Universidades de los 50 estados tienen casos de COVID-19

Universidades de los 50 estados tienen casos de COVID-19

Apenas semanas tras el inicio del semestre de otoño, las universidades de los 50 estados ya están luchando por contener la propagación del coronavirus en los campus.

Se han reportado más de 40,000 casos de COVID-19 entre los estudiantes, el personal y la facultad en todo el país, reportó CNN. Es probable que esa cifra sea más alta, debido al retraso de las universidades, que reportan sus datos cada pocos días.

Muchos brotes han surgido tras reuniones en fraternidades y sororidades. Se determinó que el origen de un grupo de casos de COVID-19 fue una fiesta de una fraternidad en la Universidad de Nuevo Hampshire. Más de 100 personas asistieron a la fiesta el 29 de agosto, y pocas usaron máscaras, reportó CNN.

En la Universidad de Indiana (IU), en Bloomington, se ha ordenado que 30 sororidades y fraternidades entren en cuarentena tras lo que las autoridades del campus describieron como un "aumento alarmante" en los casos de COVID-19 dentro de las residencias, informó CNN.

Las autoridades universitarias ordenaron a todas las hermandades que suspendieran todas las actividades presenciales al menos hasta el 14 de septiembre, según CNN.

"El equipo de expertos en salud pública de la IU está extremadamente preocupado de que las hermandades estén experimentando una propagación desenfrenada de la COVID-19", señaló la universidad en una declaración. "Esto plantea un riesgo significativo para los casi 2,600 estudiantes que viven ahora en hermandades u otras organizaciones de residencias comunitarias, además de los otros 42,000 estudiantes de la IU en Bloomington, los 12,000 miembros de la facultad y del personal del campus, y la comunidad circundante".

Por otra parte, la Universidad de Wisconsin en Madison ordenó a todos sus estudiantes de grado que restrinjan sus movimientos durante las dos próximas semanas, para intentar revertir un aumento en los casos de COVID-19, reportó CNN. La universidad también ordenó a las 19 fraternidades y sororidades del campus con residencias fuera del campus que hicieran una cuarentena de al menos 14 días.

"Hemos llegado al punto en que necesitamos aplanar rápidamente la curva de las infecciones, o perderemos la oportunidad de tener el campus abierto para los estudiantes este semestre, algo que sabemos que muchos estudiantes de verdad desean", dijo en una declaración la rectora, Rebecca Blank.

La Universidad de Miami, la Universidad de Carolina del Sur, la Universidad Estatal de Ohio y la Universidad de Carolina Oriental tienen algunas de las cifras más altas de casos, y todas tienen más de 1,000 casos confirmados, reportó CNN. La Universidad de Misuri tiene 862 casos confirmados, mientras que la Universidad Estatal de Misuri tiene 791, muestra el conteo de CNN.

Incluso lo que queda de la temporada de fútbol americano universitario está en riesgo: varios equipos han pospuesto su partido inaugural de este fin de semana debido a la pandemia, reportó el Washington Post. Algunos de esos partidos quizá no se recuperen, o no se recuperen hasta diciembre como muy temprano. Y no se pueden descartar otros aplazamientos mientras las universidades siguen afrontando los aumentos en los casos de coronavirus.

Paran un ensayo de una vacuna contra la COVID tras un caso de enfermedad

La farmacéutica AstraZeneca pausó el martes las pruebas finales de un candidato a vacuna contra el coronavirus que tenía la delantera, después de que un voluntario del ensayo experimentara una grave reacción adversa.

La compañía no publicó los datos específicos del caso, y no está claro si la reacción fue provocada por la vacuna o fue una coincidencia, reportó el The New York Times.

La decepcionante noticia llegó mientras las compañías farmacéuticas de todo el mundo se apresuran a desarrollar una vacuna contra el coronavirus que pueda acabar con una pandemia internacional que se ha cobrado más de 900,000 vidas, reportó el Times.

La vacuna de AstraZeneca iba a la vanguardia, con ensayos clínicos en etapas finales en distintos países. Si resulta que la causa de la reacción se relaciona con la vacuna, los esfuerzos por que esté lista para finales de año podrían retrasarse, reportó el Times.

En una declaración, AstraZeneca describió la pausa en el ensayo, que realizó de forma voluntaria, como "una acción de rutina que debe suceder siempre que haya una enfermedad potencialmente sin explicación en uno de los ensayos, mientras se investiga, para garantizar que se mantenga la integridad de los ensayos".

La compañía añadió que los participantes en los ensayos grandes a veces se enferman por casualidad, "pero [los casos] deben ser revisados de manera independiente para evaluarlos con cuidado".

Una persona que está familiarizada con la situación, que hizo declaraciones bajo anonimato, dijo al Times que el participante que tuvo la reacción adversa sospechada había sido voluntario en un ensayo que se realizaba en Reino Unido. El voluntario fue diagnosticado con mielitis transversa, un síndrome inflamatorio que afecta a la médula espinal y que con frecuencia es provocada por las infecciones virales.

"Este es el motivo de que se realicen ensayos en fase 2 y fase 3", comentó al Times la Dra. Phyllis Tien, médica de enfermedades infecciosas de la Universidad de California, en San Francisco. "Debemos evaluar la seguridad, y no sabremos sobre la parte de la eficacia hasta mucho más adelante. Creo que pausar el ensayo hasta que la junta de seguridad pueda averiguar si esto se relacionaba directamente con la vacuna o no es una buena idea".

La noticia también salió el mismo día que nueve compañías farmacéuticas, entre ellas AstraZeneca, realizaron un compromiso conjunto de que no continuarían con ninguna vacuna antes de evaluar del todo su seguridad y eficacia.

Es probable que este otoño haya una segunda ola

En una ilustración aleccionadora del precio que la pandemia del coronavirus se cobró este verano, los conteos muestran ahora que el número de estadounidenses que han muerto de COVID-19 se disparó de poco menos de 100,000 a más de 186,000 entre el Día de los Caídos y el Día del Trabajo, mientras que los casos se multiplicaron por más de cuatro, superando los 6.2 millones.

Esas estadísticas son muy preocupantes, pero los expertos en salud pública advierten que el otoño y el invierno podrían ser incluso peores, reportó el Post.

Un aumento en los casos de COVID-19 durante el tiempo frío podría desencadenar una muy temida "segunda ola" de infecciones y muertes, que comience bastante antes del día de las elecciones en noviembre, aunque los científicos creen que el pico de los casos llegaría semanas después, reportó el Post.

"Creo que viene una ola, y no se trata de si vendrá, si no de qué tan grande será", declaró al periódico Eili Klein, epidemiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Aun así, las cifras nacionales han estado descendiendo poco a poco tras los aumentos en la Franja del Sol a principios de verano, reportó el Post.

Un modelo producido por el Instituto de Mediciones y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, predice un total de muertos diarios de 1,907 el día de las elecciones, más o menos el doble que el número actual. Según la predicción del IHME, los números seguirían aumentando hasta principios de diciembre, alcanzando un pico de más de 2,800 muertes diarias.

A finales de año, más de 410,000 personas habrán fallecido, según el escenario más probable del modelo. Esto es más del doble que el total actual.

"Creo con firmeza que veremos distintas segundas olas, incluso en lugares donde las primeras olas han acabado. Me refiero a la ciudad de Nueva York", declaró al Post Andrew Noymer, epidemiólogo de la Universidad de California, en Irvine.

"Preveo olas de otoño a mediados de octubre, que empeorarán a medida que el otoño dé paso al invierno, y que alcanzarán un crescendo, sin duda alguna, tras las elecciones", dijo al periódico. "Algunos lugares alcanzará el pico tras el Día de Acción de Gracias, otros cerca de Navidad, y en algunos lugares no ocurrirá hasta enero y febrero".

Los casos siguen aumentando

El jueves, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. se había acercado a los 6.4 millones, y el número de muertes había superado las 190,700, según el conteo del Times.

Según el mismo cálculo, hasta el jueves, los cinco primeros estados en cuanto al número de casos de coronavirus eran: California, con más de 749,000; Texas, con más de 675,000; Florida, con más de 652,000; Nueva York, con más de 445,800; y, Georgia, con más de 270,600.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

India ha superado a Brasil, convirtiéndose en el país con el segundo número más alto de casos de coronavirus del mundo, muestra el conteo del Times. El conteo de casos del país supera ahora a los 4.4 millones, y solo Estados Unidos ha registrado más. Más de 75,000 personas han fallecido de COVID-19 en India, convirtiéndolo en el país más afectado de Asia.

Por otra parte, hasta el jueves Brasil había registrado casi 4.2 millones de casos y más de 128,500 muertes, mostró el conteo del Times.

A diferencia de Estados Unidos y Brasil, donde el número de casos nuevos se ha reducido en las últimas semanas, India ha estado reportando los aumentos diarios más altos en los casos de todo el mundo desde principios de agosto, informó el Post.

Tras instituir el confinamiento más grande del mundo esta primavera, Jayaprakash Muliyil, un destacado epidemiólogo indio, predijo que los casos diarios reportados del país seguirán en aumento en las próximas semanas. Declaró al Post que los casos diarios podrían duplicarse a lo largo del próximo mes, antes de comenzar a reducirse.

Los casos también se disparan en Rusia: el conteo de casos de coronavirus del país superó 1 millón, reportó el Times. El jueves, el número de muertes en Rusia era de 18,200.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas superó los 27.8 millones el jueves, con casi 900,000 muertes, según el conteo de Hopkins.

Comparte tu opinión