Las buenas bayas: algunos alimentos pueden fortalecer al cerebro

LUNES, 28 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Comer más bayas y beber té podría ayudar a ralentizar el deterioro mental durante el envejecimiento, sugiere una investigación reciente.

En un estudio con más de 900 adultos, los investigadores encontraron que alimentos como estos (que contienen flavonoles antioxidantes) ofrecían beneficios para el cerebro de los adultos mayores. Los flavonoles se encuentran en frutas como las bayas, en las verduras de hojas verdes, en el té y en el vino.

Las buenas bayas: algunos alimentos pueden fortalecer al cerebro

Por ejemplo, las personas que comían una porción de verduras de hojas verdes al día ralentizaban la tasa de deterioro cognitivo en alrededor de un 32 por ciento, en comparación con las personas que no comían ningún alimento con flavonoles, señaló el investigador principal, el Dr. Thomas Holland, profesor de medicina interna del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago.

"Los flavonoles son ricos tanto en antinflamatorios como en antioxidantes", aseguró. "Los alimentos que contienen flavonoles destruyen a los radicales libres y previenen el daño celular. Previenen en daño celular en el cerebro, además de otros órganos, por ejemplo el corazón y el sistema vascular, los riñones, el hígado, etc.".

A Holland no le entusiasma obtener los flavonoles a través de complementos. Cree que la mejor forma de llenarse de flavonoles es a través de la dieta.

"Se obtiene una mayor diversidad de nutrientes de los alimentos", enfatizó. "Me gusta mantener los complementos tal cual, es decir, como complementos. Deben complementar a una dieta saludable".

En el estudio, el equipo de Holland recolectó los datos de 961 adultos, con una edad promedio de 81 años, que no tenían demencia. A lo largo de un promedio de siete años, los participantes completaron cuestionarios anuales sobre su dieta, y tomaron pruebas cognitivas y de memoria. Las pruebas implicaban recordar listas de palabras, recordar número y ponerlos en el orden correcto.

Holland advirtió que el estudio muestra una asociación entre unas cantidades más altas de flavonoles y un deterioro cognitivo más lento, pero que no puede probar una relación causal directa. Además, el recuerdo de las personas de lo que comieron quizá no fuera del todo preciso.

Los investigadores encontraron que las personas que comían la mayor cantidad de flavonoles, unos 15 mg al día (equivalente a más o menos 1 taza de verduras de hojas oscuras) tenían un deterioro de la memoria más lento, en comparación con las que menos consumían, unos 5 mg al día. Esta asociación persistió tras tomar en cuenta la edad, el sexo y el tabaquismo.

Entre los alimentos que más contribuían a ralentizar el deterioro mental se encontraban la col rizada, los frijoles, el té, la espinaca, el brócoli, los tomates, las manzanas, el vino, las naranjas, las peras, el aceite de oliva y la salsa de tomate, dijeron los investigadores.

"Los alimentos de origen vegetal contienen todo un tesoro de potentes nutrientes que ofrecen unos significativos beneficios para la salud", señaló Samantha Heller, nutricionista clínica sénior de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Los flavonoides son solo una familia de más de 5,000 compuestos que se encuentran en las plantas. "En esta familia hay un subgrupo llamado flavonoles", anotó.

Este estudio se enfocó en el contenido de flavonoles en la dieta de las personas y su relación con la salud cognitiva, pero no nos servimos un plato de flavonoles para desayunar, comentó Heller, que no participó en el estudio.

"Comemos alimentos que contienen una variedad de fitonutrientes [compuestos vegetales saludables], como fibra, vitaminas, minerales y compuestos vegetales, como los flavonoles. Estos fitonutrientes funcionan juntos de forma sinérgica, como un equipo, y eso es lo que potencia los beneficios de salud que derivamos de su consumo", aclaró.

Estos elementos interactúan entre sí en muchos procesos biológicos, por ejemplo al reducir la inflamación, respaldar al sistema inmunitario, proteger y reparar las células, y reducir el estrés oxidativo, dijo Heller.

Subrayó que no es probable que un elemento singular de la dieta sea un camino mágico para una vida larga y sana.

"Quizá las personas en este estudio que comían una dieta con más alimentos de origen vegetal experimentaron los mayores beneficios cognitivos, pero esto no se evaluó. La investigación sugiere que implementar cambios para comer más legumbres, verduras, frutas, frutos secos y granos integrales nos ayuda a vivir unas vidas más largas y sanas", aseguró Heller.

Holland se mostró de acuerdo en que los flavonoles, por sí solos, no mantendrán el deterioro mental a raya. El mejor camino para mantener la salud física y mental, aseguró, incluye un estilo de vida saludable completo, con una dieta diversa de frutas y verduras, actividad física y entrenamiento cognitivo, es decir, desafiarse a uno mismo y aprender algo nuevo cada día.

"Además, el sueño y la reducción del estrés serán, en conjunto con todo lo demás, beneficiosos para la salud general", añadió Holland. "Nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde para comenzar a hacer cambios saludables".

El informe se publicó en la edición en línea del 22 de noviembre de la revista Neurology.

Más información

Aprenda más sobre los flavonoles en la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Thomas Holland, MD, instructor, Department of Internal Medicine, Rush University Medical Center, Chicago; Samantha Heller, MS, RD, CDN, senior clinical nutritionist, NYU Langone Health, New York City; Neurology, Nov. 22, 2022, online

Comparte tu opinión