Las olas de calor sin aire acondicionado son una combinación letal en las cárceles de Texas

MARTES, 8 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Las olas de calor podrían estar acabando con las vidas de los prisioneros de Texas, según un análisis, que encontró unas tasas de mortalidad superiores a las normales en las prisiones del estado, que no tienen aire acondicionado.

"La mayoría de las prisiones de Texas no tienen un aire acondicionado universal", anotó la autora principal del estudio, Julie Skarha. "Y en esos ambientes, encontramos un aumento de 30 veces en la mortalidad relacionada con el calor, cuando se comparó con los estimados de la mortalidad relacionada con el calor en la población general de EE. UU.", lamentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Brown. Skarha recibió su doctorado en epidemiología de la Brown.

Las olas de calor sin aire acondicionado son una combinación letal en las cárceles de Texas

En las cárceles de Texas hay unas 160,000 personas, el mayor número entre todos los estados de EE. UU., señalaron los investigadores en las notas de respaldo. El cambio climático aumenta la frecuencia de las olas de calor, y los hallazgos sugieren que quizá se necesite aire acondicionado obligatorio para proteger tanto a los presos como a los trabajadores.

Con frecuencia, el calor es un asesino silencioso, comentó el coautor del estudio, el Dr. David Dosa, profesor asociado de medicina, y servicios, políticas y prácticas de salud de la Brown.

"Hemos observado situaciones similares en los hogares de ancianos, donde el calor no se reporta en los certificados de defunción", apuntó Dosa. "Solo podemos determinar el rol del calor en la muerte de alguien tras realizar estos análisis".

El nuevo estudio examinó la relación entre la exposición al calor y el riesgo de muerte en las cárceles de Texas, y también observó cómo los riesgos variaban dependiendo de si el correccional tenía o no aire acondicionado. Los investigadores combinaron los datos de la Oficina de Estadísticas de Justicia de EE. UU. sobre las muertes en las cárceles de Texas con datos sobre la temperatura de la NASA.

Encontraron que 271 personas fallecieron debido a la exposición al calor extremo entre 2001 y 2019.

Un aumento incluso de un grado por encima de los 85 grados Fahrenheit (29.4 grados centígrados) podría elevar el riesgo diario de fallecer en un 0.7 por ciento, informaron los investigadores.

Más o menos un 13 por ciento de las muertes que ocurrieron durante los meses cálidos podrían ser atribuibles al calor en las prisiones sin aire acondicionado, determinó el equipo.

Un promedio de 14 personas murieron al año de causas relacionadas con el calor en las cárceles de Texas sin aire acondicionado, mientras que ninguna murió por el calor en las prisiones con climatizadas, añadió Skarha.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 2 de noviembre de la revista JAMA Network Open.

Más información

El Servicio Nacional de Meteorología de EE. UU. ofrece información sobre la seguridad cuando hace calor.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Brown University, news release, Nov. 4, 2022

Comparte tu opinión