SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Futuro incierto en el Senado para el proyecto de ley de salud

Por HolaDoctor -

Los republicanos de la Cámara de Representantes consiguieron una ajustada victoria el jueves con la aprobación del proyecto de ley que podría empezar el proceso de modificación de la ley de salud conocida como Obamacare.

Pero su victoria podría durar poco,  porque ahora le toca al Senado crear su versión de reforma a la controversial iniciativa,  formalmente conocida como la Ley de Protección del Paciente y del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Patient Protection and Affordable Care Act).

Miembros influyentes del Senado ya están diciendo que su versión podría tener un aspecto significativamente distinto que la versión de la Cámara.

Dudas sobre el apoyo en el Senado

La senadora republicana Susan Collins (por Maine) dijo que la propuesta de ley de la Cámara plantea "más preguntas que respuestas sobre sus consecuencias". 

Afirmó que las personas con afecciones médicas preexistentes no deberían enfrentarse a "ninguna barrera para tener una cobertura" y que los créditos fiscales de la Cámara "no toman en cuenta adecuadamente los niveles de ingresos" o las diferencias regionales en los costos médicos, reportó Associated Press.

Collins y la senadora republicana Lisa Murkowski (por Alaska) también se han opuesto a los recortes de dinero federal a Planned Parenthood. El proyecto de ley que la Cámara aprobó el jueves acaba con los pagos federales durante un año a Planned Parenthood, que ofrece la realización de abortos, pero que, por ley, no puede usar fondos federales para realizarlos, reportó el servicio noticioso.

Y el senador republicano Rob Portman (por Ohio) señaló que "ya he dejado claro que no respaldo el proyecto de ley de la Cámara tal y como está construido". Dijo que le preocupaba particularmente los recortes propuestos para Medicaid, incluyendo la financiación para el tratamiento de personas con problemas con los opiáceos. Afirmó que se aseguraría de que "las personas que estén afectadas por esta epidemia puedan seguir recibiendo el tratamiento", según AP.

El Washington Post informó sobre la falta de acuerdo entre los republicanos del Senado sobre cómo incluso empezar el proceso de redactar el borrador del proyecto de ley. Por ejemplo, el Senado no puede revisar la legislación hasta que la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), una entidad no partidista, realice una estimación de costos, lo que podría tardar semanas, afirmó el periódico.

Lindsey Graham, senador republicano por Carolina del Sur, ilustrando la preocupación de los senadores republicanos, tuiteó el jueves: "Un proyecto de ley (que se finalizó ayer, que no ha sido valorado [por la CBO], al que no se han permitido hacer enmiendas y con un debate final de 3 horas) se debería considerar con precaución".

Independientemente de cuál sea el resultado en el Senado, cualquier cambio que se realice en la propuesta de ley de la Cámara conducirá a una reunión de los miembros de ambas cámaras para trabajar en las diferencias.

Revocar y reemplazar,  el objetivo que el partido republicano ha perseguido durante 7 años. Los republicanos de la Cámara aprobaron el proyecto de ley el jueves con escasa ventaja: 217-213

Se puede decir que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio fue el mayor logro doméstico del ex presidente Barack Obama. El Presidente Donald Trump ha hecho que la revocación y el reemplazo de la misma sea una prioridad de su nueva administración.

Desde el 2010, el momento de la aprobación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, considerada la mayor expansión de la atención médica en 50 años, los republicanos han presionado para revocarla.

¿Por qué a los republicanos no les gusta Obamacare?

Los republicanos han mantenido desde hace mucho que la ley es una extralimitación sin precedentes de la autoridad del gobierno federal. El Partido Republicano consideró que la cláusula que requiere que la mayoría de los estadounidenses mantengan una cobertura médica, o que paguen una multa, es particularmente onerosa.

Muchos gobernadores y fiscales generales republicanos estatales también se opusieron a la obligatoriedad de la ley de ampliar Medicaid, lo que resultó en demandas judiciales que finalmente llevaron a que la Corte Suprema de EE. UU. ordenara que la ampliación de Medicaid fuera optativa.

Los grupos médicos y de pacientes criticaron esta última repetición del proyecto de ley de la Cámara, al afirmar que debilitaba ciertas protecciones de la Obamacare para los pacientes.

La propuesta de los republicanos de la Cámara retira la financiación para algunas cláusulas nucleares de la Obamacare y relaja la normativa de los mercados de seguros.

Puntos clave de la propuesta republicana

  • El proyecto de ley acaba con la llamada obligatoriedad del seguro individual de la Obamacare, que requiere que la mayoría de los estadounidenses tengan un seguro o paguen una multa.
  • Las aseguradoras no pueden limitar el acceso a la cobertura del seguro médico a las personas con afecciones preexistentes. Pero los estados pueden solicitar dispensas de las leyes federales que establecen las tarifas, lo que permite a las aseguradoras cobrar unas tarifas más altas a las personas si no mantienen la continuidad de una cobertura de seguro.
  • El proyecto de ley establece una financiación para ayudar a los estados a crear grupos de alto riesgo a fin de cubrir a las personas con las afecciones médicas más costosas que se quedan fuera del mercado del seguro individual debido al precio.
  • Reemplaza el sistema actual de créditos fiscales por las primas en función de los ingresos por un programa simplificado de créditos fiscales reembolsables en función de la edad de la persona.
  • Elimina los subsidios para los costos compartidos. Estos subsidios ayudan a reducir los copagos y los deducibles para ciertos clientes de la Obamacare con bajos ingresos.
  • Casi duplica el monto de dinero que los estadounidenses pueden ahorrar en las cuentas de ahorro de salud.
  • Detiene las ampliaciones adicionales de Medicaid según la Obamacare, revisa el modo en que Medicaid recibe la financiación y permite a los estados imponer un requisito de trabajo a ciertos beneficiarios de Medicaid.

Los republicanos afirman que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio es insostenible. Tras el aumento de doble dígito del promedio de las primas de seguro médico en 2017 y el hecho de que más aseguradoras médicas hayan decidido salir de los mercados de seguro de la Obamacare, los legisladores republicanos afirman que es el momento de intervenir antes de que la ley se desplome.

El economista Anthony LoSasso, profesor de políticas y administración de la salud en la Universidad de Illinois, en Chicago, afirmó que la propuesta de los republicanos de la Cámara representaba "la mejor esperanza" a fin de prevenir la caída en espiral del mercado de seguros individuales.

"Hay una buena razón para pensar que esto realmente rejuvenece los mercados y hace que las aseguradoras no quieran abandonarlos", dijo.

La presión por parte de los republicanos por reemplazar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio llega a medida que hay más aseguradoras que han abandonado el programa o reducido su participación para 2018.

Aetna Inc. declaró que se retirará del mercado de seguros médicos individuales de Virginia de 2018, según informes noticiosos. Medica, la única aseguradora que queda de la Obamacare que ofrece una cobertura estatal en Iowa, advirtió que se retiraría a menos que obtenga ayudas del gobierno estatal o federal, según varios reportes.

Muchos analistas de la política sanitaria afirman que la medida de los republicanos de la Cámara podría llevar a unas primas más altas para los estadounidenses pobres, de más edad y más enfermos.

La propuesta prohíbe a las aseguradoras que limiten "el acceso a la cobertura médica" de las personas con afecciones preexistentes. Pero los estados podrían solicitar dispensas de las normas de establecimiento de tarifas del gobierno federal. En esos estados, las aseguradoras podrían cobrar a las personas con afecciones preexistentes más dinero por la cobertura a menos que se mantengan inscritos de forma continua en el mismo plan de seguro.

Christine Eibner, economista de la RAND Corporation, afirmó que podría ser difícil para las personas mantener la cobertura continua en determinadas circunstancias.

"Por ejemplo, si una persona pierde el trabajo, podría perder el acceso a la cobertura financiada por su compañía, al tiempo que experimenta una gran pérdida de ingresos", dijo. Esa persona podría "jugársela y quedarse sin seguro durante un tiempo" y podría estar en riesgo de aumentos futuros en las tarifas.

Eibner dijo que las personas con unos ingresos más bajos "podrían estar en un riesgo particular de quedarse sin cobertura por problemas de asequibilidad económica, y luego enfrentarse con aumentos de las tarifas en el futuro".

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad