Las clases de música ayudarían a desarrollar el cerebro de los niños

Las clases de música ayudarían a desarrollar el cerebro de los niños
| Foto: HEALTHDAY

Aprender a tocar un instrumento musical ayuda a afinar a los cerebros de los niños, señalan unos investigadores.

En un nuevo estudio, 40 niños (de 10 a 13 años) realizaron pruebas de memoria y de atención mientras se monitorizaba su actividad cerebral mediante IRM funcionales. Ese tipo de prueba de imágenes detecta pequeños cambios en el flujo sanguíneo del cerebro.

Veinte de los niños tocaban un instrumento, habían completado al menos dos años de lecciones, practicaban al menos dos horas por semana, y tocaban de manera regular en una orquesta o un grupo.

Los otros 20 niños no tenían formación en música aparte del currículo escolar.

No hubo diferencias en el tiempo de reacción entre ambos grupos. Pero a los niños con formación musical les fue mejor en la tarea de memoria, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 8 de octubre de la revista Frontiers in Neuroscience.

Y además de una mejor memoria, los niños con formación musical mostraban una mayor activación en unas regiones del cerebro asociadas con el control de la atención y la codificación auditiva, unas funciones asociadas con una mejor lectura, una mayor resiliencia, una mayor creatividad y una mejor calidad de vida.

"Nuestro hallazgo más importante es que hay dos mecanismos distintos que parecen subyacer al mejor rendimiento de los niños con formación musical en la tarea de atención y... memoria", comentó la líder del equipo, Leonie Kausel, violinista y neurocientífica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en Santiago.

La formación musical podría aumentar la actividad funcional de ciertas redes del cerebro, explicó Kausel en un comunicado de prensa de la revista.

El próximo paso de los investigadores es indagar en los mecanismos que encontraron para mejorar la atención y la memoria de trabajo. También planifican estudiar la formación musical en los niños, y quizá evaluar una intervención de formación musical para los niños con un trastorno de déficit de atención e hiperactividad, planteó Kausel.

¿Los hallazgos significan que es buena idea que sus hijos vayan a clases de música?

"Por supuesto que lo recomendaría", enfatizó Kausel. "Pero creo que los padres no deben inscribir a sus hijos solo porque esperan que los ayude a mejorar sus funciones cognitivas [mentales], sino porque también es una actividad que, incluso cuando es muy exigente, les dará alegría y la posibilidad de aprender un lenguaje universal".

Comparte tu opinión