Las historias hacen que los corazones de los oyentes se sincronicen

MIÉRCOLES, 15 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Las frecuencias cardiacas de las personas se sincronizan cuando escuchan una historia, encuentra un estudio reciente.

"Hay mucha literatura que demuestra que las personas sincronizan su fisiología entre sí. Pero la premisa es que de alguna forma se está interactuando y se está presente físicamente [en] el mismo lugar", señaló el coautor Lucas Parra, profesor de ingeniería biomédica del Colegio de la Ciudad de Nueva York.

Las historias hacen que los corazones de los oyentes se sincronicen

"Lo que hemos encontrado es que el fenómeno es mucho más amplio, y que simplemente seguir una historia y procesar estímulos provoca unas fluctuaciones similares en las frecuencias cardiacas de las personas. Lo que hace que la frecuencia cardiaca suba y baja es la función cognitiva", explicó Parra.

En el estudio, los investigadores realizaron cuatro experimentos. En el primero, unos voluntarios escucharon una lectura de "Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino" de Julio Verne. Mientras la escuchaban, sus frecuencias cardiacas cambiaban según lo que sucedía en la historia. La mayoría de los participantes tenían aumentos y reducciones en la frecuencia cardiaca en los mismos momentos de la historia, encontraron los investigadores.

En el segundo experimento, los participantes vieron videos educativos. Este experimento confirmó que la implicación emocional en una historia no tenía nada que ver. La primera vez que lo vieron, las frecuencias cardiacas de los participantes mostraron fluctuaciones similares. La segunda vez, contaron hacia atrás mentalmente mientras lo veían, y su falta de atención condujo a una reducción en la sincronización de sus frecuencias cardiacas. La conclusión fue que la atención es importante.

En el tercer experimento, los participantes escucharon cuentos para niños, mientras algunos prestaban atención y otros estaban distraídos. Entonces, se les pidió que recordaran partes de los cuentos. Las fluctuaciones en las frecuencias cardiacas predecían qué tan bien les iba al responder a las preguntas sobre el cuento: una mejor sincronización predecía unas mejores puntuaciones en la prueba. Esto indicaba que los cambios en la frecuencia cardiaca resultaban del procesamiento consciente del cuento.

El cuarto experimento fue parecido al primero, pero incluyó tanto a participantes sanos como a pacientes con trastornos de la conciencia, por ejemplo que estaban en coma o en estados vegetativos persistentes. Los pacientes tenían unas tasas más bajas de sincronización cardiaca que los demás participantes. Seis meses más tarde, algunos de los pacientes con una sincronización más alta habían recuperado cierto nivel de conciencia, anotaron los investigadores.

"Lo importante es que el oyente esté prestando atención a las acciones en la historia", señaló el investigador, el Dr. Jacobo Sitt, del Instituto del Cerebro de París y del INSERM. "No se trata de las emociones, sino de estar implicado y prestar atención, y pensar sobre lo que va a suceder luego. El corazón responde a esas señales del cerebro".

Los hallazgos se publicaron el 14 de septiembre en la revista Cell Reports.

Aunque el estudio todavía es muy preliminar, Sitt dijo que podría ser una forma fácil de medir la función cerebral.

Parra observó que, cada vez más, la neurociencia considera al cerebro como parte de un "cuerpo físico y anatómico real".

"Esta investigación es un paso en la dirección correcta de observar la conexión entre cerebro y cuerpo de forma más amplia, en términos de cómo el cerebro afecta al cuerpo", añadió en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Universidad de Stanford ofrece más información sobre la conciencia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cell Reports, news release, Sept. 14, 2021

Comparte tu opinión