Las ruedas de tren liberan metales 'ultrafinos' malsanos en el aire del metro

JUEVES, 15 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- La contaminación atmosférica asola al sistema de metro más antiguo del mundo: encuentran unos niveles altos de minúsculas partículas de metal en las muestras de polvo del metro de Londres.

Los investigadores británicos reconocieron que sigue siendo una pregunta abierta si estas partículas en realidad plantean una amenaza para la salud humana. Pero los expertos señalan que esto sucede en sistemas de metro de otros lugares, incluso en Estados Unidos.

Las ruedas de tren liberan metales 'ultrafinos' malsanos en el aire del metro

El metro de Londres, en particular, tiene una mala ventilación, anotaron los autores del nuevo informe. Y los trocitos de una forma de óxido de hierro en cuestión con frecuencia son increíblemente pequeños, mucho más pequeños que un solo glóbulo rojo.

Entonces el peligro, advirtió el equipo del estudio, es que las partículas metálicas, que se inhalan con facilidad, puedan entrar sin inconvenientes al torrente sanguíneo de los 5 millones de pasajeros diarios de la red. Investigaciones anteriores han vinculado a este tipo de exposición con un riesgo más alto de problemas graves, como la enfermedad de Alzheimer y las infecciones bacterianas.

"Nuestro estudio observó a las nanopartículas de óxido de hierro (unas partículas que entre 5 nm [nanómetros] y 500 nm), que son generadas por el sistema de frenado", explicó el autor principal del estudio, Hassan Sheikh, investigador sobre los riesgos del Centro de Estudios sobre el Riesgo de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

Las partículas son productos secundarios del funcionamiento rutinario de los bloques de freno, los patines de freno y los cepillos del motor de los trenes. También pueden ser liberados por la fricción provocada por la interacción entre las ruedas metálicas de los vagones del sistema y las vías de metal.

El resultado final es la maghemita, un mineral magnético común que, una vez se forma, probablemente sea esparcido de forma repetitiva alrededor del ambiente del metro por los trenes en movimiento, apuntó Sheikh.

La característica magnética del mineral es el núcleo del nuevo análisis, que se basa en una variedad de estudios sobre los filtros de aire estándar, que ya habían demostrado que los niveles generales de contaminación del aire en el metro son mucho más alto que los límites seguros establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

Estas iniciativas anteriores también atribuyeron el problema de materia particulada del metro a la interacción rutinaria entre las ruedas, las vías y los frenos.

Pero la investigación más reciente va un paso más allá, al recurrir a las "huellas" magnéticas, junto con unos microscopios e imágenes tridimensionales de una alta sofisticación, para ofrecer un análisis mucho más detallado de 39 muestras de polvo del metro recolectadas tanto en 2019 como en 2021.

Las muestras fueron recolectadas en las plataformas, el vestíbulo y las cabinas de los operadores de los trenes de las líneas más importantes de la ciudad.

Al final, el equipo de la investigación determinó que las partículas de maghemita se encuentran "en abundancia" por todo el metro.

Sheikh apuntó que el método de su equipo parece ser mucho mejor que intentos anteriores para capturar una imagen precisa del problema. Por ejemplo, anotó que las minúsculas partículas individuales a veces "parecen ser partículas mucho más grandes, porque se aglomeran de forma natural".

Observó que los análisis tradicionales de la contaminación en general detectan este tipo de aglomeraciones, que pueden tener un diámetro de hasta 100 a 2,000 nm. Pero en general no logran detectar las minúsculas partículas, que son más riesgosas, que tienen un diámetro de unos 10 nm, aunque a veces apenas miden 5 nm.

Y las preocupaciones planteadas no se confinan al metro de Londres, advierten los expertos.

Por ejemplo, un estudio de 2021, financiado por el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de EE. UU., cita un aire de mala calidad, así como minúscula materia particulada inhalable en particular, como un problema en ciernes por todos los sistemas de transporte público de EE. UU., que ofrecen servicios a decenas de millones de usuarios por todo el Noreste.

El Dr. Aaron Bernstein, director interino del Centro de Salud Climática y Ambiente Global de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan, de la Universidad de Harvard, en Boston, se hizo eco de esta preocupación.

"Sí, estudios anteriores han encontrado unos niveles altos de contaminación atmosférica en los metros", comentó Bernstein, "incluso en Nueva York".

Pero los usuarios no deben abandonar el transporte público, enfatizó.

"Los metros de las grandes ciudades reducen de forma dramática el tráfico en carretera, y la contaminación atmosférica asociada, y con frecuencia implican unos tiempos de desplazamiento más cortos que los equivalentes por carretera", anotó Bernstein. "Esta investigación y otras apuntan a una necesidad de abordar la calidad del aire en los metros, algo que es del todo factible".

Sheikh se mostró de acuerdo.

"En esta etapa, hay evidencias contradictorias respecto a si este tipo específico de contaminación es más o menos nociva que la contaminación por el tráfico, proveniente o no de los tubos de escape, que se experimenta al aire libre", enfatizó, y añadió que se necesita más investigación.

"[Pero] imagínese pasar un sencillo imán portátil por una pila de limaduras de hierro", sugirió Sheikh. "Las limadoras de hierro son atraídas con fuerza por el imán, y provee una forma eficiente de recolectarlas. El predominio de las partículas magnéticas en la contaminación atmosférica de materia particulada significa que unas trampas o unos filtros magnéticos se podrían usar para prevenir que las partículas se emitan en primer lugar, o para limpiar el polvo que se ha acumulado con el tiempo de forma más eficiente".

Mientras tanto, añadió, "usar máscaras podría restringiría potencialmente la exposición directa a las partículas de los usuarios en el metro".

Sheikh y sus colegas publicaron sus hallazgos en la edición en línea del 15 de diciembre de la revista Scientific Reports.

Más información

Aprenda más sobre los problemas de salud que plantea la materia fina particulada en los sistemas de transporte público en los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Hassan Sheikh, risk researcher, Centre for Risk Studies, University of Cambridge, U.K.; Aaron Bernstein, MD, MPH, interim director, Center for Climate Health and the Global Environment, Harvard T.H. Chan School of Public Health, Boston; Scientific Reports, Dec. 15, 2022, online

Comparte tu opinión