Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Las nuevas mamás lactaron más tiempo durante la pandemia

LUNES, 22 de mayo de 2023 (HealthDay News) -- A principios de la pandemia de COVID-19, mientras se implementaban las órdenes de confinamiento en casa, las nuevas mamás tendían a dar el pecho a sus bebés unas dos semanas más allá de lo usual, muestra una nueva investigación.

"Las políticas de confinamiento en casa permitieron a las madres seguir lactando en casa, en lugar de volver al trabajo", comentó la coautora del estudio, la Dra. Rita Hamad, profesora asociada de medicina familiar y comunitaria de la Universidad de California, en San Francisco.

Las nuevas mamás lactaron más tiempo durante la pandemia

"Esto sugiere una demanda reprimida de lactancia materna, que podría verse impedida por la falta de una política nacional de licencia familiar remunerada en EE. UU.", señaló Hamad en un comunicado de prensa de la universidad.

Los cierres de los lugares de trabajo en marzo y abril de 2020 crearon un experimento natural respecto a si la capacidad de los padres de recién nacidos de quedarse en casa condujo o no a cambios en los patrones de lactancia, según el estudio.

Usando datos de encuestas nacionales y de los certificados de nacimiento de 2017 a 2020 de más de 118,000 mujeres postparto, los investigadores examinaron si los bebés recibieron o no lactancia materna, y durante cuánto tiempo. Estudiaron la iniciación y la duración de la lactancia para los bebés nacidos tanto antes como después de las políticas de confinamiento.

Los investigadores encontraron que las tasas de mujeres que comenzaron a dar el seno a su bebé no cambiaron. Pero la duración de la lactancia materna de las mujeres que sí comenzaron pasó de menos de 13 semanas a casi 15 semanas, un aumento de un 18 por ciento.

La raza y los ingresos afectaron al resultado. Las mujeres blancas tuvieron el mayor aumento en la duración, de un 19 por ciento. Las mujeres hispanas experimentaron el aumento más pequeño, de alrededor de un 10 por ciento, mostraron los hallazgos.

Mientras que las mujeres con unos ingresos altos también experimentaron un aumento en la duración de la lactancia de más o menos un 19 por ciento, las mujeres con unos ingresos bajos aumentaron en menos de un 17 por ciento.

Es probable que los aumentos de las mujeres blancas y con unos ingresos altos se debieran a que estos grupos tenían unos trabajos que se podían realizar en casa con una mayor facilidad, sugirieron los autores del estudio. Es más probable que los padres hispanos tengan unos trabajos con unos salarios más bajos, que requirieran que realizaran el trabajo de forma presencial.

"Una vez más, la pandemia sirvió para resaltar un área de desigualdad de la salud: las diferencias en los lugares de trabajo que facilitan la lactancia materna", indicó Hamad.

Las mujeres siguieron dando el seno a sus hijos durante más tiempo al menos hasta agosto de 2020. Entonces, los niveles se redujeron hasta igualar a los de antes de la pandemia.

"Nuestro estudio sugiere que la duración de la lactancia materna en EE. UU. sería más alta y más comparable a los países paritarios si a los padres trabajadores les pagaran mientras que quedan en casa para cuidar a sus hijos recién nacidos, en particular los padres de color y los que tienen empleos con unos ingresos más bajos, que no pueden permitirse tomar tiempo libre sin remuneración en el trabajo", planteó Hamad.

La iniciación de la lactancia entre las familias negras y con unos ingresos bajos se redujo durante la pandemia, lo que sugiere un menor acceso al respaldo para la lactancia materna durante las órdenes de confinamiento en casa, según los autores del estudio.

Estados Unidos es el único país con ingresos altos sin una política nacional de licencia remunerada para los nuevos padres, anotaron los investigadores. Apenas un 25 por ciento de las personas que trabajan en la industria privada tienen acceso a una licencia familiar remunerada.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda seis meses de lactancia materna exclusiva.

En marzo, el Presidente Joe Biden afirmó que tiene planes para asignar 325 mil millones de dólares en su propuesta de presupuesto de 2024 para un programa permanente de licencia familiar remunerada.

El estudio se publicó en la edición en línea del 18 de mayo de la revista American Journal of Public Health.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los beneficios de la lactancia materna para el bebé y la madre.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, May 18, 2023

Comparte tu opinión