SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Menos alcohol en los campus universitarios

Por HealthDay/HolaDoctor -

Tras años de aumentos en los atracones de bebida entre los universitarios, una nueva investigación muestra que esas tasas ahora se han reducido.

Desafortunadamente, ocurrió lo contrario entre los jóvenes adultos que no iban a la universidad.

De 1999 a 2005, los atracones de bebida entre los estudiantes universitarios aumentaron del 37 al 45 por ciento. Pero esa tendencia se revirtió después de 2005, y se redujo hasta el 37 por ciento en 2014, según el análisis del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA) de EE. UU.

Por otra parte, las tasas de atracones de bebida entre los que no estaban en la universidad aumentaron del 36 al 40 por ciento entre 1999 y 2014.

"Durante muchos años, en las encuestas nacionales hubo un aumento en el porcentaje de estudiantes universitarios que se daban atracones de bebida", dijo el primer autor del estudio, Ralph Hingson, director de la división de investigación en epidemiología y prevención del NIAAA. "Observamos eso hasta 2005".

"Pero desde entonces, los porcentajes se han reducido", indicó. "Lo mismo ocurrió con la conducción bajo la influencia del alcohol y nuestros estimados de lesiones involuntarias relacionadas con el alcohol.

Consumo excesivo de alcohol

"Pero sigue habiendo trabajo que hacer", advirtió Hingson, ya que los atracones de bebida están en aumento entre los jóvenes de 18 a 24 años de edad que no están en la universidad. "Y este grupo ahora tiene un porcentaje más alto de personas que se dan atracones que los universitarios de la misma edad", añadió.

El atracón de bebida se definió como un patrón de consumo excesivo que normalmente supone que se ingieran 4 bebidas (las mujeres) o 5 (los hombres) en un periodo de 2 horas.

Para tener una idea de las tendencias de los atracones de bebida entre los estadounidenses jóvenes, los investigadores examinaron los datos recogidos por varias agencias gubernamentales.

El equipo encontró que los casos de conducción afectada por el alcohol entre los estudiantes universitarios se redujeron de un 29 por ciento en 2005 hasta un 17 por ciento en 2014.

De forma parecida, las muertes por lesiones involuntarias y por accidentes de tráfico relacionadas con el alcohol se redujeron casi un 30 y un 43 por ciento, respectivamente, entre las personas del mismo grupo de edad entre 1998 y 2014.

Los hallazgos aparecen en la edición de julio de la revista Journal of Studies on Alcohol and Drugs.

Razones

Hingson sugirió que las tendencias revertidas de atracones de bebidas en los campus universitarios reflejan "un aumento de los esfuerzos a nivel federal, estatal y comunitario para reducir el nivel de consumo de alcohol entre los menores de edad".

Por ejemplo, comentó que para 2005, los 50 estados habían adoptado un límite de alcohol en la sangre del 0.08 por ciento para los conductores, un aumento respecto a los apenas 17 estados que lo habían hecho en 2000. Además, 38 estados ahora tienen planes estratégicos para los que beben siendo menores de edad.

"Lo último es el decrecimiento económico", añadió. "Las personas tienen unos ingresos más bajos, y por tanto menos dinero que gastar en alcohol".

Pero Hingson teorizó que los jóvenes no matriculados en la universidad también podrían sufrir una relativa falta de estructura, disciplina y respaldo en su vida.

"No hay una panacea que resuelva la tendencia problemática en este grupo de edad", añadió, "y necesitamos expandir nuestros esfuerzos a cada nivel: individual, escolar, familiar, en las políticas ambientales y en la comunidad".

Joy Bohyun Jang, investigadora postdoctoral en el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan, dijo que no le sorprendieron los hallazgos con respecto a los universitarios.

"En realidad se parece a la reducción general en los atracones de bebida entre los adolescentes desde la década del 2000", comentó. "Pero me preocupa el aumento entre los no universitarios". Jang no participó en el estudio.

"Estas tendencias distintas", añadió, "podrían ser una indicación de que las políticas y las intervenciones no son igualmente efectivas y/o no llegan a todas las poblaciones de jóvenes adultos".

Y añadió una nota de precaución sobre las conductas de bebida por parte de los universitarios.

"Quizá tengamos que seguir observando sus conductas de consumo de sustancias en general", explicó Jang, "porque la reducción en la bebida podría significar que consumen otras drogas".

Más información

Para más información sobre los atracones de bebida, visite el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de EE. UU.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad