cuando le di un seguimiento dos días más tarde, estaba mucho mejor", comentó Coetzee. Pero todavía se pregunta cómo la nueva variante podría afectar a los pacientes mayores que no se han vacunado.

Hay señales tempranas de que la ómicron podría transmitirse con rapidez en una población. Según el Times, una prueba diseñada para detectar la variante encontró que está en aumento en todo Sudáfrica. Esto sugiere que podría estar superando a la variante delta, que ha sido la variante dominante en ese país y en otros lugares.

¿Las vacunas o los tratamientos de anticuerpos actuales protegerán de la ómicron? De nuevo, no hay suficientes datos disponibles para decirlo con certeza, apuntó Adalja.

"La presencia de estas mutaciones en una cepa amerita mucha investigación para caracterizar qué podría significar para la inmunidad [inducida por las vacunas y por las infecciones], además de los anticuerpos monoclonales", señaló.

Más que anticuerpos

Según la Dra. Theodora Hatziionannou, viróloga de la Universidad de Rockefeller, en la ciudad de Nueva York, el número y la combinación inusuales de mutaciones detectadas en la ómicron sugieren que quizá haya surgido en alguien con un sistema inmunitario comprometido, por ejemplo una persona con VIH. En estos casos, el SARS-CoV-2 podría persistir en el cuerpo durante semanas o meses, dándole tiempo para desarrollar múltiples mutaciones, declaró al Times.

"Este virus ha visto a muchos anticuerpos", aseguró Hatziionannou, lo que plantea la idea de que su proteína de pico podría darle resistencia a los anticuerpos producidos por una infección anterior o las vacunas actuales.

Pero también enfatizó que el sistema inmunitario humano no depende solo de los anticuerpos, sino de otros factores, como las células inmunitarias, para luchar contra una infección. Entonces, los expertos creen que es probable que las vacunas de cualquier forma tengan cierto efecto contra la ómicron.

Las dosis de refuerzo también podrían ayudar, ya que aumentan la variedad de anticuerpos disponibles, añadió. "Ya lo veremos, porque se están realizando estudios", dijo Hatziionannou al Times.

Los expertos anotan que otras variantes (como la beta y la mu, por ejemplo) mostraron una capacidad preocupante para evadir las defensas inmunitarias, pero que entonces se desvanecieron porque no eran buenas al propagarse entre las personas. Y aunque la ómicron parece estarse propagando por Sudáfrica, hay motivos aparte de su capacidad innata para hacerlo que podrían explicarlo.

El Dr. William Hanage, epidemiólogo de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, afirmó al Times que "es demasiado pronto para decirlo de forma definitiva", y anotó que la tasa general de infecciones nuevas diarias de Sudáfrica sigue siendo muy baja.

También cree que las prohibiciones de los viajes puede darle algo de tiempo a los países, pero que no es una solución a largo plazo.

Adalja se mostró de acuerdo. Afirmó que cree que las prohibiciones de viajar podrían ser incluso contraproducentes.

"Las prohibiciones de viajar hacen poco para prevenir la propagación, pero penalizan a los países que son diligentes a la hora de reportar las variantes", apuntó. Anotó que el caso de ómicron detectado en Bélgica "no está vinculado con Sudáfrica ni con los países del sur de África".

Más información

Aprenda más sobre las variantes del SARS-CoV-2 en los CDC.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Amesh Adalja MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; news release, Nov. 26, 2021, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; statement, Nov. 28, 2021, The White House; statement, Nov. 28, 2021, Ottawa Public Health; statement, Nov. 26, 2021, World Health Agency;The New York Times, The Telegraph

Comparte tu opinión