Las tasas de suicidio aumentaron en 2021 en EE. UU., lo que revierte dos años de reducción

VIERNES, 30 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- La tasa de suicidio de Estados Unidos aumentaron en 2021, tras dos años de reducción, según datos preliminares de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El número de suicidios aumentó a 47,646 en 2021, un incremento respecto a 45,979 en 2020, según investigadores del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

Las tasas de suicidio aumentaron en 2021 en EE. UU., lo que revierte dos años de reducción

Como resultado, la tasa de suicidio de EE. UU. también aumentó a 14 suicidios por cada 100,000 personas, frente a 13.5 por cada 100,000 en 2020, según datos publicados en Vital Statistics Rapid Release de los CDC.

Pero los números de 2021 siguen siendo más bajos que el punto máximo en 2018, anotaron los expertos en prevención del suicidio.

Aun así, "el aumento es sin duda preocupante", señaló Colleen Carr, directora de la Alianza Nacional de Acción para la Prevención del Suicidio. "Refuerza que debemos continuar la inversión en la prevención del suicidio y en un método integral para la prevención del suicidio".

Las tasas de suicidio aumentaron en un 30 por ciento en Estados Unidos entre 2000 y 2018, antes de reducirse en 2019 y 2020.

En julio, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. inauguró una línea nacional de crisis, y las nuevas cifras parecen respaldar la necesidad de la misma.

Las personas que están pensando en suicidarse o que sufren una crisis de salud mental o abuso de sustancias pueden ahora llamar al 988 para recibir consejería de inmediato, de forma parecida a cómo se usa ahora el 911 para reportar una emergencia física.

Además de poner el foco en la salud mental, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. recomendó la semana pasada que las pruebas de detección de la ansiedad formen parte de las visitas el médico.

¿Tuvo la COVID algo que ver?

La pandemia de COVID-19 podría haber tenido un rol en este aumento en los suicidios por un par de motivos, plantean los expertos.

"Durante la pandemia, hemos observado un aumento en los informes de sufrimiento de la salud mental", apuntó Carr. "En cualquier momento que las personas sientan más sufrimiento de salud mental, también aumenta el potencial de suicidio".

Pero la tasa también podría estar aumentando debido a que los confinamientos y el distanciamiento social renovó la concienciación del público sobre los problemas de la salud mental y el suicidio, apuntó Kimberly Torguson, directora de implicación y comunicaciones de la alianza para la acción.

Unas nuevas cifras de Harris Poll muestran que más de 8 de cada 10 adultos (un 84 por ciento) creen que la pandemia hizo que sea más importante que nunca pensar en la prevención del suicidio como una prioridad nacional, anotó Torguson.

"Cuando hay una mayor concienciación y comprensión sobre un tema como el suicidio, con frecuencia observamos una reducción en el estigma y un aumento en los informes y las investigaciones, porque las personas son más abiertas y más tendientes a decir que se trató de un intento de suicidio o una muerte relacionada con el suicidio", comentó Torguson. "Este podría ser uno de los motivos por los cuales observamos un ligero aumento".

Los hombres jóvenes de 15 a 24 años fueron los más afectados, con un incremento de un 8 por ciento en su tasa de suicidio. También hubo aumentos entre los hombres de 25 a 44 años, y entre los de 65 a 75 años, según el informe.

En general, el aumento en el número de suicidios fue de un 4 por ciento entre los hombres y un 2 por ciento entre las mujeres, mientras que la tasa de suicidios aumentó en un 3 por ciento entre los hombres y un 2 por ciento entre las mujeres.

Típicamente, los hombres tienen unas tasas de suicidio más altas que las mujeres, porque tienen acceso a unos medios letales, apuntó Carr.

Un misterio es que el grupo de edad de los hombres con el mayor riesgo de suicidio (de 45 a 64 años) no se vio afectado por estos aumentos recientes, anotó Jill Harkavy-Friedman, vicepresidenta sénior de investigación de la American Foundation for Suicide Prevention.

"En realidad no sabemos qué impulsa el aumento entre los varones, pero no entre los hombres de mediana edad, que tienden a tener las tasas más altas en primer lugar", señaló Harkavy-Friedman. "Simplemente todavía no tenemos suficiente información".

Como el informe provisional de los CDC solo incluye datos sobre la edad y el sexo entre los suicidios, es difícil sacar mucho más del informe, comentaron los expertos.

"Debemos tomarnos estos números como un toque de advertencia de que el suicidio todavía debe preocuparnos. Todavía no lo estamos reduciendo", observó Harkavy-Friedman. "Pero en términos de comprender dónde están las diferencias, hasta que veamos el resto de los datos, en realidad no podemos ni teorizar al respecto".

La gente quiere ayudar

La nueva encuesta Harris Poll fue patrocinada por la AFSP y el Centro de Recursos para la Prevención del Suicidio. También encontró que un 94 por ciento de las personas consideran al suicidio como un problema de salud pública prevenible. Además, un 83 por ciento dijeron que les interesaba aprender más sobre cómo podrían ayudar a alguien que quizá esté suicida.

"La inmensa mayoría de las personas desearían hacer algo para ayudar a alguien más", aseguró Harkavy-Friedman. "Las personas se están enterando de que si alguien les preocupa, pueden llamar al 988, ya sea que la otra persona esté presente o no, para averiguar qué pueden hacer para ayudar".

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. apunta que entre las señales de advertencia del suicidio se encuentran:

  • Hablar sobre querer morirse, sentir una gran culpa o vergüenza, o creer que se es una carga para las personas que lo rodean.
  • Planificar o investigar sobre formas de morir.
  • Aislarse de los amigos, despedirse, regalar artículos personales importantes, o hacer un testamento.
  • Hablar sobre riesgos peligrosos.
  • Mostrar unos cambios extremos en el estado de ánimo.
  • Los cambios en los patrones de alimentación o sueño.
  • Un aumento en el consumo de drogas o alcohol.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la prevención del suicidio.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Colleen Carr, MPH, director, National Action Alliance for Suicide Prevention; Kimberly Torguson, director, engagement and communications, National Action Alliance for Suicide Prevention; Jill Harkavy-Friedman, PhD, senior vice president of research, American Foundation for Suicide Prevention; Vital Statistics Rapid Release, Sept. 30, 2022

Comparte tu opinión