La vitamina D podría ayudar a alargar la vida, según un estudio

MARTES, 25 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Una deficiencia de vitamina D lo pone en riesgo de mucho más que huesos débiles, informa un nuevo e importante estudio.

Una deficiencia de vitamina D en el sistema puede aumentar el riesgo general de muerte prematura, además del riesgo específico de morir de cáncer, enfermedad cardiaca o enfermedad pulmonar, según los datos que se obtuvieron de más de 307,000 residentes de Reino Unido.

La vitamina D podría ayudar a alargar la vida, según un estudio

"Cada una de las formas de muerte por causas específicas que evaluamos reflejan el mismo tema: la importancia de tener una vitamina D suficiente antes de enfrentarse a cualquiera de estas situaciones que ponen a la vida en peligro", señaló el investigador principal, Joshua Sutherland, candidato doctoral del Centro Australiano de Salud de Precisión de la Universidad de Australia Meridional.

La vitamina D es conocida como la "vitamina solar", porque la piel sintetiza el nutriente a partir de la exposición a la luz del sol directa. Se conoce principalmente como un nutriente esencial para desarrollar y mantener unos hueso sanos.

Pero investigaciones anteriores han mostrado que en la mayoría de órganos y tejidos humanos importantes hay receptores de vitamina D, lo que indica que tiene un rol en la regulación de muchas funciones más en el cuerpo, explicaron los investigadores en las notas de respaldo.

Para examinar el grado de importancia de la vitamina D, Sutherland y sus colegas recurrieron al UK Biobank, una base de datos de investigación biomédica a gran escala que contiene información genética y de salud profunda de medio millón de participantes, en Inglaterra, Escocia y Gales.

El equipo de la investigación identificó a poco más de 307,600 personas, de las cuales el UK Biobank tenía medidas disponibles sobre sus niveles de vitamina D en sangre y también datos genéticos.

Las personas con una predisposición genética a sufrir una deficiencia de vitamina D tenían un 25 por ciento más de probabilidades de fallecer de cualquier causa durante el estudio, en comparación con las personas cuya genética promovería unos niveles saludables de vitamina D.

La deficiencia de vitamina D provocada por la genética también aumentó el riesgo de una persona de morir de una enfermedad relacionada con el corazón en un 25 por ciento, de cáncer en un 16 por ciento, y de una enfermedad relacionada con los pulmones en un 96 por ciento, reportaron los investigadores.

Las probabilidades aumentaban incluso más si la deficiencia de vitamina D de la persona se agravaba, lo que indica una relación de respuesta a la dosis entre el nutriente y la salud.

Por ejemplo, una persona con una deficiencia extrema tenía seis veces más probabilidades de fallecer de cualquier causa o de enfermedad cardiaca, tres veces más probabilidades de morir de cáncer, y 12 veces más probabilidades de morir de una enfermedad relacionada con los pulmones.

Hay evidencias médicas que respaldan lo que este estudio muestra respecto al rol de la vitamina D en la lucha contra el cáncer, señaló Emma Laing, directora de dietética del Colegio de Ciencias de la Familia y el Consumidor de la Universidad de Georgia, en Atlanta.

"La vitamina D tiene efectos antinflamatorios y biológicos de otro tipo que se ha mostrado que ralentizan el crecimiento de las células cancerosas y la progresión del tumor", afirmó Laing. "Pero los datos sobre la vitamina D y la incidencia y la mortalidad por el cáncer siguen siendo contradictorios, y todavía se necesitan datos adicionales".

Los estudios anteriores también muestran la importancia de la vitamina D para la salud del corazón, añadió Laing.

"Se ha mostrado que la vitamina D regula los procesos implicados en mantener una presión arterial y una función cardiovascular normales", aseguró Laing. "Aunque varios estudios indican que los complementos de vitamina D reducen el colesterol en la sangre y la presión arterial, y mejoran la salud cardiaca, otros estudios no han mostrado estos beneficios".

Sutherland se mostró de acuerdo en que "hay mecanismos específicos mediante los cuales la vitamina D puede fomentar una mejor salud respecto a la causa de las enfermedades específicas que evaluamos", pero sospecha que el nutriente en realidad tiene una importancia más básica para el cuerpo humano.

"Es probable que el principal rol de la vitamina D en situaciones que ponen a la vida en peligro sea promover la capacidad de retener, al menos, las reservas fisiológicas mínimas requeridas para sostener la vida", planteó Sutherland. "Esto se debe a que los receptores de la vitamina D se encuentran por todo el cuerpo, y debido a esto, muchos sistemas regulatorios en el cuerpo dependen de unos niveles suficientes de la vitamina".

Las personas que no reciben suficiente sol deben comer alimentos ricos en vitamina D, lo que incluye el pescado graso, las setas y los productos como la leche, el jugo de naranja y los cereales fortificados con la vitamina, apuntaron Sutherland y Laing.

Quizá también sea necesario tomar un complemento de vitamina D, "sobre todo si una exposición saludable al sol resulta difícil", comentó Sutherland. "La mayoría de los países tienen directrices nacionales que ayudan a los individuos y a los profesionales de la salud en unas prácticas adecuadas de complementación".

Mejorar los niveles de vitamina D mediante la dieta y los complementos tiene una particular importancia para los adultos mayores, anotó Laing.

"Para los adultos mayores, obtener suficiente vitamina D resulta difícil, porque la capacidad de absorber este nutriente se reduce con la edad y el uso de ciertos fármacos puede impedir la absorción", señaló.

"Si le preocupa no estar obteniendo suficiente vitamina D de la comida, pedir el consejo de su proveedor de atención de la salud puede ayudarlo a determinar si necesita un complemento", continuó Laing. "Un diagnóstico existente de osteopenia u osteoporosis, el historial de alimentación y medicamentos, y los niveles de vitamina D en la sangre son factores que los proveedores de atención de la salud sopesan antes de recomendar complementos dietéticos".

El nuevo estudio se publicó en la edición en línea del 25 de octubre de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre la vitamina D.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Joshua Sutherland, PhD candidate, Australian Center for Precision Health, University of South Australia; Emma Laing, PhD, director, dietetics, University of Georgia’s College of Family and Consumer Sciences, Atlanta; Annals of Internal Medicine, Oct. 25, 2022, online

Comparte tu opinión