Las expectativas de los padres están empujando a los universitarios a un perfeccionismo peligroso: estudio

LUNES, 4 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Los jóvenes de hoy en día se sienten más presionados por las altas expectativas de sus padres, y esto podría estar fomentando un aumento en el perfeccionismo, sugiere un nuevo estudio.

Algunas personas se sienten orgullosas de ser "perfeccionistas", pero en psicología ese término significa algo muy distinto.

Las expectativas de los padres están empujando a los universitarios a un perfeccionismo peligroso: estudio

No se refiere a tener unos estándares altos ni a esforzarse por alcanzar las metas, explicó el investigador principal, Thomas Curran.

"Es una neurosis, un temor de revelar nuestras imperfecciones irredimibles", señaló Curran, profesor asistente de psicología y ciencias de la conducta de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres.

"Si pensáramos de esta forma sobre el perfeccionismo, pocos lo considerarían positivo", añadió.

Lamentablemente, la investigación muestra que está en aumento entre los estudiantes universitarios. En un estudio de 2019, Curran y sus colaboradores encontraron que, en comparación con sus contrapartes de la década de los 1980, los estudiantes universitarios de hoy en día tienen una mayor tendencia al perfeccionismo. Esto fue cierto en los tres países estudiados: Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

En el nuevo estudio, los investigadores encontraron pistas del motivo: desde la década de los 1980, los estudiantes universitarios han estado reportando una creciente presión de sus padres: unas expectativas más altas y más críticas. Y los jóvenes que se sienten presionados tienden a puntuar alto en la escala del perfeccionismo.

Pero esto no dice que los padres tengan la culpa, aclaró Curran.

Según los investigadores, en problema es una sociedad cada vez más competitiva que afecta tanto a los padres como a los jóvenes.

"Se deben recalibrar las expectativas de la sociedad sobre los jóvenes", enfatizó Curran. "Los padres son solo agentes de la presión que proviene de instancias muy por encima de ellos, y muy fuera de su control".

Las escuelas también tienen un rol, apuntó su equipo, con las "interminables" pruebas estándar que separan y califican a los niños en clases, grupos y facultades.

De manera más general, también hay una presión en la clase media, en particular en Estados Unidos. Desde los 1970, anotaron los investigadores, los sueldos se han estancado mientras que el costo de vida se ha disparado. El resultado es que los jóvenes actuales tendrán que trabajar más duramente y ganar más que sus padres solo para tener el mismo estándar de vida.

A esto se añaden las presiones sociales a las que se enfrentan las personas, que siempre han existido, pero que han sido amplificadas por las redes sociales.

"Antes uno se comparaba con las otras personas en su curso de la secundaria, o del vecindario", comentó Yamalis Diaz, profesora asistente clínica de psiquiatría infantil y adolescente de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Con las redes sociales, apuntó, tanto los adultos como los jóvenes se están comparando con una variedad que parece infinita de personas, incluso con desconocidos.

El perfeccionismo es una forma de ansiedad, y los trastornos de ansiedad están aumentando en general entre los jóvenes, dijo Diaz, que no participó en el estudio.

Apuntó que, hoy en día, los jóvenes tienden a llegar a la universidad con un nivel más bajo de preparación, pero incluso más "determinadamente competitivos" que sus contrapartes de años anteriores. Pero al mismo tiempo, los que son "de verdad perfeccionistas" pueden en realidad quedarse paralizados por el perfeccionismo, advirtió Diaz.

Cuando uno teme que los demás lo consideren imperfecto, puede evitar las nuevas experiencias y desafíos, lo que limita su crecimiento.

"Se pone todo el esfuerzo en las cosas en las que ya se es bueno", observó Diaz. "Es una forma desequilibrada de aprender".

Y anotó que cuando las personas basan su autoestima en ser bueno en algo y recibir elogios por ello, es inevitable que sufran cuando eso ya no exista.

¿Qué deben hacer los padres? Según los expertos, animar a sus hijos a probar cosas nuevas, y expresar orgullo por el esfuerzo (y no por los resultados) es el camino correcto.

"Cuando los jóvenes hacen su mejor esfuerzo y sus padres reconocen estos esfuerzos, es menos probable que sientan que el amor de sus padres y su autoestima dependen de que logren un desempeño perfecto", comentó Steven Hendlin, un psicólogo clínico de Newport Beach, California.

Hendlin, que no participó en el estudio, es autor del libro "When Good Enough Is Never Enough: Escaping the Perfection Trap".

Dijo que es común escuchar que los estudiantes universitarios de alto rendimiento digan que sus padres solo los valoran cuando "están a la altura" de algún estándar de rendimiento.

"Esta aceptación condicional les enseña a los jóvenes que no merecen el amor de nadie a menos que estén a la altura", advirtió Hendlin.

Los nuevos hallazgos, que se publicaron en la revista Psychological Bulletin, se basan en docenas de estudios llevados a cabo entre 1989 y 2021 con más de 20,000 estudiantes universitarios de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

En promedio, encontró el equipo de Curran, los estudiantes sentían una presión creciente por las expectativas de sus padres a lo largo de los años, y estas expectativas se asociaban con una tendencia al perfeccionismo.

El estudio encontró que los estudiantes de EE. UU. tendían a reportar un perfeccionismo más "autodirigido" que los estudiantes canadienses o británicos. Esto se refiere al estándar que uno tiene para sí mismo, en lugar del de los demás. Según Curran, el hallazgo podría reflejar la competencia académica más intensa en Estados Unidos.

Como la investigación se enfocó en los estudiantes universitarios, no está claro si existe el mismo patrón entre los jóvenes que no van a la universidad.

Curran dijo que es posible que se enfrenten a menos presión de parte de sus padres. Aunque esto sea cierto, añadió, quizá de cualquier forma los anuncios, las redes sociales y otras presiones para tener cierto aspecto los empujen al perfeccionismo.

Más información

Visite Harvard University Health para más información sobre la ansiedad entre los estudiantes universitarios.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Thomas Curran, PhD, assistant professor, psychological and behavioral science, London School of Economics and Political Science, London; Yamalis Diaz, PhD, clinical assistant professor, child and adolescent psychiatry, NYU Langone Health, New York City; Steven Hendlin, PhD, clinical psychologist, Newport Beach, Calif.; Psychological Bulletin, March 31, 2022, online

Comparte tu opinión