La audición persistiría al final de la vida

La audición persistiría al final de la vida

Aunque parezca que no responden, las personas moribundas quizá todavía puedan oír. Esa es la conclusión de un análisis canadiense de pacientes de hospicio, en Vancouver.

Los investigadores compararon los datos de electroencefalogramas (EEG), una medida de la actividad eléctrica en el cerebro, recolectados mientras los pacientes estaban conscientes y cuando dejaron de responder al final de la vida. Compararon a esos pacientes con un grupo de control sano.

El estudio observó la respuesta cerebral a varios patrones de sonidos comunes y raros que cambiaban de frecuencia, y encontraron que las respuestas de algunos de los pacientes moribundos eran similares a las de las personas sanas, incluso unas horas antes de morir.

"En las últimas horas antes de una muerte natural prevista, muchas personas entran en un periodo de falta de respuesta", comentó la autora principal, Elizabeth Blundon, que era estudiante doctoral de psicología de la Universidad de Columbia Británica en el momento en que se realizó el estudio.

"Nuestros datos muestran que el cerebro moribundo puede responder al sonido, incluso en un estado de inconciencia, hasta las últimas horas de la vida", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Lawrence Ward, coautor y profesor de psicología, dijo que los investigadores pudieron identificar unos procesos mentales específicos en ambos grupos de pacientes.

"Tuvimos que observar los datos de los participantes de control individuales con mucho cuidado, para ver si cada uno de ellos mostraba un tipo particular de respuesta cerebral antes de podernos sentir confiados en que el cerebro del paciente inconsciente reaccionaba de forma similar", apuntó en el comunicado.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Scientific Reports.

"Esta investigación da credibilidad al hecho de que los enfermeros y médicos de los hospicios han notado que los sonidos de sus seres queridos ayudan a consolar a las personas que están muriendo", aseguró la coautora del estudio, la Dra. Romayne Gallagher, que es una médica de atención paliativa ya jubilada del Hospicio de St. John, en Vancouver.

"Y para mí, esto añade mucho significado a los últimos días y horas de la vida, y muestra que estar presente, en persona o por teléfono, es significativo", aseguró. "Es un consuelo poder decir adiós y expresar amor".

Aunque las evidencias de la actividad cerebral respaldan la idea de que las personas moribundas podrían oír, no se sabe si son conscientes de que están escuchando, anotó Blundon.

"Sus cerebros respondían a los estímulos auditivos, pero no podemos saber si recuerdan, identifican voces o comprenden el lenguaje", añadió. "Todavía faltan muchas preguntas por responder. Este primer vistazo respalda la idea de que debemos seguir hablando con las personas cuando están muriendo, porque en sus cerebros está pasando algo".

Comparte tu opinión