La mitad de las personas infectadas con ómicron quizá ni se enteraron, según un estudio

MIÉRCOLES, 17 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- ¿Es usted una de esas personas que piensan que, por algún milagro, han logrado evitar la infección con la COVID-19 tras más de dos años de pandemia?

Quizá se equivoque, afirma una nueva investigación, que descubrió que la mayoría de las personas infectadas por la variante ómicron, que es altamente contagiosa, tuvieron unos síntomas tan leves que ni sabían que se habían infectado.

La mitad de las personas infectadas con ómicron quizá ni se enteraron, según un estudio

Un 56 por ciento de los infectados no se dieron cuenta de que tenían COVID-19, informan los investigadores. Estudios anteriores habían encontrado que hasta un 80 por ciento de los infectados nunca experimentaron síntomas.

"Estos hallazgos ayudan a confirmar lo que hemos sospechado durante cierto tiempo, que muchas infecciones con la COVID no se están detectando ni reconociendo, en parte porque no resultan en muchos síntomas, y en parte porque hay un acceso o un uso limitados de las pruebas diagnósticas", comentó la investigadora principal, la Dra. Susan Cheng, del departamento de cardiología del Instituto Cardiaco Smidt del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

"Es probable que el hecho de que la mayoría de las personas con COVID no sean conscientes de su estatus, sobre todo mientras la pueden transmitir de forma activa, sea un importante factor propulsor de la pandemia en curso que todos estamos todavía intentando superar", añadió.

El estudio, el equipo de Cheng tomó muestras de sangre de trabajadores de atención de la salud, y en 2021, también pudieron recolectar muestras de sangre de pacientes. Esa parte del estudio fue financiada por Sapient Bioanalytics, que hizo las pruebas del virus en las muestras.

Los investigadores pidieron a casi 2,500 trabajadores de atención de la salud y pacientes que contribuyeran muestras de sangre justo antes o después del inicio de la oleada de ómicron.

Identificaron a 210 personas que estaban infectadas con la variante ómicron. Apenas alrededor de un 44 por ciento de estas personas sabían que habían estado infectadas. Entre las que no lo sabían, solo un 10 por ciento dijeron que tuvieron síntomas, que habían atribuido a un resfriado común o a otra infección.

"Más de la mitad de las personas que desarrollaron una infección con la ómicron no fueron conscientes de su infección. En la mayoría de los casos, tuvieron síntomas leves, o no los tuvieron. En los pocos casos en que hubo síntomas leves, estos síntomas se atribuyeron a alguna otra causa, por ejemplo, el resfriado común", señaló Cheng.

Para intentar vencer a la pandemia, es esencial que las personas sepan que pueden tener COVID-19 y no tener ningún síntoma o solo síntomas leves, pero de cualquier forma propagar la infección a otros, enfatizó.

"Aumentar la concienciación sobre la infección podría ayudar mucho a frenar la propagación continua de la COVID en las comunidades", aseguró Cheng. "Como las tasas de concienciación sobre la infección parecen ser bajas, hay mucho que mejorar. Ahora contamos con las herramientas para lograr esta mejora, y cada uno podemos hacer nuestra parte para, con algo de suerte, superar esta pandemia más rápido, y juntos".

El Dr. Marc Siegel, un experto en enfermedades infecciosas y profesor clínico de medicina del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York, dijo que este estudio muestra con claridad que la COVID-19 ha infectado a muchas más personas de lo que se ha reportado.

"Hay mucha más COVID leve o asintomática, o con unos síntomas muy, muy leves, de lo que estamos reconociendo, y esto significa que se está desarrollando mucha inmunidad, al menos contra esta variante", afirmó. "Esto podría explicar el panorama general del estado actual de la pandemia, que es que hay muchos casos leves, pero también hay muchos casos graves".

Siegel piensa que la inmunidad que se obtiene del virus quizá se haya subestimado.

"Tiene una importancia particular ahora, cuando vemos lo fácil que se transmite", dijo. "Sabemos que se dejan muchos sin contar. Cuando veo 100,000 casos al día, pienso que en realidad hay un millón de casos. Estamos llegando al punto en que la inmensa mayoría de las personas en Estados Unidos han tenido COVID de una forma u otra".

La combinación de la inmunidad a partir del virus en sí y la obtenida mediante la vacunación podría ayudar a ralentizar la pandemia, planteó Siegel.

La vacunación es importante para prevenir la enfermedad grave, en particular entre los que tienen el riesgo más alto. "Animo a los pacientes a ponerse los refuerzos para reducir el riesgo de hospitalización", comentó.

Siegel prevé ver pronto unas nuevas vacunas que serán más efectivas que las actuales, lo que incluirá a vacunas nasales y vacunas universales contra los coronavirus.

El informe se publicó en la edición en línea del 17 de agosto de la revista JAMA Network Open.

Más información

Si desea obtener más información sobre la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Susan Cheng, MD, MPH, department of cardiology, Smidt Heart Institute, Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles; Marc Siegel, MD, clinical professor, medicine, NYU Langone Medical Center, New York City; JAMA Network Open, Aug. 17, 2022, online

Comparte tu opinión