Las preocupaciones pueden aumentar los riesgos cardiacos de los hombres, incluso cuando son jóvenes

LUNES, 24 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Las preocupaciones pueden afectar a la psique, pero una investigación reciente sugiere que cuando los hombres de mediana edad se preocupan demasiado, corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes, enfermedades cardiacas o un accidente cerebrovascular (ACV) en el futuro.

Y este aumento del riesgo es equivalente a los riesgos para la salud relacionados con el consumo excesivo de alcohol, encontraron los hallazgos.

Las preocupaciones pueden aumentar los riesgos cardiacos de los hombres, incluso cuando son jóvenes

"Nuestros hallazgos sugieren que la ansiedad está relacionada con procesos biológicos nocivos que abren una vía al desarrollo de enfermedades cardiacas y diabetes en los hombres", afirmó Lewina Lee, autora del estudio. Lee es profesora asistente de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston y psicóloga de investigación clínica del Centro Nacional de Trastorno por Estrés Postraumático del Sistema de Atención de la Salud de la VA de Boston.

Tomar medidas para mejorar la salud mental puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas y diabetes, añadió Lee.

El estudio incluyó a más de 1,550 hombres (con una edad promedio de 53 años), que participaron en el Estudio del envejecimiento normativo. Estos hombres no tenían enfermedades importantes al inicio del estudio. Los investigadores observaron siete factores de riesgo biológicos, entre ellos la hipertensión, el colesterol, la grasa en la sangre conocida como triglicéridos, el índice de masa corporal, el azúcar en la sangre y un marcador de la inflamación, cada tres a cinco años hasta que los hombres murieron o abandonaron el estudio.

Se consideraba que un riesgo era elevado si los resultados de las pruebas eran más altos que los puntos de corte de las directrices nacionales o si los hombres tomaban medicamentos para controlarlo. Los hombres recibieron un punto por cada factor de riesgo alto. También contestaron cuestionarios estándar que medían la ansiedad y la preocupación cuando comenzó el estudio.

Los hombres que informaron de niveles más altos de ansiedad tenían entre un 10 y un 13 por ciento más de probabilidades de alcanzar un riesgo biológico alto de enfermedad cardiaca, ACV o diabetes durante el periodo de seguimiento de 40 años, encontraron los investigadores.

El estudio no fue diseñado para decir cómo la preocupación y la ansiedad aumentan el riesgo de enfermedad, pero las personas que se preocupaban mucho tenían más probabilidades de fumar, consumir alcohol y no hacer ejercicio de manera regular.

"Los factores psicosociales relacionados con la ansiedad, como una fuerte tendencia a interpretar incluso las situaciones neutras como estresantes o evitar las situaciones incómodas, pueden significar que las personas ansiosas son menos capaces de afrontar los estresores y tienen un riesgo más alto de mala salud mental en general, lo que puede, a su vez, aumentar el riesgo de enfermedades", planteó Lee.

Los hombres ansiosos tenían un mayor número de factores de riesgo alto en todas las edades, y estos hallazgos se mantuvieron incluso después de que los investigadores controlaran otros riesgos conocidos de la enfermedad cardiaca, como los antecedentes familiares.

Estos riesgos precedieron al diagnóstico de cualquier enfermedad, lo que sugiere una oportunidad para la prevención, dijo Lee. Por ejemplo, es posible controlar la presión arterial cuando comienza a subir e intervenir con cambios en el estilo de vida antes de que se convierta en hipertensión.

El estudio tuvo algunas limitaciones. Los investigadores no tenían datos sobre si los hombres habían sido diagnosticados de trastorno de la ansiedad. Además, los participantes eran todos hombres y casi todos blancos, por lo es posible que los hallazgos no se puedan generalizar a otros grupos.

El informe se publicó en la edición en línea del 24 de enero de la revista Journal of the American Heart Association.

Dos expertos, que no formaron parte del estudio, coincidieron en que los nuevos hallazgos resaltan la importancia de mantener un estilo de vida saludable.

"La salud psicológica negativa, como la ansiedad, puede llevar a las personas a estilos de vida perjudiciales, como una mala alimentación, falta de ejercicio, no tomar los medicamentos y no hacer un seguimiento de los chequeos de salud", advirtió el Dr. Glenn Levine, jefe de la sección de cardiología del Centro Médico Michael E. DeBakey de la VA, en Houston. "A largo plazo también puede tener algunos efectos fisiológicos adversos en el corazón y el cuerpo".

Pero esto no significa que usted esté desamparado.

"Preste un poco más de atención a cosas como el sobrepeso, la alimentación saludable, chequear que la presión arterial no sea alta o esté bien controlada [si toma medicamentos], y tomar todos los medicamentos recetados para reducir los niveles de colesterol y presión arterial", recomendó Levine.

El Dr. Howard Weintraub añadió que "es un artículo muy interesante y que da mucho en qué pensar, que nos hace recordar que nuestro estado emocional puede influir en nuestra salud". Weintraub es director clínico del Centro de Prevención de la Enfermedad Cardiovascular de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York. "Si es neurótico y se preocupa mucho, es probable que no preste mucha atención a los factores del estilo de vida que afectan al riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes y ACV".

La buena noticia es que algunas de las cosas que ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca, como el ejercicio regular, también pueden tener beneficios indirectos para su salud mental, concluyó Weintraub.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece algunos consejos sobre cómo prevenir las enfermedades cardiacas a cualquier edad.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Lewina Lee, PhD, assistant professor, psychiatry, Boston University School of Medicine, and clinical research psychologist, National Center for Post-traumatic Stress Disorder, VA Boston Healthcare System; Glenn Levine, MD, professor, medicine, Baylor College of Medicine, and chief, cardiology section, Michael E. DeBakey VA Medical Center, Houston; Howard Weintraub, MD, cardiologist, clinical director, Center for the Prevention of Cardiovascular Disease, NYU Langone Health, New York City; Journal of the American Heart Association, Jan. 24, 2022, online

Comparte tu opinión