Las palpitaciones cardiacas pueden ser comunes durante la menopausia

JUEVES, 10 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- El corazón de una mujer mayor se acelera y aletea. ¿Es una señal de problemas cardiovasculares, o quizá un síntoma de la menopausia?

Una investigación reciente muestra que las palpitaciones son un angustiante problema para alrededor de un 25 por ciento de las mujeres durante la menopausia, pero que esas sensaciones de un corazón que late con fuerza, o de que los latidos cardiacos son irregulares, han sido tema de muy poca investigación, señaló la autora del estudio, Janet Carpenter, decana asociada de investigación de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Indiana, en Indianápolis.

Las palpitaciones cardiacas pueden ser comunes durante la menopausia

"En realidad no estamos seguros de qué son. No estamos seguros de si de verdad necesitan una revisión cardiaca cuando experimentan las palpitaciones, y es algo de lo que esperamos aprender un poco más", planteó Carpenter.

El objetivo del estudio de Carpenter fue investigar el sufrimiento por las palpitaciones menopáusicas en las mujeres al analizar los datos de ensayos clínicos sobre la salud en la menopausia.

En el nuevo estudio, el equipo de Carpenter registró el sufrimiento por las palpitaciones si una mujer reportó cualquier sufrimiento relacionado con un corazón acelerado o unos latidos fuertes en las dos semanas anteriores. Las probabilidades de que una mujer reportara sufrimiento por las palpitaciones fueron mayores entre las mujeres que sufrían de insomnio, depresión y estrés. En ese subgrupo, casi un 34 por ciento reportaron palpitaciones cardiacas.

No está claro si esas palpitaciones reflejan cambios que se podrían observar en un electrocardiograma, si son arritmias cardiacas o si solo son sensaciones pasajeras, dijo Carpenter.

"Creo que si no tuvieran una relación con la calidad de vida o si no estuvieran relacionadas con algunos de estos síntomas adicionales, y solo ocurre en una cuarta parte de las mujeres, diríamos que no es un gran problema. Pero creo, según nuestros hallazgos, creo que los hallazgos de este artículo de verdad nos impulsan a realizar más investigación", planteó Carpenter.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Journal of Women's Health.

"Siento que es un área en que de verdad podríamos encontrar algo que haga una diferencia para las mujeres", dijo Carpenter.

Las mujeres pueden registrar sus palpitaciones cardiacas y hablar con un proveedor de atención de la salud sobre ellas, sugirió Carpenter, y prestar atención a otros síntomas que podrían relacionarse con las arritmias, como un mareo o una falta de aliento.

Las mujeres pueden experimentar una variedad de síntomas durante el embarazo, entre ellos alteraciones en el sueño, problemas del estado de ánimo y dolores en las articulaciones. Los sofocos y la sudoración nocturna suceden debido a cambios en los sistemas nerviosos central y periférico, comentó la Dra. Stephanie Faubion, directora médica de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society).

Esta también podría ser la causa de las palpitaciones, anotó Faubion. Los síntomas de ansiedad son bastante comunes en la menopausia, y pueden contribuir a esas sensaciones. La mayoría de las veces, los médicos no atienden a una mujer con palpitaciones de forma aislada, sino en conjunto con otros síntomas, señaló.

"No necesariamente damos por sentado que todo se trata de la menopausia. Con frecuencia examinamos la enfermedad cardiaca en estas mujeres, debido a estos síntomas. Creo que les hacemos un flaco favor a las mujeres cuando decimos que se relaciona con la ansiedad, o lo pasamos por alto de alguna forma", lamentó Faubion.

"Pienso que es manejable, y una vez nos aseguremos de que no haya una enfermedad cardiaca estructural ni arritmias, son síntomas tratables que con frecuencia responden", dijo Faubion. "No sabemos si la terapia hormonal resuelve este síntoma en específico, pero sí tiende a resolver los síntomas de la menopausia de forma global. Con frecuencia, vemos anécdotas de que desaparecen cuando administramos terapia hormonal a las mujeres".

Las mujeres que estén pensando en la terapia de reemplazo hormonal deben hablar con el médico, porque investigaciones anteriores la han vinculado con riesgos de salud.

Pero, apuntó Faubion, unos cambios en el estilo de vida (como evitar el aumento de peso, mantener una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad, y evitar el exceso de alcohol o cafeína) también pueden ayudar a tratar los síntomas de la menopausia.

Hizo referencia a un informe de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), publicado en noviembre, que presentó a la menopausia como un riesgo cardiovascular.

"Es la primera vez que una organización importante, como la Asociación Americana del Corazón, ha reconocido que la menopausia y la pérdida del estrógeno conllevan riesgos cardiovasculares", aseguró Faubion. "Creo que es de verdad importante que las mujeres comprendan que es un periodo en que su riesgo realmente aumenta, y que de verdad deben tomar medidas para reducir su riesgo".

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre la menopausia y los riesgos cardiacos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Janet Carpenter, PhD, distinguished professor, Audrey Geisel Endowed Chair in Innovation, associate dean of research, Indiana University School of Nursing, Indianapolis; Stephanie Faubion, MD, medical director, North American Menopause Society, and director, Center for Women's Health, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Journal of Women's Health, Nov. 20, 2020, online

Comparte tu opinión