La salud mental de los padres puede afectar al cuidado del asma de sus hijos

JUEVES, 3 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Cuando uno de los padres está deprimido, el cuidado del asma de su hijo podría sufrir. Ahora, una investigación sugiere que controlar el asma de un niño podría incluir la evaluación de la salud mental de los padres.

Investigadores de la Universidad del Suroeste de Texas encontraron que tratar la depresión de uno de los padres podía a veces mejorar el control de los síntomas de los niños asmáticos.

La salud mental de los padres puede afectar al cuidado del asma de sus hijos

Alrededor de un 8 por ciento de los niños estadounidenses tienen asma. Entre los síntomas se encuentran falta de aire, tos y respiración sibilante, debido a la inflamación de los pulmones y las vías respiratorias.

"También, el asma es una enfermedad médica que es sensible al estado de ánimo de un paciente, además del cumplimiento con los medicamentos", señaló el Dr. E. Sherwood Brown, profesor de psiquiatría.

El estrés y la depresión en los niños con asma puede provocar una constricción de las vías respiratorias, y empeorar los síntomas. Entonces, este mal control del asma puede exacerbar la depresión de un niño. Unas tasas altas de depresión entre los cuidadores podría también estresar a los niños, lo que empeora sus síntomas de depresión y su control del asma, anotaron los investigadores.

Para estudiar el tema, siguieron a los cuidadores con un trastorno depresivo mayor y a sus hijos con asma persistente a lo largo de un año.

Encontraron que una mejora en la depresión del cuidador se asociaba con menos ataques de asma y un mejor control del asma en los niños.

Esta mejora en el control del asma ocurrió, en parte, a través de una reducción en la gravedad de los síntomas de depresión de los niños.

Los proveedores de atención de la salud quizá deban pensar con una mayor amplitud cuando traten a los pacientes, planteó Brown en un comunicado de prensa de la universidad.

"Quizá sea útil evaluar la depresión tanto en los niños con asma como en los cuidadores", aconsejó Brown. "Identificar la depresión en el cuidador y proveer un tratamiento efectivo podría ayudar a mejorar el control del asma en el niño".

Con frecuencia, los expertos en trastornos pulmonares observan depresión en los pacientes con asma con un riesgo más alto, señaló el Dr. Andrew Gelfand, un pulmonólogo de la UT del Suroeste que no participó en el estudio. Estos casos conducen a implicar a un psiquiatra o a un aumento en los medicamentos, si los síntomas de asma del paciente no mejoran.

"Este estudio define otra oportunidad para evaluar y mejorar la atención del paciente", aseguró Gelfand. "No se trata solo de que la salud mental del paciente pueda mejorar sus resultados: evaluar la depresión en sus padres también puede ser un paso esencial para mejorar los resultados de los asmáticos mal controlados".

Cada año, unos 4,000 estadounidenses mueren de asma.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el asma.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: UT Southwestern, news release, Oct. 28, 2022

Comparte tu opinión